Los 4 errores en tu dieta que hacen que envejezcas más rápido

·4  min de lectura

Mantener una piel bonita y firme es posible gracias a enfoques 360º en los que no solo importan los cosméticos, aunque ayudan mucho, ya que cada día surgen nuevas tendencias en belleza con las que reforzar los rituales antiedad y que marcan la diferencia a largo plazo. La gimnasia facial, por ejemplo, se perfila como un método no invasivo eficaz con el que esculpir los contornos, ganar en definición e incluso imitar el efecto de los rellenos estéticos. Llevar un estilo de vida activo, protegerse frente al daño que provocan los rayos solares y otros factores externos, e incluso trabajar para reducir los niveles de estrés son otras de las bazas con las que poner al paso del tiempo de tu parte. Una estrategia antiaging en la que la alimentación también juega un papel fundamental, sobre todo si preparas tus recetas con los alimentos que podrían acelerar la velocidad a la que envejeces. A continuación, descubre cuáles son los 4 errores de tu dieta que conspiran contra ti sin que lo sepas.

VER GALERÍA

dieta-envejecer-dulce
dieta-envejecer-dulce

-Supersérums de primavera: conoce la cosmética que transformará tu piel

1. Abusas del azúcar

A las más golosas les va a costar asumir esta realidad pero, según el doctor Nichollas Perricone, los alimentos más dulces no solo engordan... también son culpables de acelerar el envejecimiento: "El azúcar es responsable principal de la glicación, proceso por el que las moléculas de los azúcares se adhieren a las fibras de colágeno y provoca que pierdan elasticidad", explica el experto en dermatología y autor de la dieta antiedad bautizada con su nombre. La doctora Paula Rosso, especialista en nutrición del Centro Médico Lajo Plaza, también la señala como responsable de procesos acneicos inesperados: "El azúcar favorece la inflamación de la piel y puede provocar en algunas personas –y a cualquier edad- brotes de acné. La mejoría se constata sólo con dejar de tomar alimentos azucarados". Como advertencia, la Dra. Rosso añade que en el caso de "los edulcorantes sus efectos están menos probados, pero se sabe que son más artificiales y que obviamente pueden dañar también la piel. En muchos casos además, provocan un efecto rebote que aumenta el deseo de consumir carbohidratos", como el aspartamo, por ejemplo.

La buena noticia es que el chocolate no solo sí que está permitido, además es bueno si se controlan las porciones y se elige una variedad sin leche, sin azúcares añadidos y en su forma más pura. La razón es que posee un gran poder antioxidante que combate el daño de los radicales libres, interviene en la fijación del calcio en el organismo e incluso regula los niveles de azúcar en sangre.

VER GALERÍA

dieta-envejecer-pasta
dieta-envejecer-pasta

2. Te apasiona la pasta

La gastronomía italiana es un comodín delicioso a la hora de preparar cualquier comida, sin embargo, tampoco es recomendable abusar de ella: "Su alto índice glucémico es un gran responsable de la glicación. Lo mismo ocurre con otros como el pan blanco o los copos de maíz", revela el Dr. Perricone. Como alternativa a las harinas blancas, la versión integral no solo combate el proceso de glicación, también es más sana para el sistema digestivo. Eso sí, Moncho López, experto de las panaderías Levaduramadre Natural Bakery, avisa de la importancia de leer bien la etiqueta: "Muchos de los panes que nos parecen integrales, o incluso nos venden como tales, realmente no lo son. Se trata de elaboraciones a partir de harina blanca refinada a la que se le añade un pequeño porcentaje de salvado, en torno al 1%, para darle aspecto de integral".

3. No te resistes al café

Si eres de las que aseguran que "sin un café no soy persona", el Dr. Nichollas Perricone también lo señala como un enemigo en el cuidado de la piel: "Aunque parte esencial del desayuno diario, se ha demostrado que su ingesta eleva los niveles de cortisol, la ‘hormona del estrés’, que produce un incremento de la insulina, una mayor inflamación celular y una alteración de la barrera cutánea que, como consecuencia, puede provocar la hipersensibilidad o procesos de imperfecciones". Como alternativa, el té verde es rico en antioxidantes, tiene un efecto estimulante gracias a su contenido en teína y, como valor añadido, es un gran aliado a la hora de descomponer las grasas.

VER GALERÍA

dieta-envejecer-zumos
dieta-envejecer-zumos

-Vitamina C: ¿de día o de noche? Así se potencian sus resultados

4. No cuidas lo que bebes

Por último, además de los sólidos, los alimentos líquidos también boicotean a tu piel y el doctor Perricone pone el foco en los zumos: "En una fruta al natural, aunque pueda contener mucho azúcar, ésta se metaboliza bien por el alto contenido en fibra. En cambio, en un zumo se ingiere el jugo, pero no la fibra. Esto reduce la correcta metabolización y produce picos de glicación". Además, el alcohol es otro factor peligroso con la excepción del vino, que bebido con moderación es beneficioso gracias al poder antioxidante de sus polifenoles: "Los metabolitos del alcohol, unas moléculas conocidas como aldehídos, dañan la membrana plasmática, produciendo una reacción inflamatoria en las células. El único alcohol que se cae de la lista es el vino, y en contadas ocasiones".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.