Barcelona y Real Madrid ya tienen puesto en las semifinales de la Copa del Rey. ¿Un nuevo Clásico a la vista?

La Copa del Rey se ha metido en medio de la liga española con cuatro partidos de alto voltaje en los cuartos de final, principalmente dos de ellos en los que están involucrados los cuatro primeros clasificados de LaLiga.

El miércoles Barcelona (1ro con 44 puntos) derrotó 1-0 a la Real Sociedad (3ro con 38) y avanzó a las semifinales.

Este jueves el Real Madrid (2do con 41) remontó para superar 3-1 al Atlético (4to con 31) y también logro el boleto a esa instancia.

El gol del Barça fue anotado por Ousmane Dembelé al minuto 52, después de que la Real se quedara con 10 hombres.

Al parecer Xavi Hernández ha encontrado su once con un versátil 4-4-2 que tiene en punto a Robert Lewandowski y Dembelé y que sacrifica a Raphinha para dar un mayor control en el centro del campo con Frenkie De Jong.

En tanto, el Real Madrid vino de atrás y un gol de Karim Benzema en el minuto 104 de la prórroga y otro de Vinicius Junior (122) sellaron el triunfo ante el equipo de Diego Simeone.

Álvaro Morata adelantó a los colchoneros al minuto 19 y Rodrygo empató en el 78’.

El sorteo de las semifinales (partidos de ida y vuelta) será el 30 de enero y ambos conjuntos pudieran enfrentarse antes de la discusión del título.

Sería un nuevo Clásico en el que el Barcelona llega más entero y sobre todo con más hambre que el Real Madrid, que está luchando por encontrar su nivel.

Desde luego el que gane recibirá una fuerte inyección anímica y tendrá el tercer título en importancia a tiro, por lo que se antoja que serían dos partidos muy disputados.

Por la otra orilla el Osasuna (7mo con 28 unidades) sorprendió el miércoles 2-1 al Sevilla (15to con 18), en un partido que necesitó de la prórroga y también está entre los cuatro mejores de la Copa.

Chimi Avila abrió el marcador por los de Pamplona al 71’, pero en el 95’ Youssef En-Nesyri empató sensacionalmente el partido 1-1 y lo mandó a tiempo extra donde volvió a anotar el Osasuna que se llevó el triunfo y mandó a casa al equipo andaluz, que ni en la Copa levanta cabeza.

El Athletic Bilbao (8vo con 26) superó este jueves 3-1 al Valencia (12mo con 20) y completó el cuadro de semifinalistas.

Los goles del club bilbaíno llegaron a la cuenta de Iker Muniaín (35’), Nico Williams (45) y Mikel Vesga (74), además del tanto de Oscar De Marcos en propia puerta (43’).

La jornada de esta Copa estuvo manchada por la polémica de las camisetas rivales, incluyendo un lío entre el Madrid y el diario Marca que le acusaba de no permitir la entrada de aficionados atléticos con su camiseta.

La Casa Blanca emitió un comunicado mientras en el Camp Nou, tras una polémica similar, se vieron camisetas de la Real Sociedad.

Es ridículo y a su vez preocupante que este comportamiento tercermundista en pleno siglo XXI suceda en un país con una de las mejores ligas del mundo, si no la mejor.

Hay que trabajar para que cualquiera pueda ir a cualquier estadio con la camiseta y bufanda del equipo, sin restricciones.

En tanto, la liga continúa y entre los partidos más atractivos está el Barcelona visitando a Girona (11ro con 21) el sábado y el Madrid recibiendo a la Real Sociedad el domingo, día que también se juega el Osasuna-Atlético en Pamplona.

Si bien la Real está teniendo un gran campeonato, en el que también Atleti, Villarreal y Betis tienen opciones, lo cierto es que todo indica que el título de liga, el segundo en importancia, se lo disputarán el Madrid y el Barça, que actualmente tiene tres puntos de ventaja y menos exigencia al disputar el repechaje de la Liga Europa ante Manchester el 16 de febrero.

El Madrid lo tiene más difícil al tener que pelear en la Champions, el primer título en importancia, ante el Liverpool en el partido de ida de octavos el próximo 21 de febrero.

De modo que se espera un final dramático entre el Madrid y Barça sin un claro favorito y con otro Clásico de la temporada de por medio. Así que hagan sus apuestas señores.