Ben Affleck está 'harto' de los paparazzis y de las burlas hacia él en las redes sociales

·2  min de lectura
Ben Affleck y Jennifer López credit:Bang Showbiz
Ben Affleck y Jennifer López credit:Bang Showbiz

Aunque parecía que todo iba "viento en popa" en la relación entre Ben Affleck y Jennifer Lopez, el actor ha vuelto a lidiar con los problemas que en el pasado hicieron que su compromiso se rompiera.

Fuentes cercanas a la pareja han revelado al sitio Page Six que el protagonista de 'Batman', está asustado por la cantidad de paparazzis que siempre están a su alrededor y ser el centro de atención, después de retomar su relación y casarse con la interprete de 'On The Floor'.

"Ben estaba un poco asustado en París. Los fotógrafos llegaron a un nivel completamente nuevo para él. Fue un nivel casi de princesa Diana", dijeron los informantes.

Ya en 2002 la fotogénica pareja se enfrentó a una atención mediática sin precedentes. Incluso tuvieron que posponer su primera boda planeada en 2003 después de que se vieran obligados a llegar a considerar la posibilidad de tener "novias señuelo" en su gran día.

En un comunicado publicado el día antes de las nupcias, dijeron: "Debido a la excesiva atención mediática que rodea a nuestra boda, hemos decidido posponer la fecha". Pero la fecha nunca llegó, pues rompieron su compromiso meses después.

Si bien Ben está acostumbrado al asedio de los fotógrafos y sus flashes, según las fuentes, el actor sintió que en su luna de miel en País "fue como un tsunami". Mientras que, "Jen, que está hecha de acero, sabe cómo lidiar con la atención, aunque todavía se enoja", relató la fuente.

Otra razón por la que la estrella de Hollywood no soporta más la atención mediática es que, a diferencia de su esposa de 53 años que siempre luce perfecta en todas las fotos, él siempre "parece estar hecho para los memes", asegura el medio.

Entre las imágenes de su reciente viaje que rápidamente se hicieron virales en las redes sociales, destaca una en la que aparece dormido con la boca abierta en la parte delantera de un crucero por el río Sena, con Jennifer y sus respectivos hijos. También fue fotografiado con los ojos llorosos en La Girafe, en la plaza del Trocadero, frente a la Torre Eiffel.

Los fotógrafos también captaron a la pareja besándose en el restaurante Le Matignon, cerca del Palacio del Elíseo, y casi todos los demás momentos de su viaje.

Después de esos intensos días, ahora Ben ha regresado a Los Ángeles, mientras que la cantante ha estado de vacaciones en Italia tras su actuación en la Gala LuisaViaRoma x Unicef Capri.