Ainhoa Arteta, muy recuperada, disfruta de una escapada a Berlín tras su año más complicado

·4  min de lectura

Los últimos meses no han sido fáciles para Ainhoa Areta debido a sus problemas de salud y a su separación de Matías Urrea. Pero la artista está ya muy recuperada y mira al próximo año, cuya llegada es inminente, con ilusión, alegría, optimismo y muchas ganas de retomar sus compromisos profesionales. La soprano está dispuesta a disfrutar al máximo de cada día y no espera a 2022 para hacerlo sino que ya ha comenzado a vivir con intensidad el presente. Así, como antesala a estas fiestas se ha trasladado hasta Berlín. En la capital alemana ha estado con su compañera y amiga María José Montiel recorriendo una feria típica navideña en la que han posado mientras brindan por un futuro lleno de buenas noticias y éxitos.

VER GALERÍA

mariajose-ig
mariajose-ig

-La emotiva sorpresa de Ainhoa Arteta al joven artista que soñaba con ser su alumno

-Matías Urrea da su versión de la separación de Ainhoa Arteta

"`Pre celebrando la Navidad en Berlín con mi querida amiga Ainhoa Arteta. Te queremos. Tarde de risas y felicidad.
Mil gracias de corazón por ese Belén tan maravilloso, pero sobre todo por estos momentos de sincera amistad, confidencias y cariño. Nos vemos en enero. Ah, el codillo alemán no podía faltar", ha escrito junto a una imagen en la que aparecen comiendo juntas este plato tan popular de la gastronomía germana. María José Montiel, Premio Nacional de la Música de 2015, ha ejercido de anfitriona con la exconcursante de MasterChef Celebrity y Mask Singer puesto que tiene su residencia fijada en Alemania. La mezzosoprano madrileña ejerce como catedrática de canto en la Universität der Kunste Berlin pero también pasa mucho tiempi en España ya que ha participado en producciones como Los Gavilanes, Un Ballo in maschera o Stabat Mater.

En las imágenes de este viaje a la capital alemana, Arteta aparece radiante, desprediendo felicidad y energía. "Qué estupenda, guapa y recuperada estás ya", asegura también su amiga. Queda patente de esta manera que la evolución de la soprano es satisfactoria tras ingresar en julio en el hospital del Puerto de Santa María (Cádiz) a causa de un cólico nefrítico que se complicó y derivó en una infección. La gravedad de su cuadro clínico hizo que fuese trasladada en helicóptero al Hospital Virgen del Rocío (Sevilla), donde permaneció diez días en la UCI y un mes en planta, recibiendo el alta el 26 de agosto. Como consecuencia de este problema por el que casi pierde la vida tal y como confirmó su gran amiga Ana Rosa Quintana, ha perdido dos falanges, una secuela que aume con humor. Además, a comienzos de año dio positivo en coronavirus y tardó casi dos meses en superar la enfermedad por los efectos secundarios.

VER GALERÍA

mariajose-ig2
mariajose-ig2

La propia Ainhoa explicaba hace solo un mes que "falta muchísimo menos para poder estar con todos vosotros". Además de estar pensando ya en retomar los compromisos que ha tenido que dejar aparcados por su salud, también aseguraba que todas las muestras de cariño que ha recibido le han dado importantes lecciones de vida y coraje para seguir adelante. En esta difícil etapa ha contado con el apoyo incondicional de amigos, compañeros y, por supuesto, familia. La artista tiene dos hijos que son su motor. Sarah nació hace 21 años de su matrimonio con el barítono Dwayne Crofty ha decidido seguir los pasos de sus padres mientras que Iker llegó al mundo hace once años, cuando estaba casada con el jinete Jesús Garmendia.

Si situación actual con Matías Urrea

El año que estamos a punto de dejar atrás también ha dejado cambios en la vida personal de la soprano vasca ya que se ha separado de su cuarto marido, Matías Urrea, el capitán de corbeta con quien se casó en 2019. Aunque el fin de su matrimonio ha dado pie a un sinfín de especulaciones, el militar ha explicado que están en el proceso de rehacer sus vidas y que actualmente no tienen relación pero que sí le envió un mensaje alegrándose de su recuperación. En ese sentido aseguraba que espera ver pronto en los escenarios a la ganadora de una Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes y elogiaba tanto su talento como su carisma.