Un baño con todas las luces

Por lo general, es el sitio de la casa en que menos atención ponemos a la hora de iluminar. Lo dejamos como última prioridad y no nos damos cuenta de que debe ser una de las zonas en que más debemos reparar: allí las mujeres se maquillan, los hombres se afeitan y nos damos el último vistazo antes de salir.

buffett.jpg
buffett.jpg

Lo más usual, entonces, es colocar una poderosa luz blanca y solucionar con ella todas las necesidades. Pero realmente podemos crear un clima muy agradable para que se convierta en un espacio placentero.

En los baños, lo ideal es poder equilibrar una luminosidad potente con otra suave. Por supuesto, no hay que olvidar las ventajas de contar con la luz natural. Es por eso que, si existe la opción de que haya una ventana, hay que tratar de aprovecharla de la mejor manera posible. Siempre es mejor poder ubicarla de costado al espejo para que los rayos del sol no vayan directo sobre la cara, ya que si está de frente o detrás el reflejo puede molestar.

Si lo que se desea es darle intimidad al ambiente, una cortina traslúcida o un vidrio esmerilado serán de gran ayuda. Por otra parte, colocar espejos también favorecerá que la claridad se amplíe.

Los de buenas medidas: si el espacio es generoso, puede quedar muy bonito iluminar por sectores. En la zona del WC basta con una luz neutra o fría, a diferencia del espejo que es donde necesitamos una iluminación más directa y puntual. Allí es en donde nos mirarnos detalladamente. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas claves para no equivocarse y obtener sólo contraluces y sombras indebidas. Las lámparas deben irradiar de forma pareja, es decir, de frente y no sobre el espejo o debajo de este. Así que es conveniente colocar una hilera a cada lado de la misma forma que en el camerino de un actor. Por otra parte, gracias al reflejo otra vez estaremos ampliando las posibilidades de iluminación.

Respecto de la zona de la tina, es un espacio en el que nos gusta relajarnos. Por lo tanto, es acertado colocar una luz más cálida y tenue, que brinde un clima distendido. Para las ocasiones especiales, las velas también pueden resultar un buen recurso, ya que crean una escenografía romántica.

Este tipo de baño con medidas amplias permite colocar artefactos grandes y de época, tales como arañas o lámparas con caireles, que le dan un estilo particular y crean una luz general.

Los pequeños: no hay demasiadas opciones. En este caso, hay premisas que pueden resolver la falta de espacio.

- Un dimmer: con una sola luz general que permite ser regulada según la ocasión.
- Tonos claros: pintar las paredes de blanco o marfil favorece una buena luminosidad.
- Artefactos embutidos: ahorran espacio y son muy sobrios, es decir, pueden combinar con diferentes tipos de decoración.
- Espejo: hay que saber ubicarlo estratégicamente para que, además de brindar la sensación de un espacio más amplio, duplique las posibilidades de iluminación.
- Los revestimientos brillantes: porcellanatos, mosaicos espejados y azulejos, también pueden ayudar ganar más luz.
- Mampara trasparente: permite el paso de la luz de un sector al otro, evitando que se creen zonas sombrías u oscuras.

Algunas ideas que ayudan en cualquier baño:
-Una claraboya en el techo para que entre la luz natural.
-Si debe colocar lámparas sobre el espejo, se las puede recubrir con un vidrio esmerilado para difuminar la luz y evitar contrastes.
-Cuando se desea destacar algún sector decorativo, como por ejemplo mosaicos especiales o una fotografía, se puede colocar un spot con luz directa.

Tal vez también te interese:

Baño al natural

Cómo sobrevivir a los ambientes oscuros

Cómo decorar con color

Sigue a Yahoo! Como en casa en Twitter y hazte fan de Yahoo! Como en casa en Facebook.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.