Gran parte del BCE estuvo a favor de subir los tipos de interés tres cuartos de punto en septiembre

Fráncfort (Alemania), 6 oct (EFE).- Gran parte del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) estuvo a favor de subir los tipos de interés en tres cuartos de punto porcentual, hasta el 1,25 %, en la última reunión de septiembre, pero no dejaron claro cómo serán las próximas subidas.

"Un número muy grande" de miembros del Consejo de Gobierno "expresó una preferencia por incrementar los tipos de interés del BCE en 75 puntos básicos", según muestran las actas de la reunión del 8 de septiembre, que la entidad monetaria publicó este jueves.

RESPUESTA PROPORCIONADA POR LA ELEVADA INFLACIÓN

Consideraron, según las actas, que la subida de 75 puntos básicos era "una respuesta proporcionada a las revisiones al alza de las perspectivas de inflación y una señal importante de que el Consejo de Gobierno estaba determinado a llevar la inflación de nuevo a su objetivo del 2 % a tiempo".

El Consejo de Gobierno consideró que el hecho de que la inflación haya sido más elevada de lo esperado y la revisión al alza de las proyecciones a medio plazo eran una llamada a "un ritmo de normalización de la política monetaria más rápido".

Además, los mercados ya habían descontado una subida de los tipos de interés mayor que en julio, cuando el BCE subió el precio del dinero en 50 puntos básicos, en respuesta a los últimos datos de inflación.

El BCE subió en septiembre sus tres tipos de interés oficiales en 75 puntos básicos.

Desde el 14 de septiembre, el tipo de interés de las operaciones principales de financiación, las subastas semanales, se sitúa en el 1,25 %.

La facilidad marginal de crédito, a la que presta a los bancos a un día, está en el 1,50 %; y la facilidad de depósito, a la que remunera los depósitos a un día, en el 0,75 %.

ALGUNOS, A FAVOR DE UN INCREMENTO DE MEDIO PUNTO PORCENTUAL

"Algunos miembros expresaron una preferencia por un incremento de las tasas de interés oficiales del BCE de 50 puntos básicos" por considerarlo suficiente para señalar la determinación a normalizar la política monetaria que iniciaron en julio, añaden las actas.

Los que estaban a favor de una subida de medio punto porcentual argumentaron que la posible recesión "mitigaría las presiones inflacionistas" y que por ello hubiera sido suficiente para llevar la inflación al 2 % a medio plazo una vez que hubieran disminuido los impactos transitorios.

La guerra de Rusia en Ucrania aumenta el riesgo de "una fuerte subida de la inflación" y ese riesgo era el que se debía afrontar, pero "una respuesta demasiado agresiva podría exacerbar una recesión, con pocos beneficios para la inflación a corto plazo", según los miembros partidarios de una subida menor.

También argumentaron que el crecimiento salarial en la zona del euro era moderado y que hay "poca evidencia de efectos de segunda vuelta".

Los efectos de segunda vuelta se producen cuando la subida de la inflación provoca un alza de los sueldos.

A veces esta subida es directa, mediante ajustes salariales ligados al índice de precios de consumo (IPC), pero en otras ocasiones, a través de las negociaciones de los convenios colectivos.

El BCE revisó al alza en septiembre sus previsiones de inflación y calcula que los precios subirán un 8,1 % este año.

Pero para el 2024 prevé que la inflación habrá bajado hasta el 2,3 %.

Por ello los miembros partidarios de un incremento del precio del dinero de medio punto porcentual opinaron que los pronósticos de inflación para 2024 no eran "suficientemente grandes para exigir una respuesta más agresiva" porque se desconoce cómo va a frenar la inflación la demanda interna en la zona del euro.

Además, observaron que la zona del euro estaba menos afectada por un exceso de demanda que EEUU.

El Consejo de Gobierno consideró que "un incremento de 25 puntos básicos era claramente insuficiente" para frenar la inflación.

CONSENSO

"Al final de las discusiones, todos los miembros llegaron a un consenso para incrementar los tres tipos de interés oficiales del BCE en 75 puntos básicos", según las actas.

También reiteraron que sus decisiones en el futuro dependerán de los datos económicos y que en las próximas reuniones las subidas de los tipos de interés no deben ser necesariamente de esa magnitud.

(c) Agencia EFE