10 remedios naturales contra las aftas

Las aftas son pequeñas úlceras dolorosas localizadas en la mucosa bucal. Suelen ser síntoma de una disfunción digestiva tras un tratamiento médico, de una mala alimentación, de una bajada de las defensas o de un problema dental. Existen remedios naturales que pueden calmarlas rápidamente con la ventaja de no tener efectos secundarios. Toma nota de los consejos de Corinne Allioux Goldfarbe, naturópata. ¡Cuidado! Estos remedios naturales no sustituyen a los tratamientos farmacológicos. Si los síntomas persisten o se agravan, consulta a tu médico de cabecera.

Unas gotas de aceite esencial de laurel noble

Antibacteriano, antiviral, fungicida, analgésico y regulador del sistema nervioso, el aceite esencial de laurel noble se utiliza puro en aplicación local. También es eficaz en caso de enfermedad periodontal y de gingivitis.

Echa 1 gota sobre un bastoncillo de algodón y aplica localmente en adultos y niños a partir de los 3 años, de 2 a 3 veces al día hasta notar mejoría. Se puede utilizar en bebés si se diluye en 1 gota de aceite vegetal de albaricoque.

No utilizar durante los 3 primeros meses de embarazo. 

Una tisana de salvia

Tónico general, antiséptica, antisudoral, depurativa, astringente, cicatrizante, digestiva, la salvia se utiliza en caso de aftas, estomatitis, anginas, neuralgias dentales, así como sobre heridas o a modo de antitranspirante. También se puede utilizar como enjuague bucal para reforzar su acción local.

Mete 20 g de hojas + 20 g de flores de salvia en 1 litro de agua hirviendo y deja reposar durante 10 minutos. Bebe 3 tazas al día en ayunas y preferiblemente entre las comidas.

No utilizar en embarazadas, lactantes, personas epilépticas y niños menores de 7 años.

Tintura madre de caléndula

La caléndula, también llamada "botón de oro", calma las irritaciones externas y las úlceras cutáneas y de las mucosas.

Es un excelente antiséptico, cicatrizante, calmante, diurético y antiinflamatorio.

Aplica la tintura madre (plantas frescas maceradas en alcohol) sobre las aftas con ayuda de un bastoncillo, durante 1 semana.

También es eficaz para heridas, quemaduras y quemaduras solares, irritaciones cutáneas, llagas bucales y grietas en la piel.

No utilizar en mujeres embarazadas y lactantes, ni en niños menores de 6 años.

Una aplicación de vinagre de sidra de manzana

Mineralizante, antiséptico, rico en encimas, vitaminas y minerales, regulador del pH, el vinagre de sidra de manzana es muy eficaz para acabar con las aftas.

Bastará con utilizarlo puro directamente sobre las aftas con la ayuda de un bastoncillo, entre 2 y 3 veces al día.

Este remedio también es eficaz para las picaduras de insectos, quemaduras solares, dolores de garganta y musculares.

Aunque no existe ninguna contraindicación, la aplicación del vinagre puede picar ligeramente y desagradar a los más pequeños.

Un dentífrico de arcilla y salvia BIO

Antibacteriano, antiinfeccioso, purificante, desinfectante y respetuoso con la flora bucal, este dentífrico se utiliza como un dentífrico clásico. Puedes encontrarlo en tiendas BIO.

Lávate los dientes 3 veces al día después de las comidas como complemento de los remedios aconsejados. 

No existe ninguna contraindicación.

Gránulos homeopáticos Borax

Es un remedio dermatológico específico para las aftas, incluido en recién nacidos.

Deja disolver debajo de la lengua 5 gránulos Borax 5 CH cada 2 horas si hay dolor y luego 5 gránulos 3 veces al día durante 1 semana.

Los gránulos se deberán tomar preferiblemente en ayunas y fuera de las comidas hasta notar mejoría. Puedes diluirlos en un poco de agua para administrarlos a un niño pequeño.

Este remedio también es eficaz en caso de diarreas en lactantes asociadas a la salida de los dientes, para el mareo en medios de transporte y la psoriasis.

Evita consumir menta durante el tratamiento (comprueba la composición de tu dentífrico), así como café y tabaco.

Bicarbonato de sodio para uso alimentario

El bicarbonato de sodio para uso alimentario neutraliza la acidez. Es un potente antifúngico y desinfectante.

Es eficaz en caso de aftas y de mal aliento, protege contra el sarro, las inflamaciones y las micosis bucales, así como contra el ardor de estómago, las digestiones difíciles y varios tipos de micosis.

En enjuague bucal, mezcla 1 cucharada sopera de bicarbonato en un vaso de agua templada o fría y luego aclara.

También puedes utilizarlo en aplicación local formando una pasta con ¾ de bicarbonato + ¼ de agua. Deja actuar durante 8 minutes y luego aclara con agua.

Aunque no existe ninguna contraindicación, es mejor evitar su uso como enjuague bucal en niños menores de 3 años.

Zumo de arándanos

Los arándanos poseen propiedades naturales astringentes, antisépticas y bactericidas.

Beber zumo de arándanos sin azúcar o tomar arándanos en todas sus formas (zumo, bayas frescas o secas, congeladas o en decocción) permitirá acabar rápidamente con las aftas.

También están indicados en caso de estomatitis, candidiasis, faringitis, diarreas, trastornos circulatorios o de la visión.

Bebe 3 vasos de zumo sin azúcar al día antes de las comidas o mastica directamente las bayas frescas o secas favoreciendo el contacto con las aftas, y luego escúpelas.

Aunque no existe ninguna contraindicación puede estreñir a los sujetos sensibles, sobre todo a los niños pequeños.

Bálsamo maya

Este bálsamo, completamente natural, hecho a base de jojoba, propóleo y Tepezcohuite (árbol mexicano) repara la piel y las mucosas. Está indicado para todos los problemas de la piel (acné, eccema, psoriasis, herpes, etc.), quemaduras, envejecimiento cutáneo y eritema del pañal en los bebés. También puede ser utilizado en la cavidad bucal. Es apreciado por sus propiedades cicatrizantes, antibióticas, antibacterianas, antisépticas y antidolor.

Aplícalo directamente sobre las aftas con la ayuda de un bastoncillo, 3 veces al día hasta su desaparición.

No utilizar en menores de 1 año en la zona de la boca. 

Propóleo

El propóleo actúa como un antibiótico natural. Es muy eficaz en uso externo. También es un antiinflamatorio, antimicrobiano, antiviral y antifúngico y puede ser utilizado en caso de aftas, de inflamación de las encías, de micosis, candidiasis o infección dental. 

Disponible en tiendas BIO, el propóleo también puede ser utilizado en spray directamente en la boca, en pastillas para chupar o en pasta de masticar similar a un chicle.

No utilizar en niños menores de 36 meses ni en personas alérgicas a los productos de la colmena.

S. Catalan-Massé

Fuente: Entrevista a Corinne Allioux Goldfarbe, naturópata

Más información:
10 remedios naturales contra las agujetas
10 remedios naturales contra el insomnio
10 remedios naturales para prevenir o aliviar las picaduras de mosquito