Buque con más de un millón de barriles de petróleo podría hundirse en Venezuela

LA NACION
·1  min de lectura

CARACAS (Reuters).- El buque de almacenamiento y descarga Nabarima, parte de la empresa conjunta Petrosucre, entre PDVSA de Venezuela y Eni SpA de Italia, podría causar un desastre ecológico en el mar Caribe, entre el estado Sucre y Trinidad y Tobago, debido a que cuenta con más de un millón de barriles de petróleo y podría estar hundiéndose.

Ante este escenario, varios grupos ambientalistas expresaron su preocupación por el posible derrame de los 1,3 millones de barriles de crudo a bordo, luego de que una serie de imágenes mostrara el barco inclinado de un lado.

PDVSA ahora planea descargar parte del petróleo a través de una transferencia de barco a barco que involucra al Icaro, un navío Aframax de su flota. También se esperaba que otra barcaza con bandera venezolana, Inmaculada, participara en la operación. Por ahora no está claro cómo se llevaría a cabo la transferencia.

Sí se sabe que el tanquero Ícaro tiene capacidad de 600.000 barriles, de acuerdo con lo publicado por el diario El Nacional.

El Nabarima está amarrado en el campo costa afuera Corocoro, en el golfo de Paria, desde hace 10 años. El campo pertenece a PetroSucre, empresa conjunta operada por Petróleos de Venezuela. En tiene una participación del 26%.

Sin embargo a principios de semana desde el grupo dijeron que habían recibido nuevas imágenes que mostraban que la inclinación se había corregido y que el barco estaba en posición vertical.

"Hace un par de meses, hubo informes de que el barco se estaba inclinando y que algunos compartimentos se inundaron; esos problemas se solucionaron, pero está claro que ahora hay grandes problemas", puntualizaron por su parte desde Conflicts News Worldwide, otro medio que denunció la situación.

Noticias relacionadas