3 estrategias para evitar los celos entre hermanos

Después de la llegada de un hermanito es “normal” que el hijo mayor experimente una cascada de emociones, sensaciones y sentimientos, y que aparezcan los llamados “celos”.

Normalmente, los niños demuestran que están celosos con comportamientos que no tenían como berrinches o una mala conducta. Esto es una forma de mostrar su malestar o que sus necesidades no están siendo atendidas correctamente.

Como papás, sólo se necesita ayudar al pequeño a entender esas emociones que están ocasionando su comportamiento y ayudarle a comprender que tendrá una persona más para amarlo. ¿Cómo hacerlo? Checa estas tres estrategias:

1. Estrecha vínculos con tu hijo

Es importante demostrarle a tu pequeño que siempre estarás a su lado y que contará contigo en todo momento. Conéctate con sus emociones y entiende lo que está sintiendo.

2. Crea momentos divertidos

Haz que tu hijo se ría, al hacerlo su cuerpo produce endorfinas, que son hormonas que ayudan a superar cualquier sentimiento negativo (miedos, angustia, nervios), y a estrechar vínculos con los demás.

3. Incluye al hermano mayor en el cuidado del menor

Deja que te ayude a cambiarlo de pañal (que te dé las cosas que necesitas), pídele consejos sobre algo relacionado con el bebé o explícale por qué deben tener ciertos cuidados con la personita que acaba de llegar a casa.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Cambridge, los padres que construyen un diálogo constructivo y de conexión con sus hijos sobre sus pensamientos y emociones, tienen un “andamio emocional” más efectivo.

Así que siempre reconoce los sentimientos de tus hijos, JAMÁS les restes importancia, conéctate con él y dale mucho amor y cariño.