Abandonan su puesto en China más de 20.000 nuevos empleados de Foxconn, proveedor de Apple -fuente

FOTO DE ARCHIVO: Una persona herida se sienta en el suelo durante una protesta frente a la fábrica del proveedor de Apple, Foxconn

Por Yimou Lee

Taipéi, 25 nov (Reuters) - Más de 20.000 empleados de la enorme planta china de Foxconn, proveedora de Apple Inc, en su mayoría recién contratados que aún no trabajan en las líneas de producción, se han marchado, según dijo el viernes a Reuters una fuente de Foxconn familiarizada con el asunto.

Las salidas de la mayor fábrica de iPhone del mundo suponen un nuevo quebradero de cabeza para la compañía taiwanesa, que ha tenido dificultades por las estrictas restricciones de COVID-19 que han alimentado el descontento entre los trabajadores y han interrumpido la producción antes de las vacaciones de Navidad y el Año Nuevo Lunar de enero.

La preocupación por la capacidad de Apple para suministrar productos para el ajetreado periodo de vacaciones aumenta a medida que el descontento de los trabajadores persiste en la planta de Zhengzhou, que produce los populares modelos de iPhone 14 de la compañía estadounidense.

Las salidas complicarán el objetivo de Foxconn de reanudar la producción completa a finales de noviembre, después de los disturbios a veces violentos, dijo la fuente.

Foxconn, conocida formalmente como Hon Hai Precision Industry Co, declinó hacer comentarios. Apple, que dijo el jueves que tenía personal en la fábrica, declinó hacer comentarios el viernes.

En un inusual caso de disidencia abierta en China, los empleados se han quejado de compartir dormitorios con compañeros que dieron positivo en las pruebas de COVID. Afirman que fueron engañados sobre las primas de compensación en la fábrica que representa el 70% de los envíos mundiales de iPhone.

El jueves, Foxconn ofreció 10.000 yuanes (1.400 dólares) a los empleados descontentos que aceptaron renunciar y abandonar la planta.

La empresa se disculpó por un "error técnico" relacionado con el pago a la hora de contratar, lo que, según los trabajadores, fue un factor que llevó a enfrentamientos con el personal de seguridad.

Vídeos publicados en las redes sociales chinas el viernes mostraban multitudes y largas colas de trabajadores cargados de equipaje haciendo cola para los autobuses. "Es hora de volver a casa", publicó una persona.

(Reporte de Yimou Lee; información adicional de Brenda Goh; editado en español por Tomás Cobos)