El declive rotundo ¿y definitivo? de Armie Hammer

Cine 54
·5  min de lectura

La carrera profesional de Armie Hammer sigue cayendo en picado. Las acusaciones de acoso y agresión sexual por parte de varias mujeres, y sobre todo la última acusación de violación vertida sobre él, han hecho que los responsables de la película británica The Billion Dollar Spy también den marcha atrás sobre el fichaje del actor de Call Me By Your Name, según ha informado Variety.

Hammer iba a protagonizar este thriller junto a Mads Mikkelsen adaptando la novela del mismo título de David E. Hoffman. Se trataba de un drama ambientado en la Guerra Fría sobre un agente de la CIA en Moscú que consigue infiltrarse en el sistema militar soviético. El título estaba siendo adaptado a la gran pantalla por Walden Media y la directora Amma Asante, conocida por sus trabajos en series como El cuento de la criada, Mrs. America o películas como Belle. De momento, ninguna de las partes se ha pronunciado al respecto.

NEW YORK, NY- July 23: Armie Hammer arrives for the opening night party for Straight White Men, held at DaDong restaurant, on July 23, 2018, in New York City. Credit: Joseph Marzullo/MediaPunch /IPX
NEW YORK, NY- July 23: Armie Hammer arrives for the opening night party for Straight White Men, held at DaDong restaurant, on July 23, 2018, in New York City. Credit: Joseph Marzullo/MediaPunch /IPX

Las acusaciones hacia Hammer comenzaron a través de la filtración de supuestos mensajes del actor y confesiones de mujeres que dicen haber mantenido relaciones con él, donde sugerían que tiene un fetiche caníbal. Parecía una mera broma de internet, pero acabó dejando en evidencia un presunto acoso a mujeres a través de Instagram. El intérprete habría enviado mensajes y fotografías haciendo referencia a su supuesta tendencia y exponiendo sus deseos de dominación sexual, lo que él mismo ha negado calificándolo de “tonterías”.

Personas cercanas a Hammer dieron testimonio de estas acciones del actor. Su exnovia Courtney Vucekovich alegó para el Daily Mail que el actor quería romper y comerse sus costillas, mientras que varias mujeres afectadas también se hicieron eco de la manipulación a las que les sometía para que se prestaran a sus gustos sadomasoquistas. Sin embargo, Hammer niega los hechos y explica su salida de las películas por querer pasar más tiempo con sus hijos. “A la luz de los viciosos y espurios ataques en Internet en mi contra, mi conciencia no me permite dejar a mis hijos durante cuatro meses para rodar una película en la República Dominicana”, declaraba en un comunicado sobre su marcha de Shotgun Wedding.

No obstante, a mediados de marzo una mujer de 24 años llamada Effie anunció en una conferencia de prensa virtual que el actor la había violado en 2017 (vía BBC). "Me enamoré de él instantáneamente" dijo la mujer en la conferencia, asegurando que lo conoció a través de Facebook en 2016 cuando tenía 20 años. Aseguró que a medida que avanzaba la relación el actor utilizaba "tácticas de manipulación para tener control" sobre ella. Lo acusó de abusar "mental, emocional y sexualmente de ella" mientras dijo que la violación habría ocurrido el 24 de abril de 2017, a lo largo de cuatro horas, sometiéndola a golpes. Añadió que tuvo pensamientos suicidas tras lo ocurrido.

El abogado de Hammer respondió a la acusación diciendo que era "indignante" y que la relación había sido "completamente consensual, discutida y acordada previamente", mientras la policía habría comunicado al intérprete que era sospechoso de asalto sexual de una investigación abierta el 3 de febrero.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

The Billion Dollar Spy es el tercer proyecto que prescinde de la figura de Hammer. A finales de enero abandonó The Offer, la película sobre el rodaje de El padrino que está preparando Paramount donde iba a interpretar al productor Al Rudy, el papel protagonista. También se marchó de Shotgun Wedding, comedia de acción ambientada en una estrambótica boda donde iba a acompañar a Jennifer López.

Con tantas películas a la vista en plena pandemia Hammer parecía estar en uno de los momentos cumbre de su carrera. Su papel en Call Me By Your Name y los múltiples reconocimientos que trajo consigo habían impulsado su trayectoria. Así lo demuestra su filmografía de los últimos años, coronándose como uno de los protagonistas masculinos más solicitados con producciones como Wounds o la adaptación de Rebecca, y su fichaje en cintas como The Offer, que apunta a ser una clara contendiente para arrasar en premios el próximo año. Pero tras este tercer despido su vida profesional parece sentenciada.

El único proyecto de primer nivel que podría tener a la vista es la secuela de Call Me By Your Name, pero su desarrollo sigue siendo una incógnita. Han sido muchas las veces que el director Luca Guadagnino y los protagonistas de la aclamada cinta de 2017 han mostrado su deseo de llevar a cabo esta película, pero continúa sin tener luz verde. De hecho, Guadagnino se encuentra ahora rodando Bones and All con Timothée Chalamet, una película sobre (curiosamente) un caníbal. Sin embargo, viendo la repercusión que el escándalo ha tenido no seríamos los primeros en sospechar que la secuela pueda quedar en el limbo.

Dicen que a la tercera va la vencida y este último despido terminaría por evidenciar el declive profesional y definitivo de Armie Hammer. El escándalo de supuesto canibalismo, las acusaciones de abuso de varias mujeres y el último testimonio de supuesta violación, habrían dinamitado de manera rotunda su carrera en cuestión de pocos meses. Después del tsunami de escándalos que destapó el caso de Harvey Weinstein, Hollywood ya no tiene miramientos hacia posibles depredadores sexuales. Y aunque todavía exista la presunción de inocencia todo apunta a que las puertas del firmamento de las estrellas se han cerrado de golpe y, quizás, para siempre.

Más historias que te pueden interesar: