Apúntate a la decoración 'slow' y convierte tu casa en un espacio libre de estrés

Laura Alesanco
·1  min de lectura

A la hora de relajarte en casa, además de practicar diferentes deportes y técnicas concretas, tales como el heartfulness o el lykke, el método escandinavo para combatir el estrés en casa, existen determinados trucos que puedes aplicar a la decoración de tu hogar, empezando por la elección de los colores. Y es que, ahora que pasas más tiempo que nunca en casa, es especialmente importante que te sientas a gusto y relajada. Para conseguirlo, te proponemos una serie de tips que podrás aplicar tanto en grandes apartamentos como si tu piso no supera los 60 metros cuadrados. Toma nota:

- Espacios despejados: intenta no sobrecargar las estancias, ya que así generarás una sensación de agobio que dificultará mucho la relajación.

- Estancias diferenciadas: trata de dividir tu hogar en espacios diferentes, especialmente si teletrabajas, ya que eso te ayudará a desconectar. Un ejemplo sería utilizar la mesa del salón para trabajar y comer en la cocina o en una mesa diferente, aunque se encuentre en la misma estancia.

Decoración para terraza
Decoración para terraza

- Un rincón para desconectar: puede ser un sillón, un cojín junto al balcón o, si puedes permitírtelo, una estancia a la que recurrir para disfrutar de un momento de lectura y relajación, o incluso tu rincón de meditación. Lo importante es que sea un lugar acogedor y en el que te sientas cómoda.

- Mímate con los 5 sentidos: utiliza velas, cremas hidratantes y productos aromáticos que te ayuden a relajarte y perfumar tu hogar, o convertir el momento de la ducha en un ritual de desconexión. Una pausa para cuidarte y disfrutar en el proceso.

- Cuida de tus plantas: además de ocupar tu tiempo con una nuea tarea, cuidar de las plantas es una buena forma de mantenerte en contacto con la naturaleza, que te aportará una gran satisfacción.