Bebés en gestación varían sus expresiones faciales según las comidas que ingiera su madre

·2  min de lectura
El café en dosis moderadas no produce ningún daño al feto, explica el doctor Casagrandi
Embarazadas. - Créditos: @BBC Mundo

Los bebés en gestación en el vientre materno reaccionan con expresiones faciales diferentes a los sabores y olores de las comidas que ingiere su madre, según un estudio realizado por investigadores de la universidad británica de Durham y de la francesa de Borgoña.

En el estudio publicado por la revista Psychological Science, los científicos llegaron a esta conclusión por primera vez tras analizar ecografías 4D realizadas a 100 mujeres de 18 a 40 años que estaban embarazadas de 32 a 36 semanas, según la agencia AFP.

Estas imágenes han permitido observar la forma en la que los futuros bebés reaccionan cuando su madre come zanahoria o kale. Ante la zanahoria, los fetos mostraron una “cara riendo”, mientras que los que cuya madre había kale tenían una “cara llorosa”, afirmaron los científicos.

“Varios estudios habían sugerido que los bebés podían saborear y oler en el útero, pero estaban basados en resultados después del nacimiento. Nuestro estudio es el primero en hacer hincapié en estas reacciones antes del parto”, señaló Beyza Ustun, investigadora de la Universidad de Durham y autora principal del estudio.

El ser humano percibe los sabores combinando el gusto y el olfato. En los fetos, los investigadores creen que el mecanismo podría producirse a través del líquido amniótico del útero.

WI-38 es una de las líneas celulares más usadas en todo el planeta y se obtuvo a partir de un feto humano de tres meses
Imagen ilustrativa - Créditos: @BBC

“Observando las reacciones faciales de los fetos, podemos suponer que pasan una serie de estímulos químicos en la alimentación de la madre en el entorno del feto”, precisó el profesor Benoist Schaal, de la Universidad de Borgoña y coautor del estudio.

“Esto podría tener un papel muy importante en nuestra comprensión del desarrollo de nuestros receptores gustativos y olfativos, así como de la percepción y la memoria con los que están vinculados”, prosiguió.

Según los investigadores, estos resultados podrían contribuir a informar a las madres sobre la importancia de una alimentación sana durante el embarazo.

Los autores del estudio también empezaron a analizar si el régimen alimentario de las mujeres embarazadas podría tener un impacto en las preferencias del bebé después de nacer.

Agencia Télam