De la niña de Spy Kids ya no queda nada de nada

ES Movies

Todos recordaréis a Alexa Vega, la niña que triunfó en el cine con la saga infantil creada por Robert Rodriguez para deleite de toda una generación. Pues bien, apuesto a que si hoy la vierais en otra película la mayoría de vosotros no la reconocería en absoluto. Y no es para menos, fijaos en la siguiente foto y maravillaos de cómo ha crecido la dulce Carmen Cortez.

La joven, que ya ha cumplido los 23 años, ha tuiteado esta foto que nos ha dejado impresionados. Parece que en estos momentos está rodando la película 'Machete Kills', la segunda parte de la violenta y alocada cinta protagonizada por Danny Trejo y que vuelve a tener a su padrino en la silla de dirección.

Con ese bikini metálico, la cadena y la sombra de ojos, por no hablar de su estupenda forma física, está claro que Alexa ya se siente toda una mujer, y como tal posa así de sexy frente a la cámara. Mira por dónde Rodriguez ha encontrado un nuevo reclamo femenino para su película que ya cuenta con dos bellezones latinos, Sofía Vergara y Jessica Alba, además de Vanessa Hudgens y Amber Heard. ¿Les hará la competencia a estas devoradoras de portadas? Pues nunca digáis nunca.

[Relacionado: Emma Watson, de Harry Potter al drama erótico de moda]

Precisamente en la película Alexa interpreta a un personaje tan salvaje como el 'look' que nos muestra en la foto, el de una asesina llamada KillJoy que trabajará directamente para Sofía Vergara, el el filme Madame Desdemona. El guión de la película gira en torno al reclutamiento de Machete por parte de los Estados Unidos para que les ayude en su lucha contra un peligroso traficante de armas mexicano. Ya os podéis imaginar el vendaval de tiros, explosiones y decapitaciones que saldrá de aquí, especialmente si visteis la primera parte.

[Te puede interesar: Emma Stone, también alcanza la madurez en Gangster Squad]

Por cierto, ya hay quien dice que a Alexa le ha venido fenomenal el divorcio de su marido Sean Covel, de 36 años, el pasado 5 de marzo por las consabidas "diferencias irreconciliables" tras dos años de matrimonio. Puede que sean comentarios maliciosos pero lo que sí está claro es que a la actriz se la ve con más ganas que nunca de volver a coger las riendas de su carrera, por lo que mucho ojo que nos da que ha vuelto para quedarse. Al menos si tras el estreno de 'Machete Kills' el público le da su beneplácito.