¿A un paso de la curación universal del VIH?

La remisión del virus en un paciente de Londres muestra el camino hacia la curación de la infección del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), una enfermedad crónica “con luces y sombras”. Así están las cosas en España

Los médicos y científicos que atienden al paciente explican que éste se encuentra en seguimiento médico con un pronóstico de cura funcional de VIH. Es decir, que la poca presencia del virus en la sangre lo hace indetectable y no requiere un tratamiento. (Foto: Getty)

En España, la gran mayoría de personas con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) tienen acceso a un tratamiento antirretroviral eficaz, que consigue disminuir la viremia del VIH a los límites de la indetectabilidad y aumentar la supervivencia de las personas afectadas.

Sin embargo, siguen existiendo grandes retos que afectan a todas las personas implicadas: la cronicidad, el envejecimiento, la implementación de la Profilaxis pre Exposición (PrEP), las estrategias de curación o la situación de las personas que sobrevivieron al SIDA, los denominados ‘supervivientes de larga duración’.

“Nos encontramos con una enfermedad que se puede considerar crónica, siempre que el diagnóstico y el tratamiento-seguimiento sean adecuados, pero con luces y sombras”, afirman los doctores Mª José Galindo y Joaquín Portilla, presidentes del XIX Congreso Nacional sobre el Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), que ha tenido lugar en el Hotel Meliá de Alicante del 3 al 5 de abril.

En nuestro país, la tasa de nuevos diagnósticos de VIH es superior a la media de los países de la Unión Europea. (Foto: Getty)

Hasta el momento, se han intentado múltiples aproximaciones para tratar lograr la curación del VIH con fármacos y con anticuerpos neutralizantes. Pero tampoco, “a día de hoy se ve la luz al final del túnel”, reconoce el Dr. Juan Carlos López Bernaldo de Quirós, presidente de SEISIDA, quien señala que “las características de la infección VIH, integrándose en el genoma del propio paciente, hacen que su eliminación sea muy dificultosa”.

La experiencia de ‘El paciente Berlín’

En estos momentos, la única cura de VIH se ha conseguido a través del trasplante de médula ósea con donante defectivo para el correceptor CCR5 (deleción Delta-32). La única persona que había conseguido la curación del VIH, era Timothy Brown, conocido como ‘paciente Berlín’.

Sin embargo, desde hace unas semanas hay un nuevo caso de curación o remisión durante 18 meses sin tratamiento, publicado en Nature, llamado ‘paciente Londres’, y hay otro posible en la ciudad de Dusseldorf.

Desde que se anunció el segundo caso segundo paciente que había pasado 18 meses sin tomar fármacos contra el VIH después de un tratamiento similar, “estoy extremadamente contento de tener un nuevo miembro en mi minúscula comunidad de personas que antes vivían con el VIH”, ha contado Timothy, de 53 años.

Ahora, 23 años después de que le diagnosticaran el VIH, Brown vive en Palm Springs, California (EE.UU) y reconoce que “el objetivo más importante en estos momentos es ayudar a que mi caso cree un ímpetu que conduzca a la curación universal del VIH. Esto debería estar disponible para todos, independientemente de los medios económicos”, subraya.

De hecho, añade, “yo dono mi tiempo, sangre y ocasionalmente tejidos corporales para ayudar a la ciencia a avanzar hacia la consecución de este objetivo”.

Asimismo, el desafío al que se ha tenido que enfrentarse el ‘paciente Londres’ y el resultado final deja un pequeño resquicio a la esperando y un hilo del que médicos e investigadores podrán tirar de ahora en adelante.

Aunque se trata de un caso excepcional, “es importante porque muestra el camino para desarrollar una nueva estrategia que permita curar el VIH”, ha contado a La Vanguardia Javier Martínez-Picado, investigador del Instituto IrsiCaixa (Badalona, Cataluña) y coautor del estudio científico sobre este paciente.

Diagnosticado como portador del virus del sida en 2003, nueve años más tarde el paciente desarrolló un cáncer del tipo linfoma de Hodgkin, y ahora, tras recibir un trasplante de céulas madre de la médula ósea, parece haberse curado de las dos enfermedades.

No obstante, los médicos que le han tratado, liderados por el virólogo Ravindra Gupta, evitan afirmar que esté completamente curado porque no pueden descartar que le quede algún virus escondido e indetectable en el organismo. Por eso, el médico clínico especializado en enfermedades infecciosas insiste en que está “funcionalmente curado” en la medida en que, incluso si le quedara algún virus, no necesita tratamiento antirretroviral.

“Al obtener la remisión en un segundo paciente utilizando un enfoque similar, hemos mostrado que el paciente de Berlín no era una anomalía, y que en verdad fue el enfoque terapéutico lo que eliminó el VIH en estas dos personas“, ha contado en Nature el autor principal del estudio.

Datos para la reflexión

En nuestro país, la tasa de nuevos diagnósticos de VIH es superior a la media de los países de la Unión Europea, siendo la vía sexual el modo de transmisión principal; además, se sabe que la transmisión entre hombres que tienen sexo con hombres es la forma mayoritaria de transmisión sexual del VIH.

Como destaca el presidente de SEISIDA, “aproximadamente hay en nuestro país 150.000 personas infectadas, de las que el 18 por ciento (alrededor de 27.000 personas) están infectadas y no lo saben”. Como otro dato a tener en cuenta, añade que “hasta un 95 por ciento de los diagnosticados reciben tratamiento antirretroviral y, de ellos, el 95 por ciento tienen carga vírica indetectable, es decir, tienen controlada la replicación vírica”.

A pesar de ello, en 2017 (último año del que se tienen estadísticas oficiales) no bajó el número de nuevas infecciones. Ese año se produjeron en España 3.381 nuevos diagnósticos de VIH.

Respecto a la hepatitis C en personas con VIH, la confección está bajando muy rápidamente“gracias a la generalización del tratamiento con los nuevos antivirales para la hepatitis C”, afirma el presidente de SEISIDA. Según los últimos datos de Gesida, solo el 8 por ciento de las personas con infección VIH tenían hepatitis C activa en 2017, una tasa que era del 11 por ciento en 2016 y del 22 por ciento en 2015.

Sin embargo, sí que se advierten problemas de acceso en nuestro país a la denominada Profilaxis pre Exposición (PrEP). A diferencia de lo que sucede en otros países de nuestro entorno (como Francia, Inglaterra o Portugal), este recurso no está aprobado todavía en España. Según admite el presidente de SEISIDA, “aunque el Plan del SIDA está trabajando en ello, la realidad es que a día de hoy no se puede prescribir”.

También puede interesarte:

La estigmatización social: mitos y bulos de tener una relación con alguien que tiene el VIH

¿Se ha desestigmatizado el sida?

Suspenso en sexualidad responsable (sobre todo ellos)

‘Chemsex’: la práctica sexual que pone en riesgo tu salud

El VIH y otras infecciones de transmisión sexual también te pueden afectar a tí