Archie, hijo de Harry y Meghan, podría convertirse en príncipe por obligación

Anna Sanchez
·3  min de lectura
CAPE TOWN, SOUTH AFRICA - SEPTEMBER 25: Prince Harry, Duke of Sussex, Meghan, Duchess of Sussex and their baby son Archie Mountbatten-Windsor meet Archbishop Desmond Tutu and his daughter Thandeka Tutu-Gxashe at the Desmond & Leah Tutu Legacy Foundation during their royal tour of South Africa on September 25, 2019 in Cape Town, South Africa. (Photo by Toby Melville - Pool/Getty Images)
Archie podría convertirse en príncipe sin desearlo (Photo by Toby Melville - Pool/Getty Images)

Archie nació bajo la influencia de la corona pero sus padres se han preocupado de que no obtenga ninguna vinculación con ella.

La monarquía es una institución milenaria y conlleva leyes que están por encima de sus propios protagonistas. Así, desde que Archie Mountbatten-Windsor nació el 6 de mayo del año pasado, su vida va sujeta a una serie de derechos y obligaciones monárquicas.

El príncipe Harry y Meghan Markle ya se espabilaron para que, al nacer Archie, no se le otorgara ningún título de Lord ni de ningún tipo. Ambos luchan para que Archie tenga una infancia de niño normal y no sea tratado de príncipe como, por ejemplo, el pequeño George, Charlotte o Louis, hijos de William y Kate Middleton.

A los dos días de nacer Archie, Meghan y Harry no consideraron necesario que la bisabuela Isabel II le nombrara príncipe pero resulta que hay una antigua ley en la familia real británica que puede obligar a Archie a acabar siendo príncipe aunque no quiera.

Iain MacMarthanne, doctorado en monarquía británica, ha hablado con Daily Express y afirma que es probable que el joven Archie esté sujeto a la Ley de Sucesión a la Corona que data de 2013. Archie es el sexto en la línea de sucesión al trono en cuanto Carlos sea rey.

Esta ley marca que Archie debería ser príncipe y no solo eso sino que Isabel II debería dar su consentimiento si Archie se quiere casar el día de mañana (si Isabel ya no está, Carlos supongo). Esta ley sigue en vigor y, de hecho, Isabel II dio el consentimiento a Harry para casarse con Meghan.

Eso sí, el príncipe rebelde ya se había comprometido con la actriz antes de decirle nada a su abuela, típico de él y por eso me encanta. El caso es que, en referencia a Archie y según la citada fuente, en cuanto Carlos ascienda al trono, Archie será automáticamente nombrado príncipe por una ley de Jorge V, que data de 1917.

De seguirse estrictamente la ley monárquica, todo lo que han elegido Meghan y Harry para su hijo no habría servido de nada pero, como es lógico, las leyes en la familia real británica son flexibles para sus miembros o, al menos, éstas dos lo son.

Si Archie creciera y quisiera saltarse esa ley de la sucesión y se casara sin permiso de la familia real, sencillamente se le quitaría de línea de sucesión al trono y perdería su derecho a reinar aunque, visto como se ha comportado su padre, espero que siga su ejemplo y le importe poco o menos convertirse en rey.

‘Finding Freedom’ la biografía autorizada de los Sussex recoge que Meghan y Harry ya han hablado de esto con Carlos: “Una fuente dijo que la pareja estaba preocupada por el día en el que el príncipe Carlos se convirtiera en rey ya que sus hijos podrían heredar el título de príncipe o princesa. Ya han compartido sus preocupaciones con Carlos, que dijo que cuando se convirtiera en rey consideraría la posibilidad de emitir una nueva patente de cartas, un instrumento legal en forma de orden escrita emitida por un monarca reinante, que cambiaría este estilo.”

VÍDEO | Obligado a disculparse por comparar a Archie con un mono

Más historias que te pueden interesar

Lo que Archie está aprendiendo del príncipe Harry, según Meghan Markle

¿A qué se van a dedicar Meghan Markle y Harry de Inglaterra? Lo desvelamos

La salud mental de Harry y Meghan Markle preocupa a su círculo íntimo