Adopta al perro que le confundió con una boca de incendios

Cristina Pujol

La relación entre Heinze Sanchez y Enzo, un perro callejero, no empezó con buen pie. El perro confundió a este chico brasileño de 27 años con una boca de incendios y se desahogó en su espalda. La primera reacción de Heinze fue darle una patada al can. Pero cuando meditó sobre lo ocurrido decidió volver al lugar y buscar a Enzo. Ahora viven juntos.

Cuando Heinze se sentó en la acera de una calle de Río de Janeiro no pensó nunca que su espalda pudiera ser un lugar muy apetecible para que un perro hiciera sus necesidades. Pero el caso es que Enzo, un perro callejero, pensó que era el lugar ideal.

A Heinze, obviamente, no le hizo mucha gracia y pegó una patada al can, algo que quedó grabado en una cámara de seguridad y se hizo viral. Pero al día siguiente de que esto pasase, el joven se arrepintió de su acción y volvió a buscar al perro. Cuando lo encontró el animal se acercó moviendo la cola y jugaron juntos.

Heinze preguntó a los vecinos del lugar si tenía dueño y le confirmaron que vivía en la calle. Lo ha adoptado y le cuida con cariño. Asegura que Enzo, el nombre que él le ha dado, es muy cariñoso y friolero. De hecho, le suele poner una camiseta para que esté más a gusto.

También te puede interesar: