Arrastró a su perro con la camioneta y los vecinos que lo detuvieron le encontraron un rifle de caza: “¿Por qué lo ibas a matar?”

·2  min de lectura
El hombre llevaba el perro atado en la parte de atrás de su camioneta
Captura

Atado con una soga a la parte de atrás de su camioneta Jeep negra, un hombre arrastró a su perro por las calles de Aristóbulo del Valle, en Misiones. Mientras esta persona avanzaba, el perro intentaba seguirle el ritmo, atado por el cuello y cansado.

Todo el episodio quedó registrado en un video grabado por los vecinos de la zona, que al ver el cruel episodio se acercaron rápidamente al vehículo para intentar detener a este hombre en su accionar. Por la insistencia, esta persona se bajó de su auto y decidió desatar al can.

Sin embargo, una vez que lo soltó, comenzó a arrastrarlo él con sus propias manos y de forma violenta por el piso, entonces eso terminó por desatar la indignación de una mujer que formaba parte del grupo de vecinos. “No lo podés tirar así”, le gritó ella y, para defender al perro, quiso arrebatarle la soga al dueño. “No lo voy a soltar”, exclamó la mujer.

Aunque el hombre quería hablarle, la vecina pidió que llamen a la Policía, apoyada por el resto de los presentes que impugnaban al conductor por su repudiable conducta. “¿Qué vas a hacer vos con el perro? Vos lo vas a matar. No te lo vas a llevar”, le dijo esta mujer al dueño de la Jeep y le quitó la correa.

En eso, la vecina abrió la puerta de la camioneta y no pudo salir de su asombro cuando vio lo que había en el asiento trasero: un rifle de caza. “Lo iba a ir a matar, tiene una escopeta, mirá. ¿Por qué lo ibas a matar? No podés hacer eso, es inhumano. ¿Qué le vas a hacer al perro? Lo vas a ir matar”, le gritó la mujer, conmovida por lo ocurrido, a este señor que se mostraba tranquilo y respondía en voz baja.

La señora también se quejó por lo “flaquito” que estaba el animal y le dijo al conductor: “Me lo voy a agarrar para mí si no lo querés”.

Incluso, en el video el hombre la habría amenazado con denunciarla para que la encarcelen, pero el grupo de personas que rescataron al perro le gritaron: “Usted va a ir preso”.

El caso de Rubio

La semana pasada, en la Argentina fue condenado Adrián Guillermo Rodríguez por un hecho similar. En agosto de 2019, se molestó porque Rubio, un perro callejero de Mar del Tuyú, le ladró. Este hombre decidió agarrar una correa y remolcarlo a alta velocidad con su camioneta por la cinta asfáltica.

En base a la reciente decisión de la Justicia, no obstante, se le decomisó el vehículo con el que cometió el delito, tiene ahora un año y medio de prisión en suspenso, y deberá cumplir reglas de conducta durante dos años.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.