Angelina Jolie está “abrumada” tras su visita a la zona de las inundaciones de Pakistán

·3  min de lectura

La estrella de Hollywood Angelina Jolie declaró sentirse “abrumada” tras viajar a las devastadas zonas de inundación de Pakistán y reunirse con las víctimas.

Jolie, quien realiza frecuentes viajes humanitarios como embajadora de buena voluntad del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, visitó la muy afectada provincia de Sindh, en el sur del país, donde se reunió con los desplazados que viven en campamentos.

“Nunca he visto nada parecido”, declaró el jueves la actriz y activista humanitaria.

Tras su encuentro, dijo sentirse “abrumada” y expresó su preocupación en cuanto a que, si no llega más ayuda, muchas de las víctimas no puedan sobrevivir.

“Estuve hablando con la gente y pensando que, si no llega suficiente ayuda, no estarán aquí en las próximas semanas, no lo lograrán”, señaló Jolie.

Las catastróficas inundaciones han dejado un tercio de Pakistán bajo el agua, y las autoridades advierten que es poco probable que las aguas bajen en los próximos seis meses. La catástrofe, que ha dejado a más de siete millones de personas desplazadas y ha afectado a 33 millones, fue vinculada a la crisis climática por un grupo internacional de científicos del clima.

Jolie llegó el miércoles al aeropuerto de Karachi, capital de la provincia meridional de Sindh, donde las inundaciones han provocado la muerte de 692 personas en los últimos tres meses.

Viajó a Dadu, donde las enfermedades transmitidas por el agua también han causado casi 300 muertes desde julio, y habló con la gente sobre sus necesidades.

Más tarde, en una reunión de funcionarios civiles y militares en la capital, Islamabad, indicó: “Estoy por completo de acuerdo en presionar a la comunidad internacional para que haga más... Creo que esto es una verdadera llamada de atención al mundo sobre la situación en la que nos encontramos”.

“El cambio climático no solo es real y no solo se avecina, sino que está muy presente”.

La crisis climática ha provocado inundaciones catastróficas en el país, cuyo número de muertos asciende ya a 1.559, entre ellos 551 niños y 318 mujeres.

Según el IRC (Comité Internacional de Rescate), un destacado grupo de ayuda internacional, Jolie se encuentra de visita en Pakistán para apoyar a las comunidades afectadas por las devastadoras inundaciones.

“Jolie está de visita para ser testigo y comprender la situación, y para escuchar a las personas afectadas directamente sobre sus necesidades y sobre las medidas para evitar tal sufrimiento en el futuro”, declaró el IRC en un comunicado.

“Jolie, quien ya visitó a las víctimas de las inundaciones de 2010 en Pakistán y del terremoto de 2005, visitará las operaciones de respuesta de emergencia del IRC y las organizaciones locales que asisten a las personas desplazadas, incluidos los refugiados afganos.”

La visita se produce después de que el primer ministro de Pakistán, Shahbaz Sharif, viajara a Nueva York para asistir al 77º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde está previsto que destaque los daños causados por las inundaciones provocadas por el cambio climático en el empobrecido país.

Pakistán ha sufrido daños por valor de más de US$30.000 millones a causa de las inundaciones, que los científicos atribuyen a la crisis climática provocada por el hombre.

Pakistán, cuya contribución a las emisiones mundiales de carbono es inferior al 1 por ciento, es uno de los países más vulnerables a los efectos de la crisis climática y ha exigido a los países ricos que paguen reparaciones climáticas.

Mientras tanto, un brote de enfermedades víricas y transmitidas por el agua, como el paludismo, el dengue, la diarrea y las infecciones cutáneas, ha desbordado el sistema en todas las provincias, ya que varias zonas siguen sumergidas. Según la ONU, la crisis de salud pública puede ser un “segundo desastre” en el país.