“Los asesinos van a ver el Mundial, las víctimas no”: la indignación de Eduardo Feinmann por la compra de televisores para las cárceles

·3  min de lectura
"Se pudrió todo", el mensaje de uno de los presos dentro del penal de Devoto
Eduardo Feinmann criticó la decisión del Servicio Penitenciario Federal de comprar televisores para que los presos puedan ver el mundial de Qatar en las cárceles nacionales - Créditos: @Hernán Zenteno

El periodista Eduardo Feinmann criticó este jueves la decisión del Ministerio de Justicia nacional y del Servicio Penitenciario Federal (SPF) de llamar a licitación para comprar 225 televisores con la finalidad de distribuirlos en las cárceles federales de todo el país, antes de que comience el Mundial de Qatar 2022.

La indignación de Eduardo Feinmann por la detención del conductor que quiso pasar un piquete: “Es la Argentina del revés”

“El Gobierno autorizó la compra de 225 televisores para las cárceles: así los asesinos, los chorros y los violadores pueden ver el Mundial”, afirmó Feinmann esta mañana durante su programa de radio Mitre, Alguien tiene que decirlo.

Como publicó LA NACIÓN, el organismo intervenido por María Laura Garrigós de Rébori, abrió el llamado a licitación para la compra de los aparatos el 21 de julio pasado, y hace siete días se publicó en el portal Compar el listado de los tres oferentes que se presentaron para proveer a los establecimientos carcelarios de televisores de 32 pulgadas y de 55 pulgadas, de acuerdo con el número de expediente 2022-45569017.

Carcel de Ezeiza
Los internos de las cárceles federales podrán ver los partidos de la selección con televisores último modelo

El SPF prevé comprar 200 televisores con “pantalla LED, tamaño de la pantalla 32 pulgadas, tipo de resolución HD, Smart TV, con USB, con HDMI, Resolución máxima 1366px– 768 px, cantidad de puertos USB: 1 y con wi-fi”, según el pliego.

A Garrigós de Rébori le autorizaron un presupuesto de $11.024.775,00 para realizar la compra. Sin embargo, de las tres ofertas, solo dos pueden entregar el total de los 225 televisores, pero ambas están, al menos, seis millones de pesos por encima del dinero autorizado. Es decir, más del 50% del monto previsto para la “reposición de electrodomésticos y equipamientos”, como dice la autorización.

Después de describir la configuración de los televisores que comprará el Estado para proveer a las cárceles, Feinmann informó que “es para que los detenidos y el personal de las cárceles argentinas puedan disfrutar de los partidos de la selección argentina en el mundial de fútbol de Qatar, por 15 millones de pesos”.

En este sentido, el columnista de judiciales Gabriel Iezzi dijo que le llamaba la atención el nombre de la firma ABC Latinoamericana de Comercialización, “porque no es ninguna de las marcas que uno conoce ni tampoco conocemos la marca de los televisores, son datos que algunos hacen ver”.

Alfredo Leuco: “El Gobierno K se arrodilla ante el chavismo”

“Es increíble, los asesinos podrán ver los partidos de televisión, los que están en el cementerio, las víctimas, no, Dios mío”, finalizó Feinmann.

¿Sobreprecios para los televisores que irán a las cárceles?

De acuerdo con el análisis del periodista de LA NACIÓN José María Costa, en las tres ofertas se observa que el precio unitario por cada uno de los 200 TV de 32″ oscila entre los $64.7900 (de origen 100% nacional) y los $69.700 los que no lo son. En el caso del más barato, el mismo producto comprado en una cadena de electrodomésticos tradicional se consigue entre 40.000 y 45.000 pesos.

LA NACIÓN se contactó con las autoridades del SPF, pero declinaron expedirse sobre la compra que generó revuelo en un contexto donde se busca reducir el gasto público. En la actualidad, el Servicio Penitenciario Federal cuenta con ocho complejos y 27 unidades distribuidas en 13 provincias.