Alexia Rivas recupera en tiempo récord su resquebrajada imagen

·5  min de lectura

Aunque desde 2018 Alexia Rivas resultaba un rostro familiar entre los espectadores de Socialité, programa en el que desempeñaba la función de reportera, la de Ponferrada saltó a la fama en el año de la pandemia del coronavirus. Y es que en pleno confinamiento domiciliario de la población, la periodista apareció de fondo, semidesnuda, en la casa de Alfonso Merlos durante una videollamada de éste con Javier Negre para el programa de YouTube Estado de alarma. Un desliz que destapó la infidelidad del murciano a Marta López y que hizo correr ríos de tinta, salvando al entretenimiento en España en el momento más duro del año.

Si bien es cierto que desde ese instante la popularidad de Alexia Rivas creció como la espuma, también es verdad que el escándalo le sobrepasó. Y es que la reportera leonesa no solo se convirtió en Trending Topic de Twitter y saltó a la prensa rosa de nuestro país (incluso el culebrón traspasó las fronteras con Whoopi Goldberg hablando de ella en el programa The View), sino que además tuvo una sonada pelotera con La Fábrica de la Tele -la productora responsable de Socialité- que, todo en su conjunto, provocó su retirada televisiva y que su imagen se convirtiera en un rostro pasajero mediático. No obstante, Alexia Rivas se ha sabido sobreponer al escándalo en un tiempo récord gracias a su participación en Supervivientes 2021. Y todo a raíz de que la joven enfrentó sus miedos para volver a televisión.

©Mediaset
©Mediaset

Tras convertirse en una de las protagonistas del conocido como Merlos Gate, Alexia Rivas decidió embarcarse en la aventura más extrema de Telecinco. Un reality que le ha cambiado la vida. Literalmente. Y es que la leonesa ha publicado en su perfil de Twitter que le daba miedo anunciar y contar a España que se embarcaba en Supervivientes 2021, precisamente porque le cogió pavor a la exposición mediática a raíz de la popularidad repentina que le sobrevino tras iniciar un romance con Alfonso Merlos.

Y es que Alexia Rivas aceptó concursar en Supervivientes 2021 para perder el miedo y exponerse al máximo delante de las cámaras.

“Quiero abrirme con vosotros. Antes de decidirme a ir a Supervivientes me daba mucho miedo decir que sí que iba puesto que le cogí pavor a la exposición. Una exposición que yo no había elegido" escribió en Twitter.

Sin embargo, la joven reportera asegura que un día su cabeza "hizo click y dije... no tengo que esconderme, ahora sí puedo elegir tomar las riendas de mi vida”, subrayando su intención de mostrarse tal cual es en televisión. “Salir ahí fuera y enseñar cómo soy. Que la gente sepa que es mentira el 90% de cosas que se han dicho. Habrá a quien le guste cómo soy y a quién no, pero por lo menos ese miedo a mostrarme está casi derribado”, ha continuado.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Pero hay más puesto que Alexia Rivas ha añadido en otro tuit que lo que vivió no se lo desea ni a su peor enemigo ya que, al fin y al cabo, en un abrir y cerrar de ojos pasó a ser un personaje mediático, con críticas de montajista constantes mientras Mediaset mimaba a Marta López siendo la voz cantante del triángulo desde la pantalla (también es cierto que fue la única que se prestó a hablar del tema). “Quizá suene exagerada, pero lo que viví no se lo deseo ni a mi peor enemigo. Sin embargo a toro pasado siento que tenía que pasar, quizá para hacerme aprender, crecer y ser más fuerte. Lo miro desde el lado bueno”, ha destacado en un mensaje de empoderamiento que suena muy acertado puesto que la joven periodista ha demostrado su fuerza y coraje durante su paso por Supervivientes 2021 y, especialmente, en los debates del reality donde no tuvo reparos en opinar con respeto y acierto, enfrentándose a Marta López las veces que le hizo falta.

A pesar de que esta chica de 28 años tan solo permaneció en Honduras 35 días, convirtiéndose en la tercera expulsada de la edición que ha coronado ganadora a Olga Moreno, ha llamado mucho la atención la transformación que ha experimentado en apenas unas semanas. Y es que Alexia Rivas ha pasado de ser esa reportera de Socialité que escapó del circo mediático hace un año, incluso amenazando con demandas al programa presentado por María Patiño donde recientemente todavía seguían tirando del morbo, a la guerrera que enfrenta sus miedos ante la mirada de España.

De algún modo, es como si su experiencia en la isla le hubiera cambiado o esté aprovechando para recuperar un lugar en la televisión. Después de todo, no podemos olvidar que es muy joven y que en poco tiempo se vio metida en un embrollo tremendo que incluso le hizo perder su trabajo cuando ha estudiado una carrera para ello. O sea, la imagen de Alexia Rivas se resquebrajó cuando comenzaba a hacer sus pinitos en la pequeña pantalla para ver cómo España la señalaba con el dedo y los paparazzis la perseguían.

Es por esto que se siente tan destacable su último mensaje en las redes sociales puesto que hay que valorar que Alexia Rivas se ha atrevido al máximo, cargando con todos sus miedos en la mochila y enfrentándose ella misma a la exposición después de lo vivido. Con este cambio que ha evidenciado públicamente, la joven ha salido airosa y ahí radica precisamente el quid de la cuestión puesto que la superviviente no pensaba volver a la televisión porque le había cogido pavor a mostrarse en los medios de comunicación tras lo sufrido con el Merlos Gate.

Pero a última hora Alexia Rivas ha empoderado su silla televisiva tras enfrentarse a sus miedos.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.