Angelina Jolie podría perder custodia si no hace las paces con Brad Pitt

Angelina ordenada a ser flexible con Brad.

Angelina Jolie podría perder la custodia de sus hijos si no intenta mejorar su relación con su ex, Brad Pitt. Según documentos del contencioso divorcio que obtuvo The Blast, un juez de Los Ángeles advirtió a la actriz que los seis hijos de ambos parecen reacios a su papá y que ella debe tomar medidas para remediar la situación.

“El no tener una relación con su papá es dañino para ellos”, reportó el sitio web. “Es crítico que cada uno tenga una relación saludable y fuerte con su papá y mamá”. También se reportó que el juez ordenó a Jolie a coordinar una llamada con los niños y sus doctores para compartir el mensaje que “están seguros con su papá”.

La actriz y su prole.

“Si los menores permanecen fuera de contacto con sus padres y, dependiendo de las circunstancias de esa condición, puede resultar en la reducción de tiempo que pasen con (Jolie) y puede resultar en que la corte ordene custodia física primaria a (Pitt)”, se reveló estableció el documento.

De acuerdo a los documentos, Jolie debe proveer a su ex los números telefónicos de cada niño y no impedir llamadas entre ellos. The Blast indicó que Jolie debe evitar leer los mensajes de texto entre los niños menores de edad y su papá. La petición a la corte buscaba determinar un plan de custodia para el verano y coordinar visitas entre Londres, donde Jolie filma la secuela de “Maleficent”, y Los Ángeles. El calendario no incluiría a Maddox, porque la corte lo considera a los 16 años lo suficiente mayor para decidir cuánto tiempo quiere compartir con Pitt.

No hace mucho junto a Shiloh y Zahara.

Jolie sometió la demanda de divorcio en septiembre 2016 tras dos años de matrimonio y 12 años juntos. La sorpresiva petición tuvo lugar tras un altercado con Pitt y su hijo mayor Maddox en un avión privado de Francia a Los Ángeles. Aunque no se dijo que Pitt hubiera agredido al jovencito, el FBI y el Departamento de la Familia hicieron una investigación sobre alegaciones de abuso infantil de la que no hubo cargos contra el actor.