Recomendamos ‘Upgrade’, la joya oculta de la ciencia ficción disponible en Amazon

La productora Blumhouse es conocida sobre todo por grandes éxitos del terror como Insidious, Paranormal Activity, La noche de las bestias o la oscarizada Déjame salir, pero en los últimos años se ha dedicado a diversificar su oferta probando nuevas perspectivas y adentrándose en otros géneros. Como ejemplo, el estudio de Jason Blum dio el salto a la ciencia ficción en 2018 con Upgrade, una de las mejores películas de su catálogo, que sin embargo permanece desconocida para el gran público. 

Hoy recomendamos esta joya oculta que pasó más bien desapercibida y no tuvo estreno comercial en España, y que desde junio ya se puede ver en Amazon Prime Video

'Upgrade' (OTL Releasing / BH Tilt)

Blumhouse se ha convertido en uno de los estudios más poderosos de Hollywood gracias a su particular modelo de producción diseñado para abaratar costes y sacar el mayor rendimiento posible a las películas que producen. La compañía es conocida por producir películas independientes con muy bajo presupuesto para estrenarlas a través del sistema de estudios. Concretamente, Blumhouse tiene un contrato de desarrollo con Universal Pictures, quienes tienen la opción de estrenar todas sus películas si así lo desean.

Con este revolucionario modelo y una actividad muy prolífica, Blumhouse ha generado auténticos taquillazos como Paranormal Activity, que tuvo un presupuesto de tan solo 15.000 dólares y acabó recaudando casi 200 millones globalmente, las sagas Insidious, Sinister o The Purge, además de ocasionales incursiones en el drama como Whiplash o Infiltrado en el KKKlan y el terror de autor como Déjame salir, con las que se ha colado en los Óscar, elevando así su caché y prestigio. 

La productora ha seguido consolidando su imagen con los aclamados reboots de La noche de Halloween, El hombre invisible (primera de sus relecturas de los monstruos de Universal tras el estrepitoso fracaso del Dark Universe) y la saga superheroica de M. Night Shyamalan con Múltiple y Glass, además de ofrecer más propuestas originales como Feliz día de tu muerte o La caza y seguir creando éxitos rentables aunque peor considerados como Verdad o reto y Fantasy Island.

En 2014, Blumhouse creó la filial BH Tilt, dedicada a producir películas para su estreno multiplataforma (Deadline). Entre los títulos que han salido de esta rama se encuentra el film que hoy nos ocupa, Upgrade, thriller de ciencia ficción de 2018 dirigido por Leigh Whannell (Insidious: Capítulo 3, El hombre invisible), que a pesar de tener el buen rendimiento habitual de Blumhouse en taquilla, pasó más bien desapercibida. De hecho, nunca llegó a estrenarse en salas comerciales en España, donde solo se pudo ver en festivales y muestras especializadas de cine (hasta la fecha tampoco ha tenido lanzamiento en formato doméstico). Sin embargo, en los dos años transcurridos desde su estreno en Norteamérica, Upgrade ha pasado a ser una cinta de culto, a menudo nombrada por los aficionados y la crítica como una de las mejores películas de Blumhouse.

'Upgrade' (OTL Releasing / BH Tilt)

Ambientada en un futuro no muy lejano, la historia de Upgrade sigue a un hombre llamado Grey (interpretado por el doble de Tom Hardy, Logan Marshall-Green), un tecnófobo chapado a la antigua que trata de conservar su estilo analógico en un mundo completamente controlado por la tecnología. Después de sufrir un grave accidente en un coche autónomo, su mujer (Melanie Vallejo) es asesinada ante sus ojos y él queda parapléjico. Es entonces cuando el visionario gurú Eron Keen (Harrison Gilbertson) -una evidente parodia de Elon Musk- le implanta un chip llamado STEM, que controla su cuerpo y no solo le devuelve la movilidad, sino que además le otorga habilidades físicas especiales, las cuales usará para investigar por su cuenta lo ocurrido y vengar el asesinato de su mujer. Convertido en una máquina letal con la ayuda de STEM -que se comunica por voz con él en su cabeza-, Grey se adentrará en los bajos fondos de la ciudad, mientras la policía le sigue la pista.

Aunque tarda un poco en arrancar, cuando Upgrade coge impulso, no se detiene. Mezclando misterio, ciencia ficción con toques cyberpunk, elementos de body horror, fantasía de venganza, humor negro y mucha acción, la película acaba siendo un cóctel explosivo que no da lugar al aburrimiento. Pero más allá de eso, también se puede extraer de ella un comentario social sobre nuestra dependencia de la tecnología y la deshumanización que esto conlleva.

Una de sus claves es que, a pesar de lo retorcido de la premisa, en realidad cuenta una historia bastante simple, y lo hace bien, sin excesivas complicaciones u ornamentos, apoyándose principalmente en la acción y el impresionante trabajo físico de Logan Marshall-Green, cuya interpretación es una de sus mayores bazas. Verlo moverse en las brutales coreografías de pelea es asombroso, a lo que contribuye también el ingenioso trabajo de cámara de Whannell al compás de los movimientos del protagonista, lo que le da a la película un aspecto muy estilizado.

Otra cosa que llama la atención de Upgrade es cómo consigue resultar fresca y original a pesar de recordar a muchos títulos anteriores. Ha sido comparada con la serie de los 70 El hombre de los seis millones de dólares, su acción frenética y las habilidades sobrehumanas del héroe tienen mucho en común con Crank, Lucy o John Wick, y su trasfondo sobre la inteligencia artificial guarda similitudes con las muy distintas Her y Black Mirror. Por no hablar de que a su manera, la película es como una versión (más) retorcida de Venom, también de 2018 y protagonizada por el actor con el que muchos confunden a Marshall-Green, Tom Hardy. En ambas, un hombre es ocupado por un ser que controla físicamente a su huésped y con el que mantiene conversaciones en la cabeza como si fuera una segunda personalidad. 

Precisamente esos diálogos entre Grey y STEM son la principal fuente de humor de la película, que pasa con facilidad del drama oscuro a la comedia resultando en una experiencia mucho más divertida de lo que esperamos. Entre eso, las excelentes escenas de acción y el ritmo ininterrumpido, Upgrade es un continuo chute de adrenalina, una hora y media de entretenimiento puro y duro. Eso sí, no apto para estómagos sensibles, ya que incluye unos cuantos exabruptos de gore y violencia gráfica que pueden pillar desprevenido.

'Upgrade' (OTL Releasing / BH Tilt)

Con un presupuesto de menos de €3 millones, Upgrade recaudó 10,5 mill. en Estados Unidos, más 4 en los pocos territorios internacionales donde sí se estreno, elevándola a un total global de €14,5 millones (BoxOfficeMojo). Teniendo en cuenta estas cifras, no se puede decir que fuera un fracaso de taquilla, sino más bien todo lo contrario. Además, fue muy bien recibida por la crítica, con un estupendo 87% de valoraciones positivas en Rotten Tomatoes. Pero aun así, la película no tuvo apenas relevancia social, pasando a ser uno de esos títulos de Blumhouse que son un éxito más por su rentabilidad que por su repercusión.

Eso sí, como adelantaba al principio, en solo dos años Upgrade ha encontrado muchos fans que no dudan en reivindicarla y se ha convertido en una de las joyas ocultas de Blumhouse. Cuando la vi por primera vez, mi pensamiento automático ante el final (tranquilos, no lo explicaré para no estropearle la película a quien se anime a verla después de leer esto) fue que estaba pensada para continuar y que tenía mimbres de saga. En su día, Whannell dijo que no había planes de secuela, pero tras revalorizarse como película de culto, el estudio cambió de opinión y este año ha dado luz verde a una continuación. Solo que no será una película, sino una serie.

La secuela televisiva de Upgrade está creada por Tim Walsh (Treadstone) y el propio Whannell, que también ejercerá como director. La trama retomará la historia unos años después de la película y “ampliará su universo con una versión evolucionada de STEM y un nuevo huésped, en un mundo donde el gobierno ha readaptado el chip para que ayude a reducir el crimen” (Deadline). Es decir, la serie no estará protagonizada por Marshall-Green, pero mantendrá la continuidad con su historia.

Después de no tener estreno oficial ni lanzamiento doméstico en España, Upgrade llegó a Amazon Prime Video en junio, por lo que es la oportunidad perfecta para descubrirla y prepararse de cara a la serie. Nosotros desde aquí la recomendamos, no solo a los fans de la ciencia ficción y la acción, sino también a cualquiera que quiera pasar un rato intenso y divertido frente a la pantalla. 

Más historias que te pueden interesar: