“No se aguanta más”: con críticas al Gobierno y a la Justicia, en Rosario, miles de personas protestaron contra los incendios en el delta

·4  min de lectura
Masiva marcha en Rosario contra los incendios en las islas del Delta del Paraná
Masiva marcha en Rosario contra los incendios en las islas del Delta del Paraná - Créditos: @Marcelo Manera

ROSARIO.- Con dos densas columnas de humo de fondo que cortaban el horizonte del paisaje litoraleño y recordaban el motivo de la convocatoria, miles de rosarinos se congregaron esta tarde en el Monumento a la Bandera, a la vera del Paraná, con el objetivo de reclamar que la política y la Justicia actúen para frenar las quemas en las islas del delta, que, además de destruir un ecosistema clave, afectan severamente la salud pública por el humo que, desde hace semanas invade a varias ciudades del sur de Santa Fe y el norte de Buenos Aires. Entre estas, se cuentan Rosario, Villa Constitución, San Nicolás y Baradero con niveles de particulado contaminante hasta ocho veces por encima de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), según datos de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

El Colegio Del Salvador pide perdón y revela por qué no se denunció al religioso acusado de abuso sexual

“No se puede respirar”, “el problema no es solo el humo, sino el ecocidio”, “el planeta está en llamas” y “ley de Humedales ya” fueron algunas de las pancartas que más se repetían entre la gran cantidad de personas que llegaron hasta este tradicional lugar de la ciudad “porque esto no se aguanta más”. “Vivimos lejos, en zona oeste, pero vinimos igual porque es muy injusto lo que pasa, con las personas y con la naturaleza. No puede ser que lo económico importe más que la salud”, explicaron Verónica Lastra, de 39 años, y su hija Samina, de 16, quienes padecieron el humo en primera persona “incluso dentro de la casa, con todo cerrado y muy lejos del río”.

Maitena Martínez y Martín Politi, ambos de 33, completaron: “No se puede respirar, estamos muy molestos, hay un ecocidio enorme en marcha”. Y Martínez agregó: “Ojalá este reclamo llegue y se escuche en Buenos Aires, porque a veces parece que, si no pasan las cosas allá, no importa nada”.

Se estima que desde principios de 2020 hasta ahora ya se quemaron más de 900.000 hectáreas sobre una superficie total del delta de 2,3 millones, según estimaciones del Museo de Ciencias Naturales Antonio Scasso, de San Nicolás.

La convocatoria fue en el Monumento a la Bandera
La convocatoria fue en el Monumento a la Bandera - Créditos: @Marcelo Manera

En la mira

Ningún poder del Estado estuvo fuera de la mira de los manifestantes, que apuntaron al Congreso nacional por bloquear de forma sistemática los intentos para sancionar una ley de Humedales, al Poder Ejecutivo por designar ministros del área sin conocimientos (“Cabandié inútil, renunciá”, se leía en varios carteles sobre el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación) y no asignar recursos al cuidado del ambiente y, finalmente, al Poder Judicial “que no hace nada”.

Uno de los reclamos más antiguos de las organizaciones socioambientales es la sanción de una ley de Humedales que sirva para ordenar el territorio y establecer qué actividades productivas pueden hacerse, y dónde. Si bien desde hace años se presentan proyectos, ya tres veces la iniciativa murió en los cajones del Congreso.

“Acá tiene que salir la ley de Humedales y esto tiene que ser algo que se ocupe el gobierno nacional, no entiendo la pose de Cabandié, parece que nadie piensa en el futuro”, razonaron Juan José Passarini y Marta Setimini, ambos de 62 años. La mujer, que padece de EPOC, dijo que su cuadro respiratorio empeoró por la mala calidad del aire.

Mientras se realizaba la marcha, se podía ver la columna de humo que provenía de una de las islas del delta
Mientras se realizaba la marcha, se podía ver la columna de humo que provenía de una de las islas del delta

“Grupo de acción”

Este miércoles al mediodía varios intendentes y jefes comunales de localidades costeras afectadas por la contaminación del aire se reunieron en la comuna de Alvear (830 kilómetros al sur de Rosario) para conformar un “grupo de acción” –coordinado por el intendente de Villa Constitución– que sirva, en principio, para trabajar “en la prevención del problema y dejar de correr de atrás al fuego”, según las palabras de Pablo Javkin, intendente de Rosario. “Hacemos hincapié en la Justicia, en aportar información y esperamos que Entre Ríos aporte datos del catastro para saber quiénes son los dueños de los campos que se queman”, agregó el jefe comunal.

De la reunión también participó la ministra de Ambiente y Cambio Climático de Santa Fe, Érica Gonnet, que subrayó que “hace diez años que se hacen denuncias”. Y completó: “Esto es viejo, pero hoy tenemos tecnología para detectar las causas y los responsables de los incendios y pasarle esa información a la Justicia”.

Esta semana, Cabandié estuvo en Victoria, Entre Ríos, para aportar a la Justicia Federal de esa provincia datos recopilados por la red de Faros de Conservación (torres de control ubicadas en cinco puntos del Delta) que, según afirmó, demuestran que las quemas son intencionales y están georreferenciadas.

Además, grupos y movimientos socioambientales de todo el país se unieron para lanzar la campaña “Un Millón de Firmas por la Ley de Humedales” a través de la plataforma Change.org. Hasta el momento, firmaron la petición 765.670 personas.