Activistas medioambientales protestan "a distancia" contra el G7

·2  min de lectura

Elmau (Alemania), 27 jun (EFE).- Grupos de activistas medioambientales y colectivos antiglobalización prosiguieron hoy con sus protestas contra la cumbre del G7 que se celebra en el castillo bávaro de Elmau, a distancia de la sede donde se reúnen los líderes, acordonada por un férreo dispositivo policial.

Por segundo día consecutivo, unos 2.000 participantes en la acampada denominada "Stop Elmau" iniciaron por la mañana su "paseo", con cinco puntos de partida desde la ciudad de Garmisch-Partenkirchen y la intención de alcanzar el castillo, a unos 20 kilómetros de distancia.

Garmisch-Partenkirchen es una especie de centro operativo para la cumbre, ya que ahí se concentran los medios de comunicación y demás personal acreditado, mientras que las carreteras vecinas en dirección al castillo y hotel de lujo de Elmau están cerradas al tráfico.

Las acciones de los acampados siguen a la marcha del mismo signo que tuvo lugar el sábado, en Múnich, con unos 4.000 manifestantes, bastantes menos de los esperados por los organizadores, que estimaban contarían con hasta 20.000 participantes.

Las autoridades de Baviera han desplegado por toda la región un dispositivo formado por unos 18.000 agentes procedentes de diversas partes del país. Los alrededores de Elmau están vallados, en un radio de varios kilómetros alrededor de la sede del G7.

El acceso a Elmau está limitado a las delegaciones de las siete potencias del grupo -Estados Unidos, Canadá, Japón, Reino Unido, Francia, Italia y Alemania, que ejerce la presidencia de turno del G7-, más los cinco países invitados -Argentina, Indonesia, India, Senegal y Sudáfrica-.

Los equipos de televisión, cámaras y periodistas tienen el acceso absolutamente restringido a la montaña, posibilitado únicamente en los autobuses habilitados desde el Centro Internacional de Prensa de Garmisch o, incluso, en helicópteros militares, cuando se colapsa la estrecha carretera hasta Elmau.

El uso de estos helicópteros para transportar a periodistas ha motivado ya duras críticas del movimiento "Stop Elmau", que denuncian la incongruencia de recurrir a ello para una cumbre entre cuyos objetivos está la lucha contra el cambio climático.

Mientras los manifestantes siguen tratando de burlar la vigilancia y llegar al castillo, un grupo de activistas de Greenpeace proyectó la madrugada pasada la frase "G7: End Fossil Fuels now! Greenpeace" desde una caravana aparcada en una población vecina a Garmisch sobre una de las montañas que rodea esa población bávara. EFE

gc/jam/crf

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.