Susana confunde al Dalai Lama

Manola Urquiza
Dale Rewind

Ni la paciencia, espiritualidad e iluminación del Dalai Lama pudo ayudarlo a entender el enredo que Susana Giménez le planteó en forma de pregunta. La presentadora argentina quería que el hombre le explicara "los cuatro puntos de la felicidad" que una vez ellos discutieron cuando se habían conocido en Deli.

La cara de confusión del lama es un poema. Él no parece recordar haber conocido a Susana anteriormente, tampoco puede entender lo que ella insiste en explicar como los "cuatro puntos". En un momento, rompe en risas y le admite "no recuerdo" lo que ella alega que él le enseñó.

Luego explica cómo llevar una mejor vida dejando actitudes egoístas a un lado. Susana tal vez debió considerar la presencia de un traductor para sacarle mejor provecho a esta gran oportunidad de entrevistar a alguien de ese nivel. También hay que darle crédito, con un papelón como este yo hubiera insistido en que se quemara la grabación.