Ángeles Azules: la leyenda de la cumbia que seduce incluso a los fanáticos del rock

·4  min de lectura
Los Ángeles Azules durante un evento promocional. (Getty Images)
Los Ángeles Azules durante un evento promocional. (Getty Images)

Los Ángeles Azules son el grupo mexicano de cumbia por excelencia. Desde hace 40 años, muchas agrupaciones han intentado disputarles el trono, pero ellos han sabido renovarse incluso en momentos críticos. Ninguna fiesta familiar puede ser una verdadera fiesta si no hay algún éxito angelino que reviente las bocinas. Hasta los fanáticos del rock han caído rendidos ante el encanto de su ritmo.

En 2013, los hermanos Mejía Avante recibieron una propuesta de Ocesa, su disquera, que excedía los límites de la cordura: participar en el Vive Latino, el santuario del rock hispanoamericano. En ese momento, el grupo encarnaba una misión de supervivencia. Sus éxitos noventeros ya eran un himno para los mexicanos, pero no se habían revitalizado a tiempo y ya comenzaban a convertirse en un fantasma de sí mismos.

En esa lucha por reintegrarse al panorama musical, lanzaron un álbum de 13 éxitos remasterizados pero con la colaboración de artistas más vinculados a los tiempos recientes, como Jay de la Cueva, Ximena Sariñana, Saúl Hernández y Carla Morrison. Esa fusión de pasado con presente, de vitalidad cumbiera con irreverencia rockera tuvo un destino obvio que, sin embargo, parecía descabellado. No era cualquier cosa ir al Vive Latino. Lo aceptaron.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

Los hermanos Mejía Avante, liderados por Jorge, Pepe y Elías, dieron el paso al frente. Era a todo o nada, una apuesta de altísimo riesgo. En redes sociales, las críticas no se hicieron esperar. “Era muy importante para la vida o salida del grupo. Fueron dos meses de mucha angustia. Todos en las redes sociales decían: ‘los vamos a bajar, si han venido grupos de Inglaterra, ¿ustedes qué tienen que hacer?’ A la mera hora, más de 45 mil personas. Al otro día, en todos los medios se leía: ‘Callaron bocas’”, recordó Pepe Mejía en una entrevista con Adela Micha en 2013.

Su presentación en el Vive no pudo ser más espectacular. La euforia podía respirarse en el ambiente incluso antes de que las trompetas comenzaran a entonar Entrega de amor. Pero el momento cumbre llegó con el himno de la agrupación: Cómo te voy a olvidar, que ha alumbrado miles de bodas y todas las fiestas multitudinarias durante 25 años. Hasta el rockero más recalcitrante se deshizo los pulmones cantando y, por qué no, también aprovecharon para sacarle brillo a la pista pues a nadie le queda duda de que las canciones de los Ángeles Azules nacieron para bailar sin penas ni restricciones.

El nerviosismo era visible en los experimentados Ángeles, quizá por la sorpresa de haber recibido alaridos en vez de abucheos. Después de los primeros temas, el público les exigió que cantaran el tema 17 años. Entre la emoción y el asombro, ni siquiera el grupo se dio cuenta de que les estaban pidiendo esa canción. “Los jóvenes empezaron a gritar: ‘¡Diecisiete, diecisiete, diecisiete!’ Le digo a mi hermano: ‘¿qué están diciendo?’ ¡La canción, por dios!”, confesó Pepe Mejía.

Fans entonando los éxitos de la agrupación surgida en Iztapalapa, Ciudad de México. (Gary Coronado / Los Angeles Times via Getty Images)
Fans entonando los éxitos de la agrupación surgida en Iztapalapa, Ciudad de México. (Gary Coronado / Los Angeles Times via Getty Images)

Después de aquella presentación, que pudo ser también un paso irreversible hacia el olvido absoluto, Los Ángeles Azules se afianzaron por completo como los reyes de la cumbia mexicana. Y fueron mucho más allá. Su lema, “De Iztapalapa para el Mundo”, los ha acompañado en giras internacionales por Estados Unidos y Sudamérica, región en la que su música es muy bien valorada.

Las colaboraciones no se han detenido y han alcanzado grados que en cualquier momento de la historia hubieran parecido improbables, como fue el caso del tema Amor a primera vista, que grabaron junto a Belinda, o Nunca es suficiente al lado de Natalia Lafourcade. Y ni hablar de Otra Noche, en el que colaboraron con Nicki Nicole, cantante argentina de pop y música urbana.

Lo que comenzó como una necesidad, pues los hermanos Mejía Avante querían llevar dinero a su casa, ha tenido como desenlace una historia repleta de éxitos musicales que, más bien, se han convertido en himnos para todos los gustos. Esa es la esencia de Los Ángeles Azules, los reyes de la cumbia que tienen la fórmula para hacer bailar a todo el mundo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO: "Cumbiana II", la forma de Carlos Vives de enlazar lo colombiano con el mundo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.