A 16 días del brutal choque, la exreina de la Vendimia Giuliana Lucoski abrió los ojos y hasta habló

·4  min de lectura
La exreina nacional de la Vendimia Giuliana Lucoski
La exreina nacional de la Vendimia Giuliana Lucoski

MENDOZA.– Giuliana Lucoski abrió los ojos y empieza a mostrar signos de recuperación, lentamente. El brutal accidente que sufrió esta exreina de la Vendimia, de 28 años, cuando viajaba en la moto que conducía su novio, dejó en vilo a toda Mendoza, que día a día pide por su salud. De acuerdo con los últimos reportes médicos, el escenario comenzó a ser favorable para la joven, ya que, tras superar diversas cirugías en diferentes partes del cuerpo, no presenta lesiones neurológicas, aunque su pronóstico sigue siendo reservado. Esta tarde, se conoció que la joven pudo hablar.

“Situación inaceptable”: la advertencia de una experta sobre el efecto menos pensado de la mala alimentación en la infancia

Lucoski evidencia una paulatina y progresiva evolución en su estado general, dentro de la gravedad del caso. Los profesionales del Hospital Central, el principal efector de alta complejidad de la provincia, indicaron que se encuentra “hemodinámicamente estable”. Pero lo más llamativo y esperanzador, sobre todo para la familia de la joven, es el resultado del estudio de resonancia magnética de cerebro, que no registró daños demostrables. “Continúa con picos febriles aislados y asistencia respiratoria en proceso de desvinculación. También se observó una apertura ocular espontánea, obedece órdenes simples y moviliza miembros”, agrega el parte médico.

La reina nacional de la Vendimia de 2016 tuvo un grave siniestro vial el domingo 8 de este mes, cuando viajaba en moto con su pareja, el cirujano Ricardo Luna, quien conducía por el Acceso Sur y se incrustó en la parte trasera de un Dodge 1500. El fuerte impacto desplazó varios metros a la joven, que sufrió todo tipo de golpes y lesiones, tanto en el cuerpo como en la cabeza, por lo que ingresó en grave estado a la terapia intensiva del Hospital Central.

Su novio, de 46 años, recibió heridas menores y con el correr de los días fue dado de alta, aunque se mantiene en rehabilitación. El hombre, con quien la exreina tenía fecha de casamiento para fines de mayo, quedó imputado por el delito de lesiones culposas graves, además de enfrentar una causa en un juzgado vial por infringir el límite de alcohol permitido por la ley provincial.

Cerrojo

De acuerdo con los allegados a la familia, hasta ahora el hombre ingresó una sola vez al hospital a ver a Lucoski y no podrá volver a visitarla hasta que ella muestre mayores signos de recuperación y lo solicite expresamente.

Familiares, amigos y allegados a la joven, sobre todo otras exreinas de la Vendimia, están pendientes de cada paso en la evolución de Giuliana y lo transmiten a diario por las redes sociales. Además de encabezar campañas de donación de sangre, juntan fuerzas entre los mendocinos para que todos los mensajes de aliento lleguen al hospital.

“Giuliana no tiene ningún daño neurológico y ya tuvo respuestas. La resonancia que se hizo era por ‘las dudas’ nada más y salió todo perfecto. Que tengan una buena semana, sigamos mandando buenas energías a Giuli”, expresó en las últimas horas Nicolás, el hermano, en sus redes sociales. Según trascendió, son cada vez más las reacciones de la joven a los estímulos que realiza su círculo íntimo.

El hecho se produjo durante la tarde del 8 de mayo sobre la ruta 40, en el transitado Acceso Sur, en Luján de Cuyo, a unos 15 kilómetros de la capital provincial. El estado en el que quedó la parte trasera del Dodge 1500 evidencia el gran impacto recibido en el siniestro. Al salir despedida de la moto, Lucoski sufrió politraumatismos graves, varias fracturas y neumotórax. Desde entonces, fue sometida a una laparotomía exploradora, estabilización de pelvis con tutores externos, tracción de fémur y craneotomía, además de intervenciones neuroquirúrgicas, siempre con asistencia respiratoria.

Entre los partes médicos más recientes, que comenzaron a evidenciar signos positivos, se destaca “evolución del tronco cerebral, apertura ocular, leve movimiento de sus miembros, esperando respuesta neurológica”. Ahora, según el último reporte, al no demostrar lesiones y comenzar a obedecer a diversas órdenes, el escenario empieza a ser aún más alentador.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.