Las rabietas de los famosos

Yahoo! Editorial
Artista del Momento

Texto: Sofía Orsay

Los famosos suelen comportarse de maravilla frente a las cámaras, pero, como nadie es perfecto, a veces se les escapa alguna rabieta que es capturada por los paparazzi. Te mostramos nuestros cinco momentos favoritos de celebridades enojadas.

Lindsay Lohan y Charlie Sheen/ Getty Images

1. Charlie Sheen tiene una larga historia de comportamiento errático, desde acusaciones de consumir drogas y alcohol, hasta acompañantes cuestionables y denuncias por violencia doméstica. Pero cuando atacó en dos entrevistas a Chuck Lorre, el creador de su show Two and a Half Men, llamándolo “Troll” y otras cuantas cosas, fue que CBC y Warner finalmente se cansaron y buscaron a un reemplazo para la estrella.

2. A Kanye West le cuesta mantenerse sereno, y suele hacer alguna que otra rabieta en público de vez en cuando. Hace unos días, mientras caminaba con su novia Kim Kardashian por la calle, y rodeado de varios paparazzi, chocó contra un poste. Al ver a los fotógrafos capturando su momento embarazoso, les gritó que lo dejaran tranquilo, y hasta amenazó con golpearlos.

3. La actriz de Glee, Amber Patrice Riley, fue a un club nocturno con 30 de sus amigos, y demandó que les sirvieran bebidas gratis. Cuando el manager sólo les regaló una botella, Riley gritó que se iría de allí, porque nunca la habían tratado con tan poco respeto. Luego, escribió desde su cuenta de Twitter: “¡Todos en ese club son mentirosos y ladrones!”.

4. Lindsay Lohan ha enfrentado cargos por robo, ha ido a rehabilitación, pasado un tiempo en prisión, y se ha presentado alcoholizada a trabajar. Además, suele contestar de manera abrupta a los periodistas. Pero cuando llegó casi una hora tarde para hacer su servicio comunitario -ordenado por la corte- en la morgue de Los Ángeles, nadie pudo creerlo. ¿Acaso no había ninguna línea que la actriz no estuviera dispuesta a cruzar?

5. Naomi Campbell es muy apegada a su equipaje. El año pasado, en una conexión en Londres, descubrió que la aerolínea había perdido su maleta, y armó un escándalo de película. Gritó a las azafatas que intentaban hacerla subir al avión, y también a los otros pasajeros, y cuando la seguridad del aeropuerto intentó calmarla, escupió en la cara de un oficial y comenzó a pegarle en el pecho. No será necesario aclarar que el avión despegó sin ella.

Fuentes: The New York Times (nytimes.com), Perez Hilton (perezhilton.com), TMZ (tmz.com), The Huffington Post (huffingtonpost.com) y Fox News (foxnews.com).

Tal vez te interese:

Belinda, famosa por sus caprichos

Instagram y la revolución del paparazzi