Amaia Salamanca se pronuncia al fin sobre los comentarios acerca de su delgadez

Amaia Salamanca

La visita de Amaia Salamanca hace unas semanas al programa 'El Hormiguero' generó un gran revuelo debido a que, en opinión de algunos usuarios de la esfera virtual -ese espacio que se ha convertido en el medio ideal para juzgar desde el anonimato-, lució un aspecto enfermizo debido a su delgada silueta. Ahora la actriz ha querido pronunciarse acerca de los comentarios sobre su delgadez para alegar que, si bien es cierto que ha perdido peso debido al estrés de su apretada agenda profesional y el desafío de encarnar al personaje de Electra en el teatro, en ningún momento ha padecido un problema de salud y muchos menos un trastorno alimenticio.

"Procuro no darle importancia a estas cosas porque las redes sociales tienen muchas cosas buenas, pero otras son malas. Es mejor no contestar", apuntó la intérprete en una entrevista al portal Vanitatis durante la presentación de su último proyecto televisivo, la serie 'Tiempos de Guerra'.

Además de mencionar el estrés laboral como uno de los motivos de su cambio físico, Amaia también ha recordado que es madre de tres hijos menores de tres años, un papel del que se derivan una serie de responsabilidades ya de por sí suficientes para agotar sus energías sin añadir el resto de sus compromisos.

"Yo vi todo el revuelo que se montó a posteriori, porque estaba muy centrada y trabajando mucho. Pero me han ido preguntando... Han sido dos meses de muchísimo trabajo y entre los personajes, la casa, los niños... El personaje de Electra en el teatro me ha removido mucho y era muy intenso. Hubo un trabajo físico en estos meses que me ha hecho adelgazar, pero ha sido todo producto del cansancio y del momento laboral que estaba viviendo", alega sin perder la compostura.

A pesar de la calma con la que ha afrontado toda esta desagradable situación, la estrella no puede evitar lamentar que a día de hoy el físico de las mujeres siga siendo objeto de un intenso escrutinio del que parece imposible que salgan bien paradas, ya sea porque en opinión de algunos están demasiado delgadas o demasiado gordas.

"Me da un poco de pena que se banalice con temas como la anorexia o bulimia, que son enfermedades y hay que darles la importancia que realmente tienen. Lo mío ha sido por puro trabajo, como actor tienes rachas que te las pasas en tu casa y nadie te llama y otras en las que estás así".