La maldición de Amy Adams: se marcha de los Emmy sin premio de nuevo

Cine 54 - Otros

Amy Adams, la eterna nominada a los Oscar, los Globos de Oro y los BAFTA, se estrenó en la 71ª edición de los Premios Emmy sin llevarse premio. Y la maldición que la persigue desde los inicios de su carrera parece no tener fin.

La actriz de 45 años estaba nominada a Mejor Actriz Protagonista en una Serie Limitada por la miniserie de HBO, Heridas abiertas (Sharp Objects), pero perdió ante Michelle Williams, quien recibió el galardón por su trabajo en Fosse/Verdon y pronunció un agradecido y reivindicativo discurso en favor de la igualdad salarial.

(Imagen: Danny Moloshok - AP Photo / Reuters)
Amy Adams: ¿sucesora de Leonardo DiCaprio como la eterna nominada y (casi) nunca ganadora? (Imagen: Danny Moloshok - AP Photo / Reuters)

De esta forma, Adams debuta en los premios televisivos (esta vez de verdad) quedándose una vez más a las puertas –con el agravante de que Sharp Objects, de la que ella además es productora, también estaba nominada a Mejor Serie Limitada y perdió ante la elogiada Chernobyl.

Con seis nominaciones al Oscar, siete a los BAFTA y nueve a los Globos de Oro (aunque en este caso lo ganó dos veces), Adams está considerada por muchos como una de las actrices más infravaloradas de su generación. Y es que sobra decir que, cuanto más tiempo pasa sin que reciba su merecida estatuilla, más suben las apuestas a su favor.

Recordemos que Adams inició su infructuosa relación con los premios más importantes cuando en 2006 fue nominada al Oscar a Mejor Actriz Secundaria por Junebug, siendo derrotada por Rachel Weisz y su trabajo en El jardinero fiel.

Amy Adams interpreta a la reportera alcohólica Camille Preaker en la miniserie Heridas abiertas (Sharp Objects) (Imagen: © HBO)
Amy Adams interpreta a la reportera alcohólica Camille Preaker en la miniserie Heridas abiertas (Sharp Objects) (Imagen: © HBO)

Los años siguientes verían a la actriz optando a esta misma categoría por La duda, The Fighter, The Master y El vicio del poder (Vice), pero también sería nominada a Mejor Actriz Protagonista por La gran estafa americana / American Hustle (perdiendo ante Cate Blanchett por Blue Jasmine).

Esta última película, por cierto, sería una de las dos que le otorgarían el Globo de Oro a la Mejor Actriz –la otra sería Big Eyes–, un premio al que Adams ha optado un total de nueve veces. Una interminable mala racha que ha llevado a muchos a considerarla “la nueva Leonardo DiCaprio” –5 veces nominado al Oscar antes de ganarlo en 2016 por El renacido.

El Emmy hubiera roto esta tradición de hacerla vestirse de gala solo para marcharse con las manos vacías. Pero no pudo ser...

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Para seguir leyendo:

El momentazo de los Emmy 2019: el emotivo abrazo entre Kit Harington y Sophie Turner

Patricia Arquette reivindica a la comunidad transgénero al recordar a su hermana fallecida en los Emmy