Ana Bernal-Triviño retrata la deriva de Telecinco con Rocío Carrasco

·6  min de lectura

Por Jorge Rabazo.- La segunda temporada de la docuserie de Rocío Carrasco está a la vuelta de la esquina. En el nombre de Rocío, nombre que recibirá esta segunda tanda de episodios, llegará en otoño, como así dejó claro la hija de Rocío Jurado en una de sus últimas intervenciones en Sálvame. Y si la primera temporada se basó en un testimonio que señalaba su versión del acoso mediático y la violencia vicaria vivida supuestamente a raíz de Antonio David Flores y la relación con sus hijos, esta vez el relato virará hacia las intrigas familiares que envuelven a los Jurado-Mohedano.

Por tanto, el formato daría un giro de 180º. Lo que empezó como un programa de denuncia social, que sacudió a millones de personas, marcando un antes y un después en televisión, ahora se convertirá en un espacio más cercano a la prensa rosa. Por tanto, no es de extrañar que algunos de los colaboradores de la primera temporada no tengan interés en verse envueltos en estos nuevos capítulos.

Sería el caso de Ana Bernal-Triviño. La periodista fue uno de los rostros revelación de Rocío, contar la verdad para seguir viva. Su experiencia en temas de violencia de género y los entramados judiciales que le rodean fue uno de los grandes valores de esta serie documental. Su relato elevaba cada uno de los debates posteriores a los capítulos. Además, fue una de las voces de plató que puso sobre la mesa conceptos como la violencia vicaria o la luz de gas. Por tanto, su labor durante esa primera etapa fue imprescindible y fue, sin duda, una de las causantes del movimiento social que generó. Pero ahora todo podría haber cambiado.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Cuando un usuario de Instagram le preguntó sobre su implicación o no en la nueva temporada, Bernal explicó que al estar centrada en las intrigas familiares, ya no tendrá mucho que aportar en esta temática más cercana a la prensa rosa: "No lo tengo previsto, la próxima temporada va sobre la familia y mi especialidad no es la prensa del corazón”, escribió.

Sin embargo, la periodista terminaba confesando que aún sufre las consecuencias de la polarización de la sociedad que se vivió a raíz de la emisión de la docuserie. El enfrentamiento entre defensores de Rocío Carrasco y sus detractores que se ha generado le habría salpicado en primera persona y, por tanto, quizás no quiera repetir la experiencia entrando en debates que ya no tienen relación con su perfil profesional. "Estoy pagando muy caro por la temporada anterior y no me apetece repetir lo mismo", admitía Bernal en su Instagram como recogen varios medios.

Hay que recordar que la periodista se involucró en todos los espacios de la casa como una de las voces más importantes sobre la violencia de genero. Y es que Bernal no sólo participó semanalmente en los debates del documental, sino que llegó a acudir a programas como Sálvame o el Deluxe, tan alejado a priori de su especialidad. Sin embargo, en estos espacios también se esforzaba en dar a conocer los puntos básicos para detectar la violencia de género e intentaba concienciar a la audiencia de la necesidad de detectar y denunciar estos casos.

Por otro lado, y tras ver el revuelo viral de sus palabras, la periodista ha matizado a través de sus stories que sus comentarios partían desde la hipótesis, dado que nadie la ha invitado a formar parte de la segunda temporada. Además, ha querido dejar claro que su figura en este nuevo programa ya no tendría sentido.Yo soy especialista de violencia de genero, no especialista de prensa del corazón. Mi perfil no encaja en esa segunda temporada. Me gustaría que no se hiciera un mundo de esto y se le dé el sentido que le corresponde”, ha zanjado la periodista, cuyas intervenciones en el plató de la docuserie, muy aclamadas, se hacían virales cada semana. 

Stories de Ana Bernal (Instagram)
Stories de Ana Bernal (Instagram)

No cabe dudas que desligarse del segundo documental de Rocio Carrasco tiene sentido. Y es que ya nada o casi nada tendrá que ver con lo que se narró en la primera temporada. Ahora el programa será un generador de contenido de prensa del corazón, en el que se verán involucrados miembros de la familia de Rocío Carrasco y que tendría como punto de partida un supuesto diario escrito por Rocío Jurado narrando todos los problemas familiares. Por tanto, su aportación como ferviente activista del feminismo no parece que tenga cabida en un espectáculo sobre rencillas familiares, por mucho que sea Rocío Carrasco una de sus protagonistas.

Un detalle importante de su relato es cómo ha tenido que sufrir las consecuencias de su participación activa en este programa. Tal y como ha mostrado en varias ocasiones a través de sus redes sociales, son numerosos los insultos que ha recibido por parte de aquellos que no se creen el relato de Rocío Carrasco. Por ello, si la invitaran y declinara oficialmente su participación también podría ser una cuestión de índole personal. Si ya ha sido una de las figuras que ha pagado el pato de mostrarse a favor de Rocío, esa situación se podría agravar con esta segunda temporada. Y, en resumen, como especifica ella misma, su perfil profesional está orientado a la denuncia social de una realidad que perdura en nuestra sociedad haciendo una labor informativa de gran relevancia.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Sin embargo, estas palabras hipotéticas de Triviño sirven como una nueva constatación de la deriva de Telecinco con respecto al tema de Rocío Carrasco. Una deriva de la que incluso la propia protagonista es partícipe. Y es que como ya analizamos, la llegada de Rocío Carrasco a Telecinco conllevaba una serie de riesgos que ya hace semanas que han empezado a notarse. Más allá de que la hija de Rocío Jurado haya abrazado el sentido del espectáculo de Sálvame, durante la emisión de la serie documental buena parte de la sociedad se puso de su lado y la cadena, con Carlota Corredera y Jorge Javier Vázquez a la cabeza, abrazando un compromiso pocas veces visto en televisión con el feminismo y la concienciación sobre violencia de género a través de la tertulia, el debate y el aporte de información.

Pero los últimos acontecimientos de la cadena con esta historia han sido un revés para Rocío Carrasco. Porque, puestos a analizar las novedades de la parrilla televisiva desde el punto de vista de mero espectador, cualquiera podría pensar que la cadena está más interesada en el show mediático que en ella y su relato. Ahora, con la historia familiar de los Jurado-Mohedano-Flores en stand-by, en las últimas semanas se ha añadido más leña al conflicto con Olga Moreno dándole un protagonismo exacerbado por parte de la cadena que ha tirado por tierra buena parte de lo conseguido con la docuserie. 

De esta manera, es incompatible que esta forma de Telecinco de tratar el tema siga dándole credibilidad al relato de Rocío Carrasco y que, por tanto, figuras como la periodista Ana Bernal-Triviño quieran seguir siendo partícipes. No hay que olvidar que incluso políticos, como la Ministra de Igualdad Irene Montero o el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez, se unieron a su mensaje (en el caso del presidente, según María Teresa Campos que confesó a Jorge Javier Vázquez que el mandatario le pidió el teléfono de Rocío). Nos preguntábamos, entonces, si las mismas figuras seguiría defendiendo a Rocío tras esta deriva hacia el corazón. Y ahora ya tenemos la respuesta. 

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.