Las 7 partes más difíciles de estar en una relación y cómo superarlas

·6  min de lectura
Si enamorarse es la parte emocionante, permanecer enamorado es la parte difícil (Rex Features)
Si enamorarse es la parte emocionante, permanecer enamorado es la parte difícil (Rex Features)

Si enamorarse es la parte emocionante, mantenerse enamorado es la parte difícil.

A pesar de lo que digan las películas de Richard Curtis, las relaciones requieren mucho trabajo. Y el camino para formar un vínculo duradero, profundo y significativo con alguien no siempre es encantador o divertido. Tampoco suele implicar a Bill Nighy.

Desde los problemas de comunicación hasta la dificultad para dedicar tiempo a una persona, hay algunas dificultades comunes que la mayoría de las personas que tienen una relación experimentan en un momento u otro.

The Independent habló con expertos en citas para identificarlas y, sobre todo, para explicar cómo poder superarlas.

1. El respeto mutuo

Puede parecer una obviedad, pero a medida que se atraviesan los flujos y los altibajos de la vida con otra persona, es normal que se produzcan periodos en los que el nivel de respeto mutuo cambia. A veces para bien, a veces para mal.

Pero no respetar las visiones del mundo, los límites, los intereses y la familia de tu pareja puede acarrear serios problemas en la relación, dice la psicóloga especialista Daria Kuss.

“Respeta que pueden ser diferentes, que les gustan cosas distintas y que tienen opiniones y necesidades de relación diferentes”, sugiere.

“Esperar que cambien no es una estrategia realista y es probable que fracase a largo plazo. Reconoce que no siempre estarás de acuerdo en todo y agradece quiénes son y su papel en tu vida.”

2. Definir la relación

Gracias a la llegada de las aplicaciones de citas, tenemos más opciones que nunca para elegir con quién queremos tener una relación. Una nueva cita está literalmente a un solo golpe de vista.

Pero esto puede dificultar el inicio de una relación con alguien, ya que puede llevar más tiempo que ambos reconozcan que ya no se trata de una simple cita.

“Uno de los mayores problemas en las relaciones modernas es cuándo ‘salir con alguien’ se convierte en una relación seria”, dice Hayley Quinn, experta en citas de Match.

“De repente hay que tener una conversación para verificar a qué atenerse.”

Para llegar a una etapa en la que puedas definir la relación, Quinn aconseja escuchar lo que la otra persona te comunica en torno a su postura sobre el compromiso.

“Si dicen que no buscan nada serio en este momento, tómales la palabra. En segundo lugar, céntrate en buscar pareja con personas que compartan los mismos valores que tú en cuanto al compromiso. No intentes convencerte de que quieres menos de lo que te propusiste buscar, solo porque has conocido a alguien que te gusta.”

3. Falta de comunicación

No comunicarse eficazmente con la pareja es una de las causas más frecuentes de las discusiones, sobre todo por lo frustrante que puede ser cuando sientes que alguien no te escucha.

Para solucionar los problemas de comunicación, ya sea por falta de comunicación o por mala comunicación, Kuss recomienda dedicar tiempo a hablar, practicar la escucha activa y parafrasear lo que la otra persona ha dicho.

“Evita acusar y culpar a la otra persona”, añade, señalando que esto solo empeorará las cosas. “Sé abierto y respetuoso con los sentimientos y necesidades del otro.”

4. Reservar un tiempo a solas

Todos estamos muy ocupados, por lo que puede ser fácil dejar de lado una relación, sobre todo a largo plazo, cuando la agenda social está demasiado llena.

“Todos deberíamos saber ya que no podemos satisfacer todas nuestras necesidades a través de una sola persona, y que las relaciones prosperan cuando hay suficiente seguridad en ellas para que ambas partes puedan disfrutar de actividades independientes y de amigos”, dice Quinn.

“Sin embargo, cuando el tiempo individual se reduce casi a cero, las relaciones pueden empezar a carecer de intimidad física y emocional”.

En otras palabras, no querrás llegar a un punto en el que el único tiempo que pases con tu pareja sea frente al televisor o cuando ambos estén lavando los platos.

“Intenta desconectarte de la tecnología por un tiempo; sal a dar un paseo (esto suele facilitar las conversaciones emocionalmente íntimas), arma un rompecabezas o incluso salgan a almorzar juntos con los teléfonos apagados de forma segura o en modo avión”, sugiere Quinn.

5. Intimidad física

Si tú y tu pareja están pasando por una sequía en cuanto a su intimidad física, lo cual es habitual, puede causar otros problemas en la relación.

“El sexo y el contacto físico producen oxitocina, la ‘hormona del amor’, que genera confianza y acerca a la pareja”, señala Kuss.

“Por tanto, hay que fomentarlo para mantener un nivel de cercanía entre la pareja.”

6. Compromiso

Es el consejo de relación más antiguo del libro: aprende a comprometerte con tu pareja. Pero es realmente importante, dice Quinn, y a menudo es una fuente de discusión en las relaciones que no van muy bien.

Aunque aprender a ceder es fundamental para que una relación tenga éxito, también es importante ser consciente de cuál es el grado adecuado de cesión, añade.

“Tener expectativas realistas de la relación y no necesitar tener el 100% de las mismas preferencias es importante, ya que esto te permitirá dejar pasar los problemas más pequeños, crear armonía y aceptar un buen intercambio de opiniones en la pareja.”

“Sin embargo, a veces el compromiso puede ir demasiado lejos y desbordarse hasta dejar de lado necesidades y límites importantes que tienes para mantener el statu quo.”

Para restablecer el equilibrio, Quinn sugiere pensar realmente en cuándo es apropiado seguir la corriente, y en qué casos se requiere una comunicación clara para expresar tus necesidades si chocas con tu pareja en algo.

7. Desacuerdos

Las discusiones son una parte inevitable de cualquier relación. Lo importante es cómo se discute, dice Quinn.

“Lo que marcará la diferencia es tu capacidad para seguir adelante de forma efectiva después de haber estado en desacuerdo”, dice.

“Esto puede significar que, en lugar de enfadarse y dormir en el sofá, le des un abrazo a tu pareja, incluso después de haber tenido un desacuerdo.”

“También podría significar que te comprometes a mantener los desacuerdos sobre el problema en cuestión, en lugar de arrastrar a la discusión otras cosas en las que no has coincidido a lo largo de los años.”

También podría tratarse simplemente de intentar llegar a una etapa de aceptación con respecto a los hábitos que tiene tu pareja y que te molestan.

“Como dice la máxima, ‘puedes tener razón o ser feliz’, así que en lugar de intentar competir y ganar a tu pareja cada vez, recuérdate constantemente a ti mismo (y a elles) la importancia de trabajar juntos como un equipo.”

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.