Los 5 mejores destinos para hacer una escapada dentro de la provincia de Buenos Aires

El verano es un gran momento para irse de vacaciones y hacer turismo a partir de caminatas o trekking o bien tomarse unos días de descanso y salir a recorrer algunos de los lugares más interesantes en los alrededores del Área Metropolitana de Buenos Aires, con distancias que no van mucho más de los 150 kilómetros.

En esta nota les proponemos 5 alternativas: Suipacha, Chascomús, Monte, Laguna de Lobos y San Antonio de Areco.

Escapada a Suipacha

Suipacha es una de las opciones más interesantes para una escapada desde Buenos Aires. Es una localidad muy conocida por el recorrido conocido como la Ruta del Queso. A lo largo de 15 kilómetros pueden visitar una serie de establecimientos dedicados a la elaboración de distintos tipos de quesos. Cabaña Piedras Blancas, muy reconocida por la elaboración de quesos de cabra, está abierta para visitas los fines de semana, y no se suspende en caso de lluvia. Quesos Fermier, por su parte, tiene un local de ventas que abre de martes a domingos de 9 a 18 hs, donde podrán comprar sus productos y acceder a degustaciones.

Como parte del recorrido se puede además recorrer campos dedicados al cultivo de arándanos y frambuesas. Por ejemplo, Il Mirtilo recibe visitantes los viernes, sábados y domingos de 11 a 17 hs. Se suspende en caso de lluvia.

Suipacha se encuentra a 126 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, sobre la ruta 5. Pero la Ruta del Queso, uno de sus atractivos más interesantes, arranca antes, en el kilómetro 114 y se extiende hasta el 131. Es más que recomendable ir en transporte propio, pero si prefieren pueden viajar en tren por la línea Sarmiento.

Escapada a Chascomús

En Chascomús se puede practicar kayak o windsurf, o simplemente pescar

La laguna es la principal atracción de esta localidad de la provincia de Buenos Aires. Allí pueden practicar kayak o windsurf, o simplemente pescar. Hay cámpings con acceso a la laguna, y también bares que permiten disfrutar de la tranquilidad de la zona. Si están con auto o bicicleta, pueden recorrer los 36 kilómetros de las márgenes de la laguna, todos asfaltados. Una caminata por la ciudad es muy recomendable, ya que cuenta con interesantes ejemplos de arquitectura tradicional. Junto a la laguna se encuentra además el Parque Libre del Sur, y desde allí pueden llegar hasta el Museo Pampeano o la ex estación de tren.

Clásico imperdible: instalarse en la zona de la costanera para apreciar los magníficos colores del atardecer.

Chascomús se encuentra a 120 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, por la ruta 2, la que se dirige hasta Mar del Plata. Hay micros desde Retiro y combis que salen de la terminal de Puerto Madero. Por tren pueden llegar en la Línea Roca.

Escapada a Monte

Monte está a poco más de 110 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires

A la hora de hacer una escapada a San Miguel del Monte, hay que tener en cuenta que el mayor atractivo de la zona es la Laguna de Monte, que bordea todo el pueblo. Pueden rodearla en vehículo propio. Hay un camino pavimentado para realizar la circunvalación de aproximadamente 10 kilómetros en total. Si les interesa la pesca, sepan que para usar la caña en la laguna hay que tener un permiso que se puede tramitar en el club de pesca local. Van a encontrar sobre todo pejerreyes y tarariras, aunque hasta fin de año hay veda en la pesca para facilitar la reproducción de los ejemplares presentes en la laguna.

Monte está a poco más de 110 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires. Gracias a su buena conectividad por tierra, quienes llegan allí suelen hacerlo en vehículo propio, en un viaje de unas dos horas. Otras opciones de transporte: tren de la línea Roca con conexión en Cañuelas, y micro desde la terminal de Retiro. Dato interesante, uno de los ramales de la línea 88 los lleva hasta Monte desde Plaza Miserere.

Escapada a Laguna de Lobos

La Laguna de Lobos se encuentra a 121 kilómetros desde Buenos Aires

Si lo que les interesa es el cámping, la Laguna de Lobos es una muy buena alternativa gracias a que tiene opciones bastante económicas. Por 800 a 1.600 pesos por día pueden conseguir lugar donde ubicar la carpa, pero recuerden que estos valores suelen ser más altos en las fechas con mucha demanda, como los fines de semana largos y el verano. Hay algunos camping sobre la orilla de la laguna, algo muy buscado sobre todo en los meses más calurosos.

Una de las preguntas más habituales es si es posible bañarse en la laguna. No es profunda, por lo que no es muy peligroso bañarse en ella, pero el fondo es lodoso y a mucha gente eso no les gusta. Como en el fondo pueden encontrarse objetos, algunos recomiendan ingresar con con calzado.

La Laguna de Lobos se encuentra a 121 kilómetros desde Buenos Aires. En tanto hay buenas conexiones por ruta, los turistas que visitan la ciudad lo hacen por lo general en su propio vehículo. Para quienes opten por el transporte público, la línea 88 es una opción hasta Lobos, y desde allí hay colectivos locales de la empresa Expreso Empalme Lobos que los llevan hasta la Laguna. Hay combis desde la terminal del Obelisco hasta Lobos. Si les gusta el tren, hay dos recorridos posibles: la línea Sarmiento va desde Once a Lobos vía conexión en Merlo; y el Roca, desde Constitución con conexión en Cañuelas.

Escapada a San Antonio de Areco

Pulperías, bares y restaurantes son muy interesantes en San Antonio de Areco

Uno de los puntos altos de San Antonio de Areco a la hora de visitar la localidad es su propuesta gastronómica. Pulperías, bares y restaurantes son muy interesantes, en particular los que se concentran en las carnes a la parrilla y las empanadas. También hay varias propuestas en cuanto a cervezas artesanales. La localidad es famosa por ofrecer a los visitantes productos vinculados con el interior rural de la provincia de Buenos Aires, como carnes y quesos.

San Antonio de Areco cuenta con otro atractivo: la cercanía con varias pequeñas localidades rurales. Entre las opciones a visitar están Vagues, Villa Lía y Duggan. Y en todos los casos están a pocos kilómetros de San Antonio de Areco, así que pueden llegar sin problemas en bicicleta o con una

San Antonio de Areco está ubicado a algo más de 110 kilómetros desde la Capital, y a forma más sencilla de llegar es en vehículo propio, por Panamericana acceso Norte primero y luego ruta 8. Pero si quieren llegar en micro, hay varias compañías que salen desde la Terminal de Retiro hacia San Areco con un costo por tramo de aproximadamente 2.000 pesos.