El príncipe Harry celebra un amargo cumpleaños, en Reino Unido y diferente a como esperaba

El príncipe Harry cumple este jueves 38 años, una celebración que seguro que va a quedar grabada para siempre en su memoria ya que se produce justo una semana después del fallecimiento de su abuela, Isabel II, a los 96 años. Las tristes circunstancias han hecho que el duque de Sussex y su esposa, Meghan Markle, estén en territorio británico en una fecha tan señalada algo que nunca se hubiera imaginado hace tan solo unos días. El hijo menor del rey Carlos III vive desde hace más de dos años en Estados Unidos, donde ha establecido su hogar tras desvincularse de sus labores como miembro de primer nivel de la monarquía inglesa. 

VER GALERÍA

harry-getty2
harry-getty2

En California, junto a Meghan y sus hijos, Archie y Lilibet, el Príncipe ha echado raíces y cada vez está más integrado en el estilo de vida californiano. Ha forjado amistades y disfruta de su ansiada privacidad. No parece echar de menos su vida anterior en Londres. Lo más probable es que Harry hubiera planeado por su cumpleaños un plan familiar que hubiera dado paso a una celebración solo para dos en alguno de los exclusivos restaurantes que hay en Los Ángeles. Sin embargo, las carambolas del destino han hecho que tenga que pasarlo en el país que le vio nacer y del que huyó buscando la felicidad. 

VER GALERÍA

harry-cp
harry-cp

- Harry y Meghan recuperan el lugar que perdieron tras la ruptura con la Familia Real británica

- Primera imagen de Harry y Meghan con el rey Carlos III

Además, hay que recordar que aunque tanto él como Meghan han hecho piña con la Familia Real británica durante los múltiples homenajes que se están realizado a Isabel II, los Windsor están a día de hoy rotos por el dolor de haber perdido no solo a su Reina, sino a la matriarca de todo el clan, muy querida por todos ellos, incluidos Harry y Meghan. Así que de luto y en tierra un tanto ‘hostil’ tendrá que dar la bienvenida a los 38 años. 

Harry y Meghan se encontraban en Reino Unido cuando Isabel II murió. Habían ido a Manchester y a Londres a unos eventos relacionados con sus intereses y también habían visitado Alemania por trabajo. Dos días después de estar en tierras germanas, la monarca falleció, dando así al traste con todos sus planes. Desde entonces, los duques de Sussex han permanecido en Reino Unido, donde conservan su casa de Frogmore Cottage, en Windsor, muy cerca de Adelaide Cottage, la propiedad a la que recientemente se han mudado los príncipes de Gales.

VER GALERÍA

harry-getty3
harry-getty3

Aunque se desconoce la forma en la que el hermano del príncipe de Gales pasará este día, todo apunta a que el recogimiento y la ausencia de grandes fiestas marcará la jornada. El féretro de Isabel II se instaló este miércoles en Westminster Hall para que los británicos pudieran rendirle sus respetos. Después, el lunes tendrá lugar el funeral de Estado por la soberana, en el que se verá a dignatarios de todo el mundo y representantes de Casas Reales como los reyes Felipe y Letizia, además de don Juan Carlos y doña Sofía. Todavía no se ha confirmado si participarán en esta solemne despedida, aunque Harry ya manifestó que su intención era quedarse hasta el final, es decir hasta el funeral. Algo que no extrañaría ya que se les ha visto en otros muchos homenajes como la íntima vigilia que tuvo lugar en el Palacio de Buckingham.

VER GALERÍA

harry-getty4
harry-getty4

Además y a pesar de las duras circunstancias, parece que la muerte de Isabel II ha conseguido limar asperezas con los Windsor, especialmente con el príncipe Guillermo. A los dos hermanos, acompañados por sus esposas, se les vio el pasado sábado en Windsor juntos por primera vez desde el Megxit para agradecer las decenas de flores y las condolencias del público que se había concentrado. Tras esta imagen, que podría simbolizar la reconciliación o quizá tan solo una tregua, el príncipe Guillermo caminó junto a su hermano en el cortejo fúnebre por las calles de Londres que llevaba el ataúd de su abuela desde el Palacio de Buckingham hasta Westminster Hall. Desde que se marcharon de Reino Unido, los Sussex han concedido explosivas entrevistas en las que ha quedado patente la tensa y maltrecha relación que, al menos hasta ahora, mantienen con la Familia Real. 

VER GALERÍA

harry-meghan-getty
harry-meghan-getty

Su mensaje de agradecimiento

Al príncipe Harry se le ha visto muy apenado y triste tras la muerte de su abuela. Los dos tenían una relación muy especial y cordial a pesar de la distancia. Así lo manifestó en un comunicado este lunes: “Abuelita, si bien esta despedida final nos trae una gran tristeza, estaré eternamente agradecido por todos nuestros primeros encuentros, desde mis primeros recuerdos de la infancia contigo, hasta conocerte por primera vez como mi comandante en jefe, hasta el primer momento en que conociste a mi querida esposa y abrazaste a tus amados bisnietos. Aprecio estos momentos compartidos contigo y muchos otros momentos especiales. Ya se te echa mucho de menos, no solo nosotros, sino todo el mundo (...) Nosotros también sonreímos al saber que tú y el abuelo estáis reunidos ahora, y ambos juntos en paz”, manifestó.

La imagen de la reconciliación: los príncipes de Gales y los duques de Sussex, agradecen juntos los homenajes a la reina Isabel II