Ariadne Artiles desvela sus problemas de salud derivados del parto de sus gemelas

·2  min de lectura


Ha pasado ya una semana desde que la modelo Ariadne Artiles anunciara emocionada el nacimiento de sus dos hijas menores, las gemelas María y Julieta: todo ello a través de un extenso mensaje de Instagram en el que, además, explicaba que el parto por cesárea no había sido nada fácil y había desembocado en algún que otro contratiempo.

La maniquí canaria ha revelado ahora que sus niñas permanecen ingresadas en el hospital a fin de ganar peso y fortaleza antes de su esperado traslado a casa. Por su parte, ella ha tenido que afrontar unos niveles muy bajos de hemoglobina que, afortunadamente, no han derivado en mayores problemas gracias al trato inmejorable y la vigilancia constante que está recibiendo por parte de sus médicos, así como a su estilo de vida saludable.

"Después de la cesárea me quedé con 6 de hemoglobina. Eso, como sabéis, no es nada bueno, pero poco a poco me he ido recuperando. Cuatro bolsas de sangre, hierro y una buena alimentación, además de hierro oral, son algunas de las pautas fundamentales. Una vez ya en casa mi labor es, a través de la alimentación, conseguir subir la hemoglobina a toda costa", ha manifestado a través de sus redes sociales, en las que también ha querido tranquilizar a sus seguidores en relación con la salud de sus pequeñas: "En nada estarán las niñas en casa y voy a necesitar una fuerza extra con seguridad".

La estrella de las pasarelas, madre también de la adorable Ari junto a su marido José María García Fraile, ha querido resaltar además que los imprevistos forman inevitablemente parte de la experiencia maternal, para la que, como ha subrayado, no existe "libro de instrucciones". "Salimos de la clínica sin libro de instrucciones, pero intuitivamente nos vamos haciendo a todo día a día. Debemos permitirnos que cada día traiga consigo su propio aprendizaje, sin presiones. Hoy falta un día menos para que comience la aventura", ha señalado.