Las adaptaciones cinematográficas de Un cuento de Navidad de la más fallida a la mejor

·24  min de lectura
Las adaptaciones cinematográficas de Un cuento de Navidad de la más fallida a la mejor
Las adaptaciones cinematográficas de Un cuento de Navidad de la más fallida a la mejor

Son muchas las obras que se han escritor sobre la Navidad, desde la tradición cristina que celebra el nacimiento del Salvador la noche del 24 de diciembre, hasta las representaciones de las pastorelas que se realizan en las posadas familiares destinadas a destacar los valores que debemos reafirmar en estas fechas. Entre todas las narraciones, Un cuento de Navidad sigue siendo el clásico definitivo de esta temporada. El cuento escrito por Charles Dickens en 1843 es uno de los textos más influyentes y antiguos, así como uno de los más adaptados en el cine, y es que, la historia de Ebenezer Scrooge, un hombre avaro que tras ser visitado por tres fantasmas de la Navidad convierte todo su enojo en empatía, ha tocado a muchas generaciones que encuentran en las palabras del escritor británico una lección de humanidad.

Podría interesarte: Películas navideñas memorables en opinión de algunos críticos mexicanos

El cine no ha sido ajeno al encanto de Un cuento de Navidad, las películas basadas en el texto datan desde el cine mudo y han llegado hasta nuestros días, pasando por la animación y las películas para la televisión, de esta forma, cada generación ha podido disfrutar de su propia versión, mismas que están a nuestra disponibilidad para apreciarlas y evaluar cuál es la adaptación más digna de su tiempo.

Motivados por lo anterior, la publicación Collider compartió un listado de las adaptaciones que ha tenido la obra de Dickens, desde las más fallidas a las mejores. Algunas de ellas no son adaptaciones del cuento en sí, ese el caso de The Man Who Invented Christmas cuya trama sigue al escritor, interpretado por Dan Stevens, en los días en que realizó la escritura de su inmortal obra. Pero no adelantamos más, aquí les contamos de cada una de estas 22 versiones.

22. Scrooge, or, Marley’s Ghost (1901)

Este cortometraje de 1901 es la primera adaptación del cuento clásico y de sus 6 minutos con 20 segundos de duración, solo se cuenta en la actualidad con un metraje de 4 minutos con 55 segundo que están en resguardo del British Film Institute. Dirigida por Walter R. Booth y producida por RW Paul, en el pequeño fragmento que está disponible se puede observar a Scrooge y su encuentro con el fantasma Marley, responsable de mostrarle las visiones del pasado, el presente y el futuro de la Navidad. Esta es una adaptación muy cinematográfica, sin embargo, como adaptación literaria, se aleja mucho de la obra.

21. Scrooge (1970)

Esta película con Albert Finney dando vida a Scrooge en clave de musical no es la mejor adaptación de Un Cuento de Navidad, sin embargo, tiene cosas que otras ignoraron. Cuando Scrooge regresa a casa en Nochebuena, encuentra un carruaje tirado por caballos fantasmas del tamaño del vestíbulo, una descripción extraída directamente del texto ya que el escritor buscaba ilustrar con esto cuán gigantesca era la casa de Scrooge, y la película fue fiel a eso. Otro aspecto es que se observa al personaje usar la pesada cadena justo antes de su momento redentor.

20. Rich Little’s Christmas Carol (1978)

A pesar de que la obra literaria es una historia atemporal, Rich Little’s Christmas Carol resulta ser un especial de HBO extremadamente anticuado. Dirigido por Rich Little, las rutinas cómicas y las parodias de personificación de celebridades resultaron fallidas, no obstante, la rutina individual de Little es impresionante. Recomendado para los nostálgicos y admiradores de Dickens.

19. The Stingiest Man in Town

Producido por el estudio de animación japonés Topcraft, The Stingiest Man in Town es un remake en animación de un popular especial musical de acción real del mismo nombre que fue protagonizado por Basil Rathbone como Scrooge. El tono dramático de esta pieza es mucho más caricaturesco que el original, con ratas, gatos y perros parlantes cantando villancicos. Aunque los números musicales no son tan memorables, los diálogos son muy cercanos a los que se encuentran en el cuento de Dickens. Si bien resalta algunos de los puntos más horribles y sobrenaturales de la historia, los espíritus resultan ridículos.

18. Mister Magoo's Christmas Special

Si eres fanático del personaje miope de dibujos animados, Mister Magoo, con la voz de Jim Backus de los años 60, entonces este especial de Navidad debería figurar en tu lista de títulos por ver. Si no tienes idea de lo que estoy hablando, entonces esto podría ser solo algo para pasar el tiempo. Es otra adaptación animada que se inclina hacia un público joven con canciones sosas y espíritus que no dan miedo, pero en estos días, probablemente solo los adultos de ciertas edades apreciarían su encanto.

Hay un recurso interesante que aparece en varias de estas adaptaciones de caricatura, las cuales utilizan a sus populares dibujos animados para interpretar a Scrooge. En lugar de solo personificar al personaje, muchos especiales enmarcan sus historias en la que el personaje interpreta a Scrooge como parte de una obra de algún tipo. Esto permite algunos gags adicionales fuera de la estructura de la historia de Dickens, pero hay mejores versiones que la de Magoo. Lo que salva a este especial es la redención del señor Magoo como Scrooge, la cual es bastante linda.

17. Bugs Bunny's Christmas Carol

Ahora aquí tenemos una adaptación animada muy diferente en su tipo. En lugar de establecer una especie de trama como marco para los personajes, la pandilla Merrie Melodies simplemente se adentra directamente a la historia del clásico. Aprecio eso, al igual que aprecio el tiempo de duración de ocho minutos de este cortometraje, lo que lo convierte en la versión más corta desde la película muda de 1901. Sin embargo, esta es una adaptación muy escueta y tonta que es mejor dejarla solo para que los más pequeños la disfruten.

Claro, tiene grandes momentos como ver a Yosemite Sam como un Ebenezer Scrooge, fastidiado, acosado, también escuchar al cerdo Porky tartamudear como el nervioso Bob Cratchit, pero si estás buscando una adaptación más completa deberías buscar en otro lado. Por otra parte, si solo quieres ver a Bugs Bunny haciendo bromas a Yosemite Sam y algunos personajes conocidos apareciendo en cameos, entonces este será un corto pequeño pero divertido para ver durante estas fiestas.

16. A Christmas Carol: The Musical

Ya les presentamos una película, un especial de televisión y adaptaciones de dibujos animados en nuestra lista, pero este es nuestro primer especial de televisión de live action, que por cierto, también es un musical. Sin duda no se trata de algo genial, aunque la calidad de la producción es sólida para ser un musical hecho para TV y el compositor ocho veces ganador del Óscar, Alan Menken trae magia a la casa con su banda sonora, el elenco de "actores de televisión" integrado por Kelsey Grammer, Jason Alexander, Jane Krakowski, Jesse L Martin y Jennifer Love Hewitt, evitan que esta adaptación eleve su nivel de calidad.

La versión del director Arthur Allan Seidelman de Un Cuento de Navidad, amplía el escenario más allá de los lugares comunes, en parte para incluir números musicales dinámicos con los miembros del reparto y del coro, pero también se siente que es demasiado correcta para el Londres victoriano. Los aspectos interesantes de esta versión incluyen a Scrooge al principio del programa conociendo a los espíritus navideños en sus formas humanas, un tipo de prólogo que no se ve en otras adaptaciones. Desafortunadamente, el momento redentor de Grammer no lo lleva a casa, a pesar de que aparentemente Scrooge hace las paces con toda la ciudad. Si eres fanático de los musicales lo peor que puedes hacer es ver esto.

15. Ms. Scrooge

La Sra. Scrooge es nuestro primer verdadero salto de Un Cuento de Navidad como adaptación tradicional a una reinvención más contemporánea. El ganador del Oscar, John Korty, dirige a Cicely Tyson (nominada al Óscar), como la Sra. Ebenita Scrooge. Aunque podría descartar fácilmente esta extraña película de televisión de finales de los 90, es única en la historia del clásico de Dickens. Tiene algunos momentos brillantes, como un sermón pronunciado por el sobrino de Scrooge, el reverendo Luke (Michael Beach), quien destaca la diferencia entre pecadores y santos durante su tiempo en la Tierra.

Dicho esto, puede que la historia de Scrooge de Tyson no sea del agrado de todos, ya que abarca desde una infancia traumática hasta la adultez aislada y la redención. Si bien el cambio de género y raza para esta versión es admirable, también hay un intento extraño de forzar las tensiones raciales y la desigualdad de género en el lugar de centrarse más en la historia. Tales conflictos se plantean, pero nunca se llevan a una conclusión satisfactoria, por lo que esta película se queda corta al igual que el momento redentor de Scrooge al final de la misma. Aun así, es un entretenimiento digno de ver si estás buscando una versión alternativa a la historia clásica.

14. Christmas Carol: The Movie

La siguiente película animada de nuestra lista es otro intento por embellecer la historia original de Dickens y muestra intenciones de apartarse de la trama original. En esta versión del director, Jimmy T. Murakami, los personajes secundarios tienen la oportunidad de brillar por sí mismos en lugar de solo iluminarse por la luz de la historia de Scrooge. Es una extraña decisión, pero esto ofrece un papel más importante para la ex novia de Scrooge, Belle (con la voz de Kate Winslet) y al secuaz de Scrooge, el viejo Joe (Robert Llewellyn), incluso el mismo Scrooge (Simon Callow), es mucho más joven, lo que le da la oportunidad de resaltar su amor por Belle una vez que encuentra la redención. Ah y debo mencionar que Nicolas Cage interpreta a Marley, aunque sea una participación breve, podría despertar tu interés.

Además de que Belle y el viejo Joe obtienen papeles más importantes en esta historia, esta versión presenta una familia de roedores que actúan como intermediarios para explicar detalles al público más joven. Estos no son los únicos nuevos elementos que se agregan, también está el bien intencionado Dr. Lambert y el bondadoso prestamista Sr. Leach, además tenemos a Winslet cantando. Dejando de lado todas estas particularidades, esta adaptación presenta una versión bastante desagradable del personaje de Scrooge, como cuando rocía con agua a Tim enfermo, lo que hace que el joven se resfríe y lo lleve a la muerte. A pesar de eso y otro momento en el que Scrooge corre peligro de recaer en sus viejas costumbres, esta es una versión que vale la pena ver, siempre que tengas muy en cuenta que es una adaptación que se toma sus libertades en lugar de ser un retrato fiel a la historia.

13.

Los fantasmas de Scrooge (54%)

Las versiones más alejadas del clásico de Dickens recaen completamente en aquella película muda de 1901 y la versión animada por computadora de Robert Zemeckis de 2009 que protagonizó a Jim Carrey como Scrooge y cada uno de los espíritus navideños, enfocándose tanto tiempo como en tecnología. El enorme presupuesto para esta producción fue más que compensado por unas pocas semanas en la cima de las listas de taquilla, desgraciadamente esto no duró justo como Disney esperaba.

El diseño de personajes y el trabajo de efectos están perfectamente elaborados y se adaptan óptimamente a la exploración de lo sobrenatural de Dickens, pero al igual que el uso anterior de Zemeckis de esta tecnología de animación usada en la película del El Expreso Polar (55%) de 2004, hay algo inquietante en las caras de los personajes, quizás es porque rosa en lo realista y, por ciertos momentos, lo oscuro de las expresiones.

Sin embargo, estas imágenes funcionan espectacularmente bien cuando se aplican a las visitas de Scrooge a través del tiempo y el espacio, específicamente durante la fantástica fiesta de Navidad de Fezziwig. Y aunque la escena de la redención de Scrooge se beneficia de la marca particular de actuación exagerada de Carrey, el hecho de que Carrey también desempeñe el papel de los tres Espíritus limita un poco su alcance. Esta es una adaptación que vale la pena y bastante tradicional a pesar de la tecnología moderna.

12. A Christmas Carol (temporada)

El modo de abordar la crudeza de Scrooge de una forma más sombría por parte de Guy Pearce es innovador, ya que en múltiples versiones esta arrogancia no termina de despegarse de lo caricaturesco de otras adaptaciones. El clásico aquí debería asustar a las personas buenas y pecadoras de todo el mundo, porque es una exposición de todos los seres humanos en sus peores momentos, es una crítica a la humanidad y de cómo se comporta todos los días del año, excepto aquellos en los que las tradiciones navideñas exigen un comportamiento cortes por una vez.

Mientras que Steven Knight , quien escribe, le rinde tributo a los momentos clásicos del cuento original como a las adaptaciones pasadas, añade sus propios giros inteligentes a la narrativa; ni Scrooge ni la audiencia tienen la oportunidad de respirar libremente o celebrar.

Knight quiere que su Scrooge sea a la vez un villano que gira el bigote que usa hechos y cifras para tomar todas y cada una de las decisiones frías muy carentes de sentimientos. El abuso de todo tipo que aflige al joven Scrooge en casi todas las formas imaginables es contraposición al adulto Scrooge quien usa esta realidad como una excusa para endurecer su corazón y tratar a todos los que lo rodean con desprecio y desdén, y sólo cuando puede expresar estos dolores del pasado en su contra, puede seguir adelante.

Esta versión ciertamente aporta algo nuevo a la historia probada y vale la pena verlo sólo por eso. Explora las profundidades de la oscuridad hasta el punto de que incluso la normalmente optimista Familia Cratchit se ve arrastrada con Scrooge. Es aquí donde radica el punto donde no muchos vean como algo positivo su innovación, que la crudeza puede ser muy fuerte para un cuento que hable sobre redención y el clásico pierde el significado de la historia sobre el mayor significado de la temporada navideña.

Lee también: Cortometrajes animados que suceden en Navidad

11. Cuento de navidad de Mickey

Si lo que se busca es una excelente versión que introduzca al público infantil sobre Un Cuento de Navidad, ésta es la versión definitiva. Una de sus virtudes es resumir todos los acontecimientos del relato en 25 minutos, además de presentar algunos de los dibujos animados más reconocibles de Disney. Curiosamente en este especial de 1983, estuvo involucrado el exdirector creativo de Pixar Animation Studios, Walt Disney Animation Studios y DisneyToon Studios, John Lasseter.

En esta ocasión, es el icónico McPato (McDuck) quien encarna a Ebenezer Scrooge y es que pareciera que fue tallado a su medida por las características similares de ambos personajes. Y aunque las diversas creaciones de Disney que aparecen a lo largo de la historia son muy divertidas como se debería esperar, se reconoce bastante el dibujo que termina siendo el Espíritu de la Navidad por venir.

10. Los Picapiedra en un cuento de Navidad

Un Cuento de Navidad puede tener diferentes variantes y tal vez el primer remitente no es este clásico de Los Picapiedra de 1994, pero lo cierto es que es bastante interesante con lo que quiere comunicar. Es un especial obligado de ver para los fanáticos de esta entrañable familia que vive en el corazón de muchos adultos jóvenes.

Al igual de la versión de Mr Magoo, la ciudad de los Picapiedra es presentada como el escenario perfecto de Un Cuento de Navidad donde Pedro encarna a Scrooge, la diferencia especial de esta versión es que inyecta la esencia del clásico en los rasgos de los personajes ya establecidos de la franquicia. Por ejemplo, el señor Rajuela afirmando que sería un mejor Scrooge que Pedro, con lo que Pablo está de acuerdo, además de crear con humor moderno, como los compradores navideños de última hora corriendo sobre un centro comercial de Santa.

Al profundizar más en la historia, el estatus de estrella de Pedro comienza a inundar su cabeza a medida que avanza la obra, aquí depende de su familia, amigos y miembros del reparto hacer que su ego toque la Tierra. Este especial no sólo entretiene a adultos y niños por igual, se las arregla para sacar el clásico navideño de Dickens y reforma el egoísmo de Pedro al mismo tiempo. ¡Yabba-dabba-doo!

9. Cuento de Navidad (1999)

Además de haber interpretado al Profesor X, al mítico capitán Jean-Luc Picard y hasta el rey Richard. Patrick Stewart también encarnó una de las diversas versiones de Ebenezer Scrooge en un especial de televisión. Previo a esta producción, Stewart ya había encarnado al legendario gruñón en una serie de representaciones teatrales en Brodway y en Londres. Pese a no ser reconocida como una de las mejores adaptaciones live action del personaje, recibió una nominación al Primetime Emmy.

Esta adaptación del clásico cuento de Dickens retoma varios aspectos que otras versiones han olvidado, por ejemplo, la reflexión metafórica del autor sobre la frase “Muerto como un clavo” o esa visita de los fiesteros navideños que vienen de lejos en un faro y un barco mientras ocurre la lección del Fantasma del Regalo de Navidad.

El Scrooge de Stewart por lo regular parece que deambula por sus escenas a pesar de que el resto del elenco es bastante interesante. Esto hace que su escena de redención en el tramo final de la cinta sea menos impactante, aunque de cierta forma, vale la pena verla por esa risa extraña que Patrick emite mientras Scrooge aprende a tomarse en serio.

8. A Christmas Carol (1997)

De entre las versiones animadas de la obra de Dickens, esta versión de 1997 constituye una de las mejores. La película cuenta con el fantástico Tim Curry quien da voz a Scrooge, lo que no solo le dio la oportunidad de poner su villanía a favor del personaje, sino que también le permite experimentar algo de redención (aunque sea por una vez). Y aunque esta es una versión musical, es de las pocas que realmente logra evocar algo de emoción a través de las canciones. Esta versión tiene algunas desviaciones de la historia de original, como Scrooge participando en una batalla de canciones en una taberna llena de simpatizantes que piden “Actos de bondad al azar”. Las canciones se sienten más orgánicas que en otras versiones musicales, quizás debido a la naturaleza animada de la película, pero dos en particular son muy efectivas. Así es como deben ser los musicales, y así es como se debe hacer Un cuento de Navidad animado.

7. The Muppets Christmas Carol (1992)

Literalmente, estaremos jalándonos de emoción a partir de aquí hasta el número 1 de esta lista, porque las siguientes adaptaciones de Un cuento de Navidad son sensacionales. En la película que nos ocupa ahora, a los fanáticos de los Muppets probablemente les gustaría verla en los primeros lugares de esta lista, pero no me gustan tanto las creaciones de Jim Henson a la mayoría. Aparte de eso, mi única queja con esta versión no tiene nada que ver con los Muppets, sino con su muy humano Scrooge.

Uno pensaría que Michael Caine, dos veces ganador del Oscar, sería capaz de interpretar a Scrooge mientras duerme, pero me sorprendió descubrir que a veces parecía no entender el papel. Tal vez fue el estilo humorístico y rompedor de los Muppets lo que lo desconcertó, o tal vez sintió que estaba jugando el papel secundario en un elenco de divertidos títeres. La gente de los Muppets ciertamente sabe cómo darle un toque de humor a escenas que parecen hechas a medida de ellos. Pero en última instancia, Cain ofrece una actuación plana como Scrooge, incluso cuando tiene que cantar.

6. A Christmas Carol (1984) *

Odio decirlo, pero si alguien menciona a George C. Scott relacionaría su nombre por esta versión de 1984 del cuento navideño antes de recordar por su triunfo en los Óscar gracias la película biográfica del director Franklin J. Schaffner Patton (95%), o por su papel en Dr. Insólito o Cómo Aprendí a No Preocuparme y Amar la Bomba (99%) de Stanley Kubrick. En realidad, hay bastantes estrellas en esta película para televisión, incluido el nominado al Óscar, Frank Finaly el ganador del Emmy, Dadi Warner y el actor nominado al Emmy, el fallecido Roger Reese.

Con estrellas de renombre en la pantalla chica, esta adaptación ciertamente se siente más como un drama de época. El ritmo se ralentiza para permitir que los espectadores se empapen en la experiencia y los actores parecen hacer lo mismo. Curiosamente, la iconografía religiosa es más evidente en esta versión que en otras, por ejemplo, cuando el fantasma de Jacob Marley aparece justo debajo de una pintura de “La última Cena”. Las escenas redentoras de Scott al final de la película es una de las mejores de todas las adaptaciones, un momento que lo llevó a su nominación para un Emmy por el papel. Si no ha visto esta versión, definitivamente agréguela a su lista.

5.

Los Fantasmas Contraatacan (68%) (Scrooged)

Fácilmente la mejor adaptación no tradicional de Un cuento de Navidad, la comedia de 1988 de Richard Donner es un testimonio de lo atemporal que es el cuento de Dickens. Ambientado en el mundo del entretenimiento hiperviolento y obsesionado con las ganancias de la década de 1980, Bill Murray interpreta a Frank Cross, un ejecutivo de una cadena de televisión que está bajo presión de traer grandes números para el próximo especial de Navidad del canal. Lo que sigue es una exploración que va detrás de las escenas de una adaptación televisiva “tradicional” de la historia y, lo que es más importante, un examen del personaje de Cross como Scrooge moderno.

Puede saber de inmediato si el tipo de humor de Scrooged es de su agrado o no, ya que comienza con una secuencia que muestra a asaltantes armados disparando contra el taller de Santa, solo para ver a Lee Majors salvar el día. Ese tipo de humor continúa cuando Cross recibe la visita de tres espíritus navideños, lo que le hace alucinar salvajemente y poner en peligro la producción de su especial navideño. Vale la pena señalar que esta es una adaptación muy libre de la historia, pero la emoción entre Cross y su amor verdadero por Clarie (Karen Allen) es un gran ejemplo de cómo las adaptaciones pueden triunfar sobre la obra original, demostrando que un cuento clásico de redención se puede utilizar como marco para una sátira de los deseos de la cultura moderna. Asegúrese de que Scrooged esté en su lista de películas si desea ver algo diferente a la adaptación tradicional.

4. A Christmas Carol (1971)

Nuestra última versión animada de A Christmas Carol fue una sorpresa con una animación tradicional hecha a mano que da vida a los personajes para crear una representación realista, aunque ocasionalmente crea estilos esquemáticos o de ensueño. Es una hermosa interpretación del cuento de Dickens que parece que las ilustraciones clásicas de la época victoriana cobran vida. También ayuda que Alastir Sim repita su papel de Scrooge, un personaje que interpretó 20 años antes.

Esta adaptación, enérgica de 25 minutos, es a la vez encantadora y espeluznante, y brinda una de las mejores experiencias para aquellos que han leído el cuento. Hace algo que rara vez he visto en adaptaciones de acción real: Si bien Scrooge da testimonio de las lecciones de los espíritus navideños, su mente ocasionalmente retrocede a un momento de su pasado reciente en el que podría haber sido, y debería haber sido más amable. Está hecha con habilidad y pone atención a los detalles, al igual que el diseño de personajes que se basa directamente en las propias descripciones poéticas de Dickens. Si bien se siente un poco apresurado y la redención de Scrooge no está a la altura de las actuaciones de otros actores de esta lista, es una joya casi desconocida.

3. Scrooge (1935)

Ahora estamos sólidamente en los clásicos. Nuevamente, su percepción puede variar aquí, pero por mi dinero y tiempo, estas tres son las mejores adaptaciones tradicionales de Cuento de Navidad que existen actualmente. La más antigua de ellas es esta versión de 1935 protagonizada por Sir Seymour Hicks en el papel de Scrooge. Es la rara versión que en realidad incluye el prefacio lúdico de Dickens en la introducción del cuento, pero agrega sus propios adornos inteligentes en el camino. Uno de esos adornos es lo que hizo que esta adaptación fuera tan atractiva para mí.

Aunque Scrooge es un hombre muy rico en todas las versiones del cuento, esta narración va un paso más allá para esclarecer ese hecho. Sí, está la representación de Scrooge pensando que está por encima del hombre común, especialmente los pilluelos de la calle y aquellos que le deben dinero, pero el director Henry Edwards va más allá. Si bien las adaptaciones posteriores se adhieren a esta representación unilateral de Scrooge, esta versión toma tiempo para mostrar a la familia real y sus muchos, muchos invitados y sirvientes celebrando la Navidad con una lujosa fiesta. La opulencia, el refinamiento e incluso el humor de esta escena se yuxtaponen al exiguo festín de Scrooge (por su propio diseño) en una lúgubre chuleta que cena solo. Sujetar las escenas de Scrooge de esta forma es una manera brillante de mostrarlo como un hombre a la deriva en la sociedad. Eso por sí solo hace de este Scrooge una de mis adaptaciones favoritas, pero el hecho de que se sienta como la más seria y menos "producida" ciertamente no duele. El único inconveniente es que Hicks se siente un poco mayor para dejarse llevar por la escena redentora. Independientemente, esta versión definitivamente vale la pena.

2. A Christmas Carol (1938)

Apareciendo sólo unos pocos años después de la versión de Edwards, la toma de 1938 de Edwin L.Marin presentó a Reginald Owen en el papel de Scrooge, junto con los queridos Hollywood Gene y Kathleen Lockhart (y su hija June Lockhart) como los Cratchit. Esta es una de las raras adaptaciones que explora un poco más la vida de algunos de los personajes secundarios del cuento y lo hace de una manera que arroja mayor luz sobre el carácter de Scrooge, o la falta de él.

Al igual que la versión de 1935 que incluía escenas de Scrooge con momentos de miseria y extravagancia, esta versión enmarca a Scrooge con escenas de su empleado Bob Cratchit y el sobrino de Scrooge, Fred. Lo maravilloso de este enfoque es que cada uno de los hombres se deleita con el espíritu navideño sin preocuparse por su situación financiera. De hecho, Bob es despedido por Scrooge en esta versión, pero se vuelve un poco tonto y compra la fiesta navideña más grande que su familia haya visto. Aunque los encuentros con los fantasmas no son tan fantásticos como los del libro de Dickens, la actuación de Owen es entrañable. La villanía de Scrooge pronto se desenmascara para revelar a un anciano triste y solitario, aspecto que es arrancado por completo en el delicioso momento redentor de Owen. Quizás el mejor testimonio del cambio de actitud de Scrooge en esta versión es la manera en la que muestra las reacciones de quienes lo conocen ante la misma, representados por los actores de reparto. Esta es una adaptación sólida que debería estar en su lista de seguimiento año tras año.

1. A Christmas Carol (1951)

¡Aquí está! ¡El abuelo de todos! La mejor adaptación de Cuento de Navidad de Charles Dickens de todos los tiempos, en mi humilde opinión. Es el trabajo más dramático de todas las versiones enumeradas anteriormente, con Alastair Sim realizando una actuación maravillosamente matizada que a su vez es despreciable y encantadora. Hay humor en cada escena, incluso si es Scrooge asustando a los cantantes de villancicos, o repartiendo pan extra en la cena, o incluso enfrentándose a su propia muerte. Hay momentos hermosos a los que Sim y sus compañeros de reparto dan vida y que fácilmente podrían perderse o subestimarse durante una visualización superficial, por lo que esta versión no solo es la mejor adaptación, sino la que más merece volverse a ver.

Concedo que los espíritus pueden ser un poco más peatones que algunos de los otros presentados en esta lista, pero la capacidad de Sim para actuar en círculos alrededor de cualquier deficiencia tecnológica en el departamento de efectos lo compensa con creces. El verdadero jonrón en esta versión es la representación de Sim de la redención de Scrooge. Es fácilmente la actuación más edificante, animada, infantil y divertida que se encuentra en esta lista. Canta, baila, literalmente se pone de cabeza. Aterroriza a su ama de llaves con su recién descubierto espíritu navideño y su risa es positivamente contagiosa. De hecho, si lees otra vez el cuento clásico de Dickens y ves la representación de Sim poco después, creo que estarás de acuerdo en que esto es lo más cerca que ha estado una adaptación de dar vida a las páginas de A Christmas Carol.

También podría interesarte: Las mejores películas navideñas según la crítica

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.