Araújo, ante el dilema de operarse y poner en peligro su presencia en Qatar

Un puñado de minutos bastó para ocasionarle una pesadilla a Ronald Araújo. En el amistoso contra Irán el viernes, con la Selección de Uruguay, el defensor de Barcelona sufrió una lesión muscular apenas instantes después del pitazo inicial, la que lo obligó a dejar el campo y que le generó una gran preocupación.

Tras su inconveniente físico, debió quedar desafectado de la convocatoria de la Celeste, para regresar a España. Ya en suelo europeo, el jugador, de 23 años, se sometió a estudios en la institución catalana, los que constataron una "avulsión del tendón del aductor largo del muslo derecho", anunciada en un comunicado.

Y este problema es muy grande para el zaguero. Es que afronta el dilema de operarse o no, sabiendo que el Mundial de Qatar 2022 está a la vuelta de la esquina, a 56 días de su comienzo, y que pondría seriamente en peligro su presencia con los Charrúas.

Por la gravedad de la lesión, en las internas del Barça proyectan a que el nacido en Rivera se encuentre fuera de las canchas entre seis y ocho semanas, el equivalente a dos meses. Estos lapsos superarían el tramo de espera hacia la cita internacional y es ahí donde padece el temor por estar en la Copa del Mundo.

El hecho de pasar por el quirófano servirá para ponerle fin de inmediato a la herida, pero, de todas formas, resultarían inevitables los tiempos esperados para su recuperación. Si bien la idea de Araújo sería evitar una cirugía, aguardará a la charla con el cuerpo médico del Blaugrana y dará su determinación este lunes.

Su baja será tan dolorosa para Barcelona como inquietante para Uruguay, de cara al torneo ecuménico. Con el conjunto de Xavi Hernández, el defensa es una pieza vital, por su polifuncionalidad en la última línea, y en el arranque de la temporada 2022-23 lo demostró con su titularidad en los siete juegos del equipo, entre La Liga y Champions League, de los cuales seis los disputó en su totalidad.

Foto: Getty Images