3 razones por las que la disco Baby’O de Acapulco será recordada por siempre

·2  min de lectura

La discoteca Baby’O de Acapulco, uno de los sitios más emblemáticos de la ciudad durante las décadas de los 80 y 90, terminó en pérdida total luego de un incendio que ocurrió en la noche del miércoles 29 de septiembre.

El secretario de Protección Civil de Guerrero, Marco César Montes, explicó a TV Azteca que las autoridades se encuentran buscando las causas del incendio que dejó destruyó la icónica discoteca de Acapulco ubicada en la Avenida Costera Miguel Alemán.

El incendio inició aproximadamente a las 21:30 horas, pero no había personas en el interior ya que el Baby’O, que abrió sus puertas en 1976, había permanecido cerrado desde el inicio de la pandemia.

Para recordar este antro icónico, acá te dejamos 5 razones por las que el Baby’O fue legendario durante los 80, 90 y más.

La otra casa de Luis Miguel

Gran parte de la popularidad de esta discoteca fundada por Eduardo Cesarman se debe a Luis Miguel, ya que “El Sol de México” la frecuentaba muuuuuuy seguido, especialmente durante la década de 1980.

Hasta en su serie de Netflix aparece una escena donde Luis Miguel estrena el sencillo ‘Cuando calienta el Sol’ en el Baby’O.

El nombre se debe a Dean Martin

Según relató a EFE el gerente de mercadotecnia de Baby’O, Carlos Hernández, la discoteca llevaba ese nombre por la canción de Dean Martin llamada de la misma forma.

Las celebridades internacionales lo amaban

Luis Miguel no era el único famoso que frecuentaba la discoteca.

Artistas, deportistas y celebridades de México y otras partes del mundo también pasaron buenos ratos en el Baby’O. Entre ellos estaban Sylvester Stallone, Geena Davis, Julio Iglesas, Elizabeth Taylor, Bono, Tony Curtis, Michael Jordan, Donna Summer y muchos más.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.