La nueva adicción de Ari Telch: la soledad

Ari Telch. Foto: Mezcalent

Ari Telch ha tenido una larga trayectoria en televisión y teatro. El actor se hizo famoso a través de papeles en populares telenovelas noventeras como ‘Muchachitas’, ‘María Mercedes’ y más tarde, ‘Mirada de mujer’, una de las producciones más elogiadas de TV Azteca, en la que compartió créditos con Angélica Aragón, Fernando Luján y Bárbara Mori.

A pesar de que ahora reconoce algunos síntomas que tenía desde loas20 o 21 años, el actor asistió a un psiquiatra por primera vez hasta pasados los 30 años de edad. Al principio fue diagnosticado con depresión, para lo cual tomó medicamentos durante ocho años. No fue hasta más tarde, durante un viaje en Brasil, que un “delirio mixto” lo llevó a ser oficialmente diagnosticado como bipolar.

Viviendo con bipolaridad

Telch estaba en el mejor momento de su carrera cuando se dio cuenta de que las cosas no estaban bien. El actor estaba lleno de tristeza y enojo, “ingredientes principales de la depresión”. El actor ha dicho que usó el alcohol para “medicar” los síntomas de su enfermedad mental.

“Nunca dejé de cumplir con mi trabajo ni dejé nada a medias. Llegaba puntual, pocas ocasiones con minutos de retraso, pero dejé ir proyectos porque prefería estar aislado”, explica Telch.

Su diagnóstico fue el inicio de su recuperación y ha ido encontrando el coctel de medicamentos indicado para poder vivir con dicho trastorno. Ahora, lleva 11 años alejado del alcohol y a pesar de haber tenido momentos malos, Telch parece haber logrado entender su padecimiento y ha aprendido a sobrellevarlo.

También te puede interesar: La feliz vida familiar de Ernesto Laguardia que finalmente presumió

Puedo identificar perfectamente si estoy cayendo en depresión, en la manía, en la hipomanía,” le dice a Reforma. “Empiezo a percibir síntomas, llamo al doctor, cambio el medicamento hasta que le atino y puedo funcionar de manera normal”.

El trastorno afectivo bipolar se caracteriza “por la presencia de alteraciones o fluctuaciones en el estado de ánimo que exceden el rango estándar”. En 2017, se ubicó como uno de los cinco problemas de salud mental más comunes en la consulta externa del Hospital Psiquiátrico Fray Bernardino Álvarez (HPFBA) de la Ciudad de México.

Una nueva adicción

La vida de Telch es más tranquila estos días y su nueva adicción es la soledad. El actor de 57 años dice que además de tener paz, ha “encontrado un gran placer en estar solo”. De hecho, Telch dejó atrás la agitada vida en la Ciudad de México hace ya varios meses y la cambió por una casa en Cuernavaca, Morelos. “Me sigo relacionando, no te creas que estoy muy cerrado todo el tiempo,” aclara. “Pero disfruto mucho de todos esos tiempos que puedo pasar a solas conmigo”.

Pero su intención no es aislarse ni del mundo, ni de la actuación, y ha estado enfocado en teatro. Escribió ‘D’Mente’ junto con Alfonso Cárcamo, un soliloquio (que también protagonizó) en el que explora diferentes trastornos a través de la comedia y que estuvo de gira por el país hasta junio de 2019.

También te puede interesar: Carmen Campuzano, de las pasarelas a los pasillos del Metro

La vida tranquila

Aunque todavía viaja a la Ciudad de México por trabajo, vivir en Cuernavaca, en una casa desde la que puede ver árboles y aves, tiene a Telch muy feliz. Y si bien no tiene intenciones de dejar la actuación, tampoco está muy interesado en pelearse por obtener papeles protagónicos en sus proyectos. “¡Me vale!, a mí me gusta ahora hacer personajes, no importa si son de reparto”.

El actor dijo que a pesar de tener días de ansiedad elevada, es funcional y está contento y disfrutando de sus libros. “Mi vida ahora es bastante tranquila. Hago ejercicio, cuido a mis animales, sigo con mis proyectos personales”.