Alberto y Charlene de Mónaco abren su palacio al público después de siete años

·2  min de lectura

El Palacio de los Príncipes de Mónaco vuelve a abrir sus puertas al público después de siete años de obras. Las partes públicas de la residencia de Alberto, Charlene y sus hijos los mellizos Jacques y Gabriella serán totalmente accesibles a vecinos y turistas. Una noticia que se produce después de que la Princesa haya retomado su agenda pública tras pasar más de un año convaleciente por haber sufrido una infección otorrinolaringológica. 

VER GALERÍA

charlene-getty2
charlene-getty2

La reforma que se ha hecho en este enclave inigualable se ha llevado a cabo respetando tanto el medio ambiente como el patrimonio histórico del también conocido como Palacio Grimaldi o palacio principesco que es la residencia oficial del monarca monegasco. El príncipe Alberto decidió llevar a cabo una ambiciosa restauración de las decoraciones del exterior y el interior, donde destacan los impresionantes frescos del Renacimiento italiano de esta fortaleza de estilo genovés construida en 1191 que lleva habitada por los Grimaldi desde hace más de siete siglos.

VER GALERÍA

charlene-fb
charlene-fb

- La ‘delicatessen’ que Alberto de Mónaco probó durante su visita a Burgos

- El regreso de la tiara 'Ocean' de Charlene, símbolo de su amor por el príncipe Alberto

El edificio atesora también un parque zoológico que fue inaugurado por el difunto príncipe Rainiero, padre de los príncipes Alberto, Carolina y Estefanía, en 1954. Cuenta con cerca de 300 animales de al menos 60 especies diferentes, que atraen a un buen número de visitantes.

VER GALERÍA

charlene-fb2
charlene-fb2

Este noticia se suma a un verano de lo más intenso y ajetreado para Alberto y Charlene de Mónaco. A finales de julio, el soberano visitó de manera privada los yacimientos de Atapuerca y el Museo de la Evolución Humana de Burgos. Unos días antes, y acompañado por su esposa, se desplazó hasta el Vaticano para tener una audiencia con el Papa Francisco. Antes, el matrimonio deslumbró en la gala de la Cruz Roja, una de las citas más importantes del Principado. En junio, la pareja, en compañía de sus hijos, se desplazó hasta Noruega para inaugurar una exposición.