Decorar con velas

Decoblog

Hace muchos años, las velas se usaban solamente cuando la electricidad se cortaba o en mesas muy elegantes para ocasiones especiales. A nadie se le hubiera ocurrido usar velas como parte de la decoración en los años 70 u 80. Sin embargo, desde fines de la década de los 80, el uso de velas en la decoración comenzó a volverse popular y hoy en día es raro encontrar un hogar que no tenga velas decorativas en alguno de sus ambientes.

Foto: Mafe Molinari



Existen tantas variedades de velas como de gustos; diferentes formas, colores y aromas hacen que podamos incorporarlas a cualquier tipo de decoración, creando un ambiente más íntimo y relajado. Si bien no existen reglas estrictas en cuanto al uso de las velas decorativas, hay ciertos tips que puedes seguir para sacar el máximo provecho al momento de decorar.


Foto: Mafe Molinari


1. Velas aromatizadas: Evita este tipo de velas en las comidas, ya que pueden interferir con el aroma de los alimentos. Para las mesas es mejor elegir velas sin aroma, pero puedes utilizar las velas aromáticas en el resto de los ambientes, sobre todo en lugares donde los olores son más intensos, como la cocina y baño.

2. Ubicación: Coloca las velas alrededor del ambiente, no solo sobre una mesa. Cuando la luz de las velas llega desde diferentes direcciones, el ambiente luce más cálido y romántico. Ubica las velas encima de una consola o buffet, en candelabros de pared o en el borde de una ventana.

3. Contenedores: Cualquier cosa que sea resistente al fuego puede transformarse en un recipiente para velas o candelabro. Frascos vacíos de colores o transparentes, pequeñas tazas antiguas, platos, etc. Una idea muy divertida para una mesa informal o una comida en un patio es utilizar un frasco grande transparente al que le colocas arena en la base y pones en él varias velas alargadas, como si fuera un ramillete. Puedes decorar el frasco con una cinta o lazo.

Foto: Mafe Molinari




4. Económicas y fáciles: Las velas pueden llegar a ser muy caras dependiendo del tamaño, el aroma, etc. Cuando no quieras gastar tanto dinero, utiliza tea lights, esas velas pequeñas que vienen en envases metálicos. Son bien económicas y pueden crear un gran impacto si pones varias juntas, ya sea en una mesa, estantería o bar.

5. Clásica y moderna: Trata siempre de combinar las velas con el tipo de decoración que tienes en casa. Si tienes una decoración moderna puedes elegir velas de formas y colores más extravagantes (cuadradas, rectangulares, pirámides,etcétera), pero si tu casa está decorada de una manera más clásica, usa velas de formas redondeadas y colores neutrales, como blanco, crema y marfil.


Quizás te interese:

Decorar con tonos neutrales

Cómo combinar arreglos florales

El estilo Shabby Chic