La “argentinización” de Martín Di Nenno sobre “Paquito” Navarro y cómo tira los pasitos prohibidos

·6  min de lectura
El español “Paquito” Navarro y el argentino Martín Di Nenno son la segunda mejor pareja del mundo de pádel
El español “Paquito” Navarro y el argentino Martín Di Nenno son la segunda mejor pareja del mundo de pádel - Créditos: @Marcelo Alvarez

MENDOZA.- La historia del pádel es una mesa de tres patas. La primera pisa en México, donde nace en 1969. La segunda se asienta en España, donde este deporte atraviesa el Atlántico y desembarca en el 74. La tercera está firme en la Argentina, acá se comienza a jugar en el 75. De los 20 mejores jugadores de la actualidad, 19 nacieron en estos últimos dos países. Nueve españoles, diez argentinos. Y de esta mezcla hispanoargentina surgió una de las parejas más carismáticas del circuito mundial. Martín Di Nenno, de Ezeiza, y el sevillano Francisco Jesús Navarro Compán, conocidísimo como “Paquito”. Compiten, se entrenan, viajan, comen y celebran juntos. Esta convivencia deportiva es la responsable de la argentinización de “Paquito” Navarro.

“Sí, me gusta la cumbia”, confiesa “Paquito”, “incluso me gustaría aprender a bailarla. De hecho antes del partido estaba intentando tirar algún pasito. Pero un poco nomás, porque Martín ya me atrona la cabeza”, dice Navarro con su sonrisa característica. Y detrás no se demora la palabra de su compañero de ruta: “Es que a mí me gusta mucho: Ke Personajes, y, La T y la M, la cumbia más actual”, explica Martín, “pero lo voy llevando, ya le hago tirar algunos pasitos prohibidos”.

A inicios del 2021 “Paquito” contaba con 18 títulos del circuito mundial, fue número uno del mundo durante 2019 (junto con Juan Lebrón) y tuvo como pareja a Pablo Lima (también ex número uno, durante tres años). En esa búsqueda por mejorar y mantenerse en el más alto nivel, Navarro cambia de fórmula y apuesta por un compañero de, por ese entonces 22 años, que recién se metía entre las 8 mejores parejas y no tenía ni solo título internacional. Decían que había sido muy bueno de pibe, pero que un accidente muy grave de automovilismo casi lo deja sin pádel y sin vida. Ahora se venía recuperando, pero todavía le faltaba bastante. Así surgió hace un año y medio, esta pareja “despareja”.

Martín Di Nenno es compañero de Navarro desde el comienzo de 2021
Martín Di Nenno es compañero de Navarro desde el comienzo de 2021 - Créditos: @Marcelo Alvarez

“La verdad yo no soy de llevar el mate, si hace otro, tomo, pero no hago yo”, confiesa Martín y casi como en la cancha sale detrás “Paco” a sumar su cuota: “Yo sí, en mi casa he tomado, este año que he estado un poco a dieta me venía bien”, sonríe y se toca la panza. Incluso, confiesa que cada tanto comparten otra bebida que se consume mucho por estas tierras: un Fernet con Coca.

Ese 2021 fue una caja de sorpresas. El “pibe” que aún luchaba con las secuelas del accidente en sus piernas, que cada tanto lo sacaban del partido con calambres, se quebró emocionalmente el 19 de septiembre cuando levantó, en Barcelona, el primer trofeo de su vida. Grabando una emotiva frase en la memoria de todos los seguidores del deporte. Con los ojos rojos dijo: “Yo sólo quería volver a jugar al pádel, yo no quería todo esto”. A su lado, “Paco”, también estaba atrapado por esa emoción.

En este proceso de “argentinización”, “Paquito” parece que tiene entre sus planes empezar a hacer un asado: “Lo veo con mucha cualidades para la parrilla”, asegura Martín. Y agrega: “El tema es que yo no sé hacer un asado... pero quedate tranquilo que la carne me gusta y mucho”. Navarro sigue atento todo el relato, afirma con un gesto y agrega: “Cada vez que vamos a un torneo busca algún argentino para comer, es totalmente carnívoro”.

Luego de ese título en Barcelona, sumaron otro en Córdoba (España) y luego en Buenos Aires. Llegaron al Master de fin de año con chances concretas de convertirse en la pareja número uno del mundo. Debían desbancar a Juan Lebrón y Alejandro Galán, la pareja que afirmó disfrutar del dulce de leche. Pero quedaron a dos partidos de la gloria, cayeron en las semifinales, y sellaron así como pareja un año, casi perfecto.

“Paquito” Navarro fue número uno del mundo durante 2019 (junto con Juan Lebrón) y tuvo como pareja a Pablo Lima (también ex número uno, durante tres años)
“Paquito” Navarro fue número uno del mundo durante 2019 (junto con Juan Lebrón) y tuvo como pareja a Pablo Lima (también ex número uno, durante tres años) - Créditos: @Marcelo Alvarez

Sin abandonar el proceso de metamorfosis, los modismos de Di Nenno van ganando terreno sobre las formas de expresarse de Navarro. “A “Paquito” se le pegan todas nuestras frases, todas”, asegura Martín. Y su pareja recoge el guante: “Te voy a hablar en argentino si querés: Estamos acá y es una cosa de locos, está repleto, es una guasada, boludo. Viste, estábamos hablando con los pibes, con los chicos allá del barrio de Tigre y decían, ¿qué hacés pe...? Andá a c... a palos a todos... ¿y qué querés que haga? Partido a partido”.

Por último, para reconfirmar que Navarro está completamente argentinizado, luego de su partido de los cuartos de final en el Mendoza Premier Pádel, y frente a 7.000 personas, gritó frente al micrófono: “¡Las Malvinas son argentinas!”.

La actualidad de la pareja, este año en el Premier Pádel, empezó de manera brillante. Ganando la primera fecha en Doha, siendo finalistas en la segunda en Roma, semifinalistas luego en París, y finalistas en Madrid. Ahora en Mendoza frenaron su recorrido en las semifinales, ante Fernando Belasteguín y Arturo Coello, la pareja que disputará este domingo la final. Con ese historial son para la Federación Internacional de Pádel la segunda mejor pareja del mundo.

Ya sobre la recta final. El intento de cambio de “nacionalidad” llega a algunos puntos difícil. A Martín le cuesta lograr que conduzca como argentino: “Es que en España se respeta mucho más, Paco si ve el amarillo en el semáforo para, no acelera”.

Martín Di Nenno y “Paquito” Navarro son una de las parejas más sólidas y poderosas del circuito de pádel
Martín Di Nenno y “Paquito” Navarro son una de las parejas más sólidas y poderosas del circuito de pádel - Créditos: @Marcelo Alvarez

Y tampoco es una acción unilateral. “Paco” también hace su intento de “españolizar” a Martín. “Le estoy intentando incluir mucha comida española, tortilla, gazpacho, paella. Lo que pasa es que está difícil sacarlo de la carne”, asegura el ex número uno, “y yo quiero que amplíe un poco sus horizontes”. Mientras también afirma que a Martín el “español”: “le gusta, le gusta, ya tira el tu”. Así lo habla Di Nenno: “Me cuesta un poquito más que a Paco… pero venga, joder, hostia, ¿tú que dices hombre?”.

El camino concluye en un lugar en el que ambos países se sienten muy identificados. A pesar de ser dos de los mejores jugadores de pádel del mundo, nacieron en tierras que aman el fútbol. Y en ese punto Martín tiene un pasión innegociable: “No te digo que es hincha fanático, pero sí que lo hice seguidor de Boca”. Y “Paco” lo respalda: “Yo quiero que mi compañero esté feliz. Y si eso lo hace feliz, sigo a Boca a muerte… lesionaron a Zeballos [por Exequiel] los “forros” ¡Eso sí que no puede ser!”.