Entiendo a la perfección la decisión polémica del jurado del Benidorm Fest

·5  min de lectura

Por Alberto Cano.- Terra de las gallegas Tanxugueiras partía como una de las canciones favoritas a ganar el Benidorm Fest y a representar a España en Eurovisión el próximo mayo en Turin. Desde que el tema salió al mercado el pasado diciembre, se ha convertido en una de las candidaturas más admiradas gracias a su fuerza melódica, a su arraigo en la tradición gallega, al uso de las lenguas cooficiales de España y a su “Non hai fronteiras" (No hay fronteras) como mensaje a trasladar a Europa.

Que no haya parado de acumular escuchas, de ser tendencia en plataformas como Youtube, de ocupar los primeros puestos en las páginas de apuestas o de estar en boca de público y eurofans, la convertía en una candidata idónea a imponerse a otros temas potentes de la preselección como Ay mamá de Rigoberta Bandini, Calle de la llorería de Rayden o SloMo de Channel, entre muchos otros. Sin embargo, durante la primera semifinal del Benidorm Fest ocurrió algo que nos dejó perplejos: El jurado, cuya valoración supone un 50% de los resultados del certamen, no la eligió como una de sus cuatro candidatas a pasar a la final.

Sabela Maneiro y Aida Tarrí­o de Tanxugueiras en la presentación del Benidorm Fest (Foto: Carlos Alvarez/Getty Images)
Sabela Maneiro y Aida Tarrí­o de Tanxugueiras en la presentación del Benidorm Fest (Foto: Carlos Alvarez/Getty Images)

Formado por la compositora Natalia Calderón, la coreógrafa de Tu cara me suena Miryam Benedited, la inspectora de Orquesta y Coro de RTVE Estafanía García, el director artístico Marvin Dietman (responsable de puestas en escenas como la de Conchita Wurst en Eurovisión) y el jefe de la delegación eurovisiva islandesa Feliz Bergsson, el jurado del Benidorm Fest otorgó 39 puntos a Varry Brava y su Raffaella, otros 39 a Azúcar Moreno y su Postureo, 41 a Blanca Paloma y su balada Secreto de agua y posicionaron a Chanel y su SloMo como su gran favorita con 55 puntos. Por detrás quedaban Tanxugueiras con Terra con 38 puntosy Unique con Mejores con 28.

Tras conocerse estos resultados, el público, tanto en redes como el presente en el Palau Municipal d'Esports L'Illa de Benidorm, no tardó en mostrar su indignación ante la puntuación otorgada a la formación gallega. Los abucheos resonaron en televisión, el presentador Maxim Huerta tuvo que llamar a la calma y en Twitter no pararon de sucederse comentarios contra el jurado. Predominaron quejas que señalaban la injusticia de que solo cinco personas decidieran el 50% de los votos y que este difiriera tanto de la opinión del público, que situó a Terra como la ganadora en televoto y en segunda posición en el porcentaje que elegía un jurado demoscópico (datos con los que consiguió pasar a la final).

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Sin embargo, creo que los espectadores se dejaron llevar por el cariño que guardan a la canción de Tanxugueiras y no entraron a valorar la actuación que pudimos ver durante esta primera semifinal. Por muy buena que sea Terra, que es mi canción favorita del Benidorm Fest junto a Ay mamá de Rigoberta Bandini, pienso que el trabajo escénico que se vio en televisión estuvo lejos alcanzar la fuerza que transmite el tema cuando uno lo escucha. En su deseo de llevar al certamen la tradición gallega en su más pura esencia, el grupo llenó el escenario con estructuras, dos bailarines ejecutando danzas tradicionales, panderetas, vídeos de fondo o un percusionista, a lo que se sumaba un vestuario repleto de bisutería y brillos. Y pasaban tantas cosas a la vez que creo que acabo siendo un caos escénico.

Con todo lo que ocurría en pantalla me era imposible centrarme en la canción o en algo concreto. Además, la realización tampoco ayudó, puesto que el abuso de planos generales para mostrar todo lo que sucedía sobre el escenario, la ausencia de primeros planos de las Tanxugueiras o el dejar que los bailarines tengan tanto protagonismo durante gran parte de la actuación, las dejaba a ellas en un segundo plano y me fue muy difícil sentir la potencia de un tema como Terra.

De un momento a otro, sentí como una de mis grandes favoritas para representar a España en Eurovisión se me caía del podio, y más comparándola con otras actuaciones que vimos en la primera semifinal como el precioso intimismo de Blanca Paloma y su Secreto de agua, el increíble número de baile de Chanel con SloMo al nivel de las grandes divas eurovisivas o lo resultona que se vio Raffaella de Varry Brava. Por eso no me extrañé en absoluto cuando el jurado dejó a las Tanxugueiras fuera de su selección. Al final, Eurovisión es mucho más que una canción. Tienes que vender una candidatura donde se va a valorar el conjunto de una actuación y no solo la composición o calidad vocal. Y con un despliegue escénico tan ruidoso pocas opciones habría de destacar, sobre todo valorando que la mayor parte del público europeo desconoce el folclore gallego y Terra podría desconcertar demasiado mostrada así.

Bien es cierto que esta es solo su actuación para el Benidorm Fest y que, en el caso de que ganaran este certamen local, podrían ir a Eurovisión con una escenografía muy diferente. Pero el jurado estaba valorando lo que veían frente a sus ojos. Además, tampoco creo que hayan desmerecido el gran tema que es Terra. Si analizamos los resultados, la formación gallega no entró por los pelos entre los cuatro candidatos seleccionados por los jueces, quedándose en quinto puesto con 38 puntos bajo un doble empate de 39 entre Varry Brava y Azúcar Moreno. Y no me parece correcto que se ataque tan a la ligera al funcionamiento del festival cuando por primera vez en muchos años RTVE está demostrando hacer las cosas bien en Eurovisión.

Hay cosas por mejorar, y tal vez que el jurado sea una muestra tan reducida de cinco personas con tanto porcentaje de voto puede ser una de ellas. Pero los abucheos e incluso acusaciones de tongo porque no gane alguno de nuestros favoritos me parecen muy fuera de lugar, sobre todo valorando el gran nivel musical que hay en este Benidorm Fest, porque, aunque estuviéramos empeñados en que había unas claras favoritas a representarnos en Turin en mayo, esta nueva preselección española está llena de grandes propuestas. Y creo que hay quedado demostrado sobre el escenario de esta primera semifinal.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.