El talento oculto por la que la niña de ‘Parque Jurásico’ dejó el cine

M. J. Arias

Ariana Richards, la niña protagonista de Parque Jurásico, tiene dos talentos. El primero, de sobra conocido, es el de gritar como nadie cuando un dinosaurio intenta devorarla. El segundo, y hasta ahora desconocido para la mayoría, la pintura. Resulta que la californiana decidió desaparecer del mapa cinematográfico hace ya algunos años para seguir formándose y desarrollar su pasión por el pincel.

Con treinta y dos años a sus espaldas, Richards ha explicado en una entrevista a Yahoo! Movies por qué se apartó del cine y a qué ha dedicado estos últimos años. "Estudié para licenciarme en Actuación y Bellas Artes", aclara.

[Relacionado: ¿Qué fue de los actores de Parque Jurásico?]

Desde entonces ha estado perfeccionando su arte. De hecho, puede presumir hasta de haber ganado algún premio con sus cuadros (algunos de los cuales puedes ver en este post). En 2005 se alzó con el premio principal de la competición nacional estadounidense de pintura al óleo. "Fue increíble. Algunas personas no sabían que además de actuar también amo el arte y soy pintora".

Hasta hoy su papel más conocido es el de aquella adolescente de 12 años nieta del creador de Parque Jurásico, que se pasaba gran parte de la película cubierta de barro y gritando. Con 33 años cumplidos, Richards recuerda con cariño cómo fue su participación en el fenómeno saurio de los noventa que ahora intentar revivir.

[Te puede interesar: Los increíbles dinosaurios de Spielberg para 'Jurassic Park 4']

Dice que Steven Spielberg la conocía por algún trabajo anterior y le pidió una prueba un tanto extraña. Lo único que tenía que hacer era grabarse gritando. Lo hizo y convenció al director. Sobre todo cuando este decidió probar el efecto del grito de la joven actriz con su mujer.

Cuando estaba medio dormida en la tranquilidad de su casa, lo puso para ver qué pasada. Su señora esposa se asustó tanto al oírlo que corrió a ver qué les pasaba a sus hijos.

Tras el éxito de la primera parte de Parque Jurásico en 1993, Richards se limitó a algún que otro cameo y a formarse artísticamente.

[Y también: La alocada versión de 'Jurassic Park 4' que estuvo a punto de ver la luz]

Pero ahora, dos décadas después de aquello, ha decidido volver a ponerse delante de una cámara y compaginar la actuación con la pintura: el próximo año estrenará Wards Island.