Arrancaron con la reventa de muebles y hoy facturan $ 2400 millones anuales: la historia de Fontenla Furniture

El año próximo Fontenla Furniture cumple 75 años. La historia nació en un comercio de barrio que ofrecía reventa de muebles de época. Siempre con impronta familiar, nunca abandonó el crecimiento y los años de trayectoria se hacen notar.

La empresa de tradición europea en mobiliario y diseño interior, hoy posee una planta industrial modelo con más de 9.000 metros cuadrados que integra todo el proceso productivo, un mall, catorce tiendas distribuidas en todo el país, alianzas con fabricantes de electrodomésticos de lujo, y hasta fragancia y carteras artesanales propias.

En Forbes conversamos con Roberto Fontenla, Presidente de la compañía, Fernando Fontenla, Vicepresidente y Fernando Fontenla, Director, sobre su empresa, que factura alrededor de 2400 millones de pesos anuales.

Una historia con impronta familiar

"Nuestra historia comienza hace muchos años con mi padre que fundamentalmente estaba en tema comercial, no era industrial, sino que era comerciante, donde de alguna manera revendía con un taller de muebles muy clásicos en la zona de Flores. Cuando yo entro a trabajar con él, desde muy chico me interesó siempre la parte industrial, y ahí decidí armar primero un pequeño taller para lo cual conseguí la relación de un capataz exageradamente eficiente de una firma Nordiska, que era una firma internacional que estaba asentada acá con una fábrica pequeña en la zona de Paternal, logré robarle a Nordiska en esa época el capataz y se vino conmigo y armamos un taller, un pequeño taller en un pulmón de manzana con diez personas más o menos" arranca Roberto Fontenla, Presidente de Fontenla, sobre la historia de la empresa que comenzó como un comercio de barrio y hoy cuenta con su propia planta más ocho locales.

Fontenla negocio tienda

"Compramos las máquinas, hicimos todo y ahí arrancamos con la experiencia de él, la cual me enseñó muchísimo, con mucho conocimiento de los estilos, en esa época se usaba mucho el estilo inglés, el Luis XV, el Luis XVI… muebles para toda la vida" , resume sobre ese arranque hace 74 años.

El camino hacia la planta industrial

En el 2001, -sí, en plena crisis- inauguraron la planta mayor, la cual tiene tres niveles, montacargas, y donde además fabricaban para comerciantes externos del interior del país, como Rosario, Córdoba y diferentes provincias.

"Esa comercialización nos fue empujando a ir agrandándonos con el tiempo. ¿Y qué pasaba? Como toda pyme comprábamos: yo era muy conservador y compraba propiedades donde anexaba un taller en esa propiedad, por ejemplo anexaba el taller de lustre, anexaba después el taller de tapicería", continúa Roberto y agrega:  "Un día me di cuenta que había que concentrar todo en una misma fábrica, la cual era un desafío muy importante, pero logramos conseguir un predio acá en Lugano frente al Autódromo donde estamos actualmente y desarrollamos una planta de 9.500 metros cuadrados".

Desde ese momento Fontenla concentró la mayor parte de toda la operatividad de la producción, carpintería, silletería, tapicería y lustre. "Fuimos los primeros que trajimos las cabinas presurizadas españolas al país para cabinas de lustre, que lo hicimos en otra propiedad, después iniciamos con cabinas de lustre acá en la nueva fábrica. Y a los pocos años en un terreno, en una manzana que está acá a 200 metros sobre la General Paz frente al Autódromo también, se licitó esa manzana y terminamos ganando la licitación y ahí nos ampliamos mucho más, hicimos otros prácticamente 10.000 metros cuadrados más, por lo cual hicimos una megaexposición, un mall en tres niveles con un subsuelo de 35 cocheras y toda la parte de almacenes, después los almacenes los convertimos en otro sector de lustre como tenemos acá muy grande también con cabinas presurizadas porque ya no alcanzaba la fábrica, siempre en la época de crecimiento, en esta época de siempre estar sumando algo", sostiene el ejecutivo dueño de Fontenla.

El diseño integral de Fontenla Furniture, un clásico de la compañía

Además de la fábrica y el mall presentes en Villa Lugano, Fontenla posee un paso de compras de la segunda línea de la empresa, FC, en Hudson y 14 tiendas distribuidas en todo el país.  En la fábrica también hay venta al público. "Viene mucha gente a visitar la fábrica, nuestros clientes a veces vienen a ver la producción y el desafío de haber hecho el gran showroom a 200 metros. Y la fábrica merece ser conocida y reconocida por cómo está organizada".

En cuanto a empleos, Fontenla tiene 312 personas aproximadamente trabajando de forma directa, entre personal de planta más toda la parte comercial y se pueden sumar unos 200 más de forma indirecta que incluye a todos los proveedores. "Pero como somos muy celosos de la calidad del producto, nosotros tratamos de hacer todas las partes del mueble, todas las partes de las sillas, no nos gusta tercerizar porque hemos tenido muchas malas experiencias en la producción de la mercadería y en la calidad del producto tanto en lo que no se ve como en lo que se ve, porque se han utilizado productos de una calidad que nosotros consideramos que no tiene un producto de Fontenla".

La fábrica de Fontenla ubicada en el barrio de Villa Lugano.
La fábrica de Fontenla ubicada en el barrio de Villa Lugano.

El enfoque hacia el mercado de lujo

Fernando Fontenla, Vicepresidente de Fontenla, cuenta cómo fue el crecimiento de la compañía hasta llegar a ser una parte fundamental dentro del mercado del lujo argentino.

"Siempre apuntamos a estar en la cima y al mercado de lujo. Es un producto de lujo y obviamente cuando uno empieza, en una época tal vez el mueble de estilo era un poco más accesible en la calidad artesanal que nosotros hacemos, ahora el producto en sí por los costos se fue haciendo un poquito más exclusivo, eso hace que obligue no sólo a nosotros, sino también a otras empresas a apuntar a ese mercado".

Ese proceso, en el que la demanda de los clientes genera que Fontenla vaya mutando su oferta "se fue dando: uno va buscando y va viendo hasta dónde puede ir llegando, nosotros creemos que podemos estar y todavía creemos que podemos ir mucho más arriba, porque, como digo, tenemos con qué: tenemos una fábrica modelo, ejemplar, con una mano de obra extremadamente capacitada. Entonces hoy nosotros vamos mejorando en lo que es materiales, vamos mejorando en lo que es la materia prima, obviamente el trabajo principal que estamos haciendo que es el más difícil es el marketing y eso también va de la mano no sólo en mejorar la calidad del producto, sino la variedad de la oferta, la variedad del diseño y estar siempre a la vanguardia", menciona.

La variedad, un sello de Fontenla

El Vicepresidente marca que hay varias líneas dentro de la empresa: "Es un poco una virtud y a su vez un defecto el tener un abanico de propuestas extremadamente amplio, mucho más amplio que lo que se puede encontrar en nuestro tipo de mercado, generalmente en otras empresas (la competencia o hasta te diría internacionalmente) la propuesta es un poco más limitada, ellos van sacando nuevas líneas, pero van desafectando otras, entonces siempre tienen un abanico de líneas bastante acotado en cuestión de la oferta. A nosotros eso siempre nos costó, un poco porque tenemos un mercado también clásico de muchísimos años que sigue buscando las líneas clásicas: hay líneas que sacamos hace 10 años que ya en otras partes del mundo las hubieran discontinuado y nosotros las seguimos teniendo vigentes no por un capricho, sino por la misma demanda, los mismos clientes están a la búsqueda".

Así como conservan líneas más clásicas para un público determinado, en Fontenla también buscan seguir apostando a lo nuevo. "El abanico de las nuevas colecciones son muy amplias, eso también va en la propiedad de la propuesta, no nos casamos ni nos identificamos con un estilo, sí con un concepto de calidad y prestigio y siempre estamos buscando lo último de cada una de esas colecciones porque hoy una empresa de nuestras dimensiones tiene que abarcar todo tipo de clientes y todo tipo de gustos, esa es la realidad", dimensiona el empresario.

Para el 2023, Fontenla prepara el lanzamiento de siete u ocho líneas nuevas para su aniversario número 75.

Atención personalizada

Los equipos de ventas y comerciales están formados por profesionales: arquitectos, decoradores y diseñadores, "porque justamente el cliente nuestro no sólo está buscando productos, sino que está buscando un servicio y ese servicio es el de decoración personalizada e integral, más allá de que puede venir el cliente con su decorador o su arquitecto y que puede trabajar en conjunto con nuestro profesional, también si viene sin ese asesoramiento lo puede encontrar con nosotros, de hecho obviamente no es un servicio aparte, ya viene incluido todo en este servicio que da Fontenla, está involucrado obviamente en la compra de los muebles, este asesoramiento que puede ser de un sector, puede ser de una parte de la casa o puede ser integral, porque hoy sinceramente hemos abarcado no solamente lo que son los muebles, los adornos, la iluminación, los cuadros, las alfombras, sino que también ahora hemos llegado a lo que es electrodomésticos, la gente puede resolver las heladeras, los lavarropas, que hoy en día son muy importantes para la deco y el equipamiento, la imagen de los electrodomésticos hoy ha cambiado el concepto, son de diseño porque están pensados". En resumen, Fontenla manifiesta: "Tratamos hoy de ocupar todo lo que tenga que ver con la decoración del hogar y creo que lo estamos logrando".

El diseño integral de Fontenla Furniture, un clásico de la tradicional compañía.

Innovación en lifestyle

Federico Fontenla, Director de la empresa, contó que el año pasado lanzaron una fragancia de ambiente y géneros que tuvo mucho éxito."Nosotros aromatizamos todas las tiendas, así que más allá de lo que ofrecemos, cada vez que un cliente entra a la tienda siente el aroma. Gustó tanto que se lo ponían en la piel, por eso tomamos la decisión de hacer un perfume personal para uso en la piel como fragancia, así que estamos en la construcción final de eso que va a continuar con la línea porque a mucha gente le gustó".

No es lo único que ofrecen más allá del diseño integral de un hogar, ya que al estar en contacto con artesanos de la marroquinería, "nos gustó la idea de poder empezar a diseñar algo más del mundo Fontenla y proyectamos dos carteras para transmitir que el diseño va más allá del mueble o de la decoración y que pueda acompañar. De hecho muchas veces lo que nos pasaba era que con las producciones nuestras de fotos y publicitarias que utilizamos ropa y accesorios mucha gente nos decía: 'Ay, ¿eso es de ustedes o dónde lo consigo?' y no, nosotros estamos mostrando los muebles. Y también viene un poco relacionado a eso, a que también puedan ser parte de esas producciones o del lifestyle que estamos queriendo mostrar desde Fontenla y obviamente es como una frutillita más del postre, a veces la gente quiere regalar algo para un cumpleaños o para  las Fiestas y valorizan mucho nuestra marca", describe.

Planes y proyecciones a mediano plazo

El empresario, por último, cuenta que para el 2023, el foco estará puesto en profundizar los cambios que vienen llevando a cabo. "Este año nosotros tuvimos la posibilidad de abrir en tres plazas importantes como son Córdoba, Rosario y Nordelta, con una inversión de 90 millones de pesos, sumado al año pasado que abrimos en el DOT, en Palermo y diseñamos un montón de colecciones nuevas que estamos terminando de hacer. Buscamos acercarnos un poco más al cliente y fue un cambio de imagen también muy importante. El año que viene la idea  es concretamente poder mostrar bien todas las colecciones que venimos diseñando junto con otras nuevas que seguramente aparecerán y eso genera un cambio bastante profundo en Fontenla".

El diseño integral de Fontenla Furniture, un clásico de la tradicional compañía.

Y finaliza: "Lo que viene no es crecer en locales, sino en calidad. También creemos que la nueva era nos demanda entrar en el celular del cliente o en la computadora del cliente y poder mostrarle cada vez mejor lo que hacemos".