3 reglas para que el uso del celular no traiga problemas de pareja

El teléfono móvil es parte de nuestra vida cotidiana, inclusive muchos afirman que es como ‘la extensión de sus manos’. Ya sea que lo usemos para trabajar, para informarnos, conectar con amigos y familiares que no vemos a menudo o como entretenimiento. Pero es tal el tiempo que le dedicamos en el día a día, que también ha logrado generar conflictos en muchas parejas.

De hecho, un estudio de la Universidad Brigham Young, EEUU, halló que la tecnología -sobre todo los celulares- puede ser perjudicial no solo para una relación, sino también para la salud psicológica de la pareja.

Foto: CherriesJD/iStock

Y, ¿por qué? Cuando uno de los dos está constantemente pendiente del teléfono, en lugar de poner atención al otro, se siente como un rechazo y duele. "Sentirse ignorado cuando su compañero está en su teléfono puede sentirse tan mal como ser rechazado", explicó el psicólogo Guy Winch en Psychology Today.

"Cuando se interrumpe una conversación, una comida o un momento romántico debido a un mensaje de texto, correo electrónico o cualquier otra tarea, el mensaje que recibe el otro es, ‘Lo que estoy haciendo en mi teléfono es más importante que tú en este momento’ ‘Estoy más interesado en mi teléfono que en ti’ ‘No eres digno de mi atención’", agregó.

Debo admitir que a mí me ha pasado en la pareja. Yo trabajo con mi celular, por ende, suelo estar pendiente del móvil constantemente. Como este asunto empezó a repercutir de manera negativa en mi matrimonio decidimos establecer ciertas reglas que, les confieso, han sido muy favorecedoras. Se las comparto:

- Establecer un momento al día sin conectividad. Para nosotros, la hora de la cena transcurre sin celular, quedó establecido después de muchos conflictos y reclamos. Tampoco prendemos la TV. Aprovechamos el momento para ponernos al día y dialogar. Se los recomiendo, es muy sano.

- Somos claros. A lo mejor mi marido me decía algo importante y yo asentía con la cabeza mientras seguía pendiente del celular, sin realmente haber escuchado con atención qué es lo que me estaba diciendo. Y me he perdido de muchas cosas importantes por esto. Entonces, ahora lo que hacemos es que si alguno de los dos quiere decir algo que requiere de la plena atención del otro, y justo estamos con el móvil, lo aclaramos: "Avísame cuándo te desocupes que quiero comentarte algo importante" "Necesito tu atención, dime cuando tengas un momento".

- Limitamos el uso del celular los fines de semana. Es momento de detox de tecnología. Priorizamos el offline por sobre el online. Esto ha generado un cambio abismal en nuestro vínculo.

También te puede interesar: ¿Por qué muchas parejas se parecen?

También te puede interesar: Más que placer, cercanía: por qué tener (buen) sexo es tan importante en una relación