Época de fiestas: conoce las reglas de etiqueta imprescindibles para todo invitado

Texto: Cecilia Palacios

Estamos en época de fiestas: Acción de Gracias, Navidad, Año Nuevo. Cualquier motivo es bueno para reunirse con la familia y los amigos a festejar, pasando un buen momento. Si disfrutas de visitar a tus parientes, pero no quieres ser una molestia para nadie, conoce las reglas de etiqueta imprescindibles que harán que tu anfitrión se sienta más a gusto con tu presencia.

Reuniones familiares: ser un buen huésped es fundamental. - Foto: Echo/Getty Images

Qué hacer y qué evitar en cenas y reuniones

. Toma las invitaciones seriamente. Responde rápidamente si podrás asistir, y si debes cancelar, avisa con anticipación, sugiere la revista Forbes. Sigue más consejos de esta publicación.

. No llegues temprano. Los últimos minutos son vitales para que los dueños de casa pongan todo a punto.

. Ofrece ayuda. Pregunta qué puedes hacer para facilitar la tarea de quien te ha invitado.

. Lleva un regalo. Muestra tu gratitud al tiempo que emplearon tus anfitriones para recibirte como te mereces.

. Avisa si vas acompañado. Si vas con tu pareja o con tus hijos, notifica al anfitrión, aconseja la especialista en reglas de etiqueta Lizzie Post, a través de la revista Woman’s Day. A continuación otra recomendación de la experta.

. Vigila a tus niños. Aunque el momento sea distendido, presta atención a lo que hacen tus hijos. Habla con ellos para que se comporten bien.

Cómo ser un huésped ideal cuando te quedas más de una noche

. Indica cuánto tiempo te quedarás. Para que el anfitrión pueda organizarse,     apunta la revista Reader’s Digest.

. Respeta las áreas comunes. No desordenes los ambientes y deja todo limpio.

. Haz tu cama y lava tu ropa. No estás en un hotel, ¡sé considerado!

. Infórmate sobre las reglas de la casa. Horarios de comidas, ducha, limpieza y orden: la casa tiene una organización que debes respetar.

. Dale espacio al anfitrión. Aunque te inviten con gusto, seguramente apreciarán algo de tiempo a solas.

. Deja un regalo de despedida. En gratitud por todo lo que han hecho por ti.

¡Así que ya lo sabes! No hay excusas para no ser un huésped ideal.

Y tú, ¿qué haces para ser un invitado ejemplar?

También te puede interesar:
10 ideas de centros de mesa ¡muy otoñales!
Un patio pequeño puede destacarse, con algo de creatividad