Anticonceptivos y salud sexual

El uso de métodos anticonceptivos fomenta el derecho de las personas a decidir sobre el número de hijos que desean tener y el intervalo entre uno y otro embarazo. En otras palabras, son sustancias, objetos o procedimientos que evitan que la mujer quede embarazada.

Píldoras, implantes, parches, anillos vaginales, dispositivos intrauterinos, condones, así como la esterilización de uno y otro sexo son algunos métodos anticonceptivos con diferentes mecanismos de acción y eficacia. Sin embargo, en México solo el 36.5 por ciento de las personas cuida su salud sexual con el uso de anticonceptivos, ello de acuerdo con una encuesta aplicada por la agencia Ejecutando Ideas, cuyo objetivo fue conocer la percepción de los consumidores con relación a su sexualidad. La cifra restante corresponde a análisis clínicos y visitas médicas cada seis meses o anualmente.

Aunque para algunos académicos hablar de este tema continúa siendo un tabú en pleno siglo XXI, 71 por ciento de los encuestados niega que abordar la sexualidad esté prohibido, según las convenciones sociales o religiosas. La educación en torno a este tópico representa un camino para la prevención de embarazos en adolescentes, violencia de género y enfermedades de transmisión sexual.

A pesar de los esfuerzos en conjunto de organismos nacionales e internacionales por impulsar campañas de educación sexual, las redes sociales son el medio preponderante para obtener información, al sumar casi 26 por ciento del total de consultas. A estas les siguen los blogs especializados y las búsquedas en Google.

CULTURA Y RELIGIÓN

Entre los motivos para no usar métodos anticonceptivos destacan las razones culturales o religiosas, con 43.4 por ciento, y porque son perjudiciales para la salud, según el 39.1 por ciento de la pesquisa. Por otra parte, casi el 41 por ciento de los participantes señaló el preservativo como el método del que más se dispone al momento de tener relaciones. Después están las pastillas anticonceptivas, con 19.8 puntos, mientras que el 8 por ciento contestó prescindir de cualquier método.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el condón masculino tiene una efectividad del 85 al 95 por ciento, si se usa correctamente, en la prevención de embarazos y de enfermedades.
Cada día, más de un millón de personas contraen una infección de transmisión sexual, pero la mayoría de los casos son asintomáticos. La OMS estima que, al año, 374 millones de personas contraen alguna de estas cuatro enfermedades: clamidiosis, blenorragia, sífilis y tricomoniasis.

Ante estas cifras, el 60.5 por ciento de los encuestados apuntó usar el preservativo para prevenir enfermedades. El condón también aparece como el método anticonceptivo percibido como el más seguro, con 51.9 por ciento, y en un lejano segundo lugar aparece el dispositivo intrauterino, con 10.9 por ciento de las preferencias. N

anticonceptivos
Fuente: Ejecutando Ideas
anticonceptivos
Fuente: Ejecutando Ideas
anticonceptivos
Gráfica: Ejecutando Ideas

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Masturbación: ¡sí!

Estigmas y tabúes corren sin silla de ruedas

Asexualidad, una orientación sexual poco conocida

Juguetes para divertirse en pareja