El aire acondicionado puede ser tu peor enemigo: cómo evitar que se dispare la factura de luz

La temperatura comenzó a subir en la Argentina ante la proximidad del verano, y la mayoría de las personas confía en su sistema de aire acondicionado para mantener su hogar fresco y cómodo con estos equipos.

En ese contexto, cuando tu aire acondicionado deje de funcionar en forma correcta, notarás el problema de inmediato.

Deberás resolverlo con la misma rapidez que lo notaste, por tu confort y ahorro de energía.

Hay muchos problemas comunes que pueden hacer que tu aire acondicionado trabaje más.

Además, las unidades de aire acondicionado que trabajan más a menudo consumen más energía.

Afortunadamente, los problemas del aire acondicionado suelen ser fáciles de diagnosticar y rápidos de solucionar, especialmente con la ayuda de un profesional.

Existen diferentes sistemas de aire acondicionado.

Los problemas de aire acondicionado más comunes y cómo solucionarlos

Ya sea que se trate de filtros sucios, una instalación incorrecta o una unidad de tamaño incorrecto, existen varias razones por las que tu aire acondicionado central puede dejar de enfriar tu casa o dejar de funcionar por completo.

Estos son algunos de los problemas más comunes que probablemente encuentres con tu aire acondicionado, junto con consejos sobre cómo resolverlos de la manera más rápida y eficiente posible.

El aire acondicionado funciona, pero sin bajar la temperatura

Hay algunas cosas que deberás verificar si tu aire acondicionado central está funcionando, pero no sopla aire frío, comenzando con tu termostato.

Comenzá asegurándote de tenerlo configurado a la temperatura deseada y que esté en la configuración "fría".

Luego, verificá las rejillas de ventilación para asegurarte de que estén abiertas y libres de obstrucciones.

Si eso no funciona, retirá el filtro de aire acondicionado e inspeccioná si tiene polvo o decoloración.

Las ventas de aire acondicionado crecen a medida que se acerca el verano.
Las ventas de aire acondicionado crecen a medida que se acerca el verano.

Las ventas de aire acondicionado crecen a medida que se acerca el verano.

Podés intentar limpiar el filtro si está sucio, pero es posible que debas comprar uno nuevo para que tu sistema funcione correctamente.

También debés revisar tu unidad de aire acondicionado exterior para asegurarte de que no haya vegetación u otras obstrucciones que bloqueen el sistema.

Si aún tenés problemas, considerá comunicarte con un profesional de aire acondicionado para obtener más ayuda.

El aire acondicionado no enfría lo suficiente tu casa

Si tu aire acondicionado no está enfriando toda su casa, o no está enfriando tu casa lo suficiente, comenzó por echar un vistazo a tus conductos de ventilación. Todos deben estar abiertos y libres de obstrucciones, como muebles o electrodomésticos.

Si el problema persiste, puede deberse a otra parte de tu sistema de aire acondicionado, como las líneas de refrigerante o el serpentín del evaporador. En este caso, lo mejor es que vaya a tu casa un profesional y evalúe la situación.

También existe la posibilidad de que tu sistema de aire acondicionado simplemente esté desactualizado o que el tamaño de tu acondicionador de aire sea inadecuado.

Algunos modelos de aire acondicionado pueden manejarse desde una aplicación de celular.
Algunos modelos de aire acondicionado pueden manejarse desde una aplicación de celular.

Algunos modelos de aire acondicionado pueden manejarse desde una aplicación.

Ambos factores pueden tener un impacto sustancial en el rendimiento de tu unidad, así como en su eficiencia energética.

Por ejemplo, un sistema demasiado pequeño trabajará más duro y usará energía adicional para tratar de enfriar toda la casa, mientras que un sistema demasiado grande se encenderá y apagará con frecuencia, consumiendo el exceso de energía en el proceso.

El aire acondicionado no enciende

El primer paso para solucionar problemas de un acondicionador de aire que no se enciende es asegurarse de que su termostato esté ajustado a la temperatura correcta y en el modo "frío".

Si aún tenés problemas, aseguráte de que el fusible o disyuntor correspondiente esté encendido.

También es importante evaluar tu unidad de aire acondicionado exterior para detectar cualquier problema potencial.

Por ejemplo, deberás asegurarte de que la unidad esté enchufada y que el interruptor de desconexión esté encendido.

Debajo de los 24-25 grados, el aire acondicionado gasta más energía.
Debajo de los 24-25 grados, el aire acondicionado gasta más energía.

Debajo de los 24-25 grados, el aire acondicionado gasta más energía.

El aire acondicionado no deja de funcionar

Para reparar un acondicionador de aire que no deja de funcionar, comenzá por quitar y limpiar el filtro del aire acondicionado.

Es posible que incluso tengas que reemplazarlo, dependiendo de la cantidad de suciedad y escombros que se hayan acumulado.

También deberás asegurarte de que su termostato siga funcionando correctamente, ya que el problema podría deberse a un cortocircuito en el cableado de la unidad.

En general, los problemas de termostato como este los maneja mejor un profesional.

También es posible que tu aire acondicionado central no deje de funcionar porque su termostato está ubicado cerca de objetos que producen calor, como lámparas, un televisor u otros dispositivos electrónicos.

El calor adicional emitido por estos electrodomésticos puede hacer que su termostato detecte una temperatura más alta que la temperatura real de tu casa y hacer que el aire acondicionado funcione más de lo necesario.

El aire acondicionado es un creador de confort en el hogar.
El aire acondicionado es un creador de confort en el hogar.

El aire acondicionado es un creador de confort en el hogar.

Aire acondicionado con fugas de agua

El proceso para reparar un acondicionador de aire que pierde agua puede variar según la ubicación de la fuga.

Por ejemplo, si tu unidad de aire acondicionado interior tiene fugas, verificá que no haya obstrucciones en la línea de condensado y eliminálas con una aspiradora si es necesario.

Si esto no tiene éxito, es posible que debas reemplazar la bandeja de drenaje o la bomba de condensado, lo que puede realizar un técnico de aire acondicionado.

Si tu unidad de aire acondicionado exterior tiene una fuga, es posible que no haya un problema con el sistema.

En climas cálidos y húmedos, es común que las unidades condensadoras pierdan algo de agua, incluso si funcionan correctamente. Además, operar tu aire acondicionado en temperaturas más frías puede hacer que tu unidad se congele y pierda agua a medida que se derrite, lo cual también es común.

Sin embargo, si tu unidad exterior tiene fugas en otras circunstancias, es posible que debas ponerte en contacto con un profesional para solucionar el problema.

La correcta configuración del termostato ahorra energía.
La correcta configuración del termostato ahorra energía.

La correcta configuración del termostato ahorra energía.

El ventilador interior del aire acondicionado no funciona

Cuando el ventilador interior de un acondicionador de aire central deja de funcionar, podría deberse a diferentes razones.

Primero, verificá que el fusible o disyuntor de tu unidad esté encendido y que su filtro de aire esté limpio y libre de obstrucciones.

Si hiciste esto y aún tenés problemas, inspeccioná el serpentín del evaporador y las líneas de refrigerante en busca de una posible acumulación de hielo.

Si el hielo se derrite y el ventilador interior sigue sin funcionar, lo mejor es ponerse en contacto con un profesional, ya que la reparación podría implicar el reemplazo de piezas.

El ventilador exterior del aire acondicionado no funciona

Si tu aire acondicionado central no funciona, podría deberse a un problema con el ventilador exterior de tu unidad.

Para comenzar, verificá su ventilador para asegurarse de que las aspas estén girando correctamente.

El aire acondicionado moderno tiene unidades internas y externas.
El aire acondicionado moderno tiene unidades internas y externas.

El aire acondicionado moderno tiene unidades internas y externas.

Si no es así, intentá restablecer el fusible o el disyuntor apropiado. Si esto no resuelve el problema, el motor de su ventilador podría ser la fuente del problema.

Por ejemplo, un condensador de arranque defectuoso puede hacer que el motor de su ventilador tenga problemas para encenderse, mientras que la suciedad y otras formas de acumulación pueden hacer que su motor se atasque y deje de funcionar.

La solución de problemas con su ventilador exterior puede ser peligrosa, así que comunicáte con un técnico certificado para obtener ayuda.

¿Qué pasa si no podés arreglar tu aire acondicionado?

Cuando tu aire acondicionado no sopla aire frío, es hora de encontrar algunas alternativas al aire acondicionado que puedan ayudarte a mantenerte fresco hasta que puedas repararlo.

Una solución fácil es cerrar las cortinas y persianas temprano en el día; esto ayudará a evitar que el calor del sol aumente la temperatura de tu casa.

Dejar las puertas de los dormitorios abiertas también ayudará a mantener tu hogar fresco durante el verano, ya que mejora la circulación y permite que el aire caliente escape a través de la rejilla de retorno de su hogar.

Es recomendable tener un ventilador ante un problema en el aire acondicionado.
Es recomendable tener un ventilador ante un problema en el aire acondicionado.

Es recomendable tener un ventilador ante un problema en el aire acondicionado.

Además, si tenés ventiladores de techo, es importante asegurarse de que estén girando en la dirección correcta.

Al configurar tus ventiladores para que giren en sentido contrario a las agujas del reloj durante el verano, el aire frío será empujado hacia abajo desde el techo, creando un efecto refrescante para quien esté en la habitación.

También podés invertir en un ventilador de bajo consumo para ahorrar energía en el proceso. De cualquier manera, solo aseguráte de volver a girar la dirección de tu ventilador en el sentido de las agujas del reloj durante los meses más fríos.

Prevención de daños con el mantenimiento rutinario del aire acondicionado

Para ayudar a prevenir futuros problemas con su acondicionador de aire, es aconsejable adquirir el hábito de realizar un mantenimiento de rutina en tu unidad. Muchos problemas de aire acondicionado hacen que tu sistema trabaje más, lo que conduce a un mayor uso de energía y facturas más altas.

Por lo tanto, el mantenimiento regular del aire acondicionado puede ahorrarte el costo de posibles reparaciones en el futuro, sino que también ayuda a garantizar que tu sistema funcione de la manera más efectiva y eficiente posible.